Las luchas ideológicas entre diferentes grupos revolucionarios y su fusión: la experiencia en india de 1950 a 2004 Amit Bhattacharyya

Las luchas ideológicas entre diferentes grupos revolucionarios y su fusión: la experiencia en india de 1950 a 2004

Amit Bhattacharyya
Profesor del Departamento de Historia
Universidad de Jadavpur
Calcula, India

Permítanme expresar mi profunda gratitud a la Dra. Nazira C. Camely de Departamento de Economía, Universidad Federal Fluminense, Niteroi, Río de Janeiro, por invitarme a formar parte activa del VI Seminario Internacional sobre Capitalismo Burocrático, a tener lugar entre los días 9 y 14 de octubre de 2016. Estoy también agradecido de los académicos, investigadores, estudiantes y amigos de otras instituciones y asociaciones esparcidas por diferentes partes de Brasil y también aquellos de otros países que han tenido la amabilidad de estar presentes hoy y escuchar mi exposición. Estoy muy feliz de estar aquí nuevamente entre ustedes. Esto es volver a fortalecer los lazos entre amigos de diferentes países.

En la larga historia del movimiento revolucionario comunista de la India, que se ha desenvuelto por más de cincuenta años, ha habido muchas luchas en el frente ideológico, tanto al interior de las fuerzas revolucionarias como también entre las fuerzas revolucionarias, por una parte, y las fuerzas revisionistas, por la otra. Hubo algunos aspectos que tuvieron en común y también otros que no lo fueron. Esta historia puede ser dividida en unas cuantas grandes fases. Ler mais

EL IMPERIALISMO HOY, UN HOMENAJE AL CENTENARIO DE LA OBRA DE LENIN: EL IMPERIALISMO FASE SUPERIOR DEL CAPITALISMO

EL IMPERIALISMO HOY, UN HOMENAJE AL CENTENARIO DE LA OBRA DE LENIN: EL IMPERIALISMO FASE SUPERIOR DEL CAPITALISMO

 

 

 

LA SITUACIÓN ACTUAL Y LOS ELEMENTOS

QUE HAY QUE TENER EN CUENTA

Situación internacional

Revolución y contrarrevolución en el mundo. La situación del imperialismo, en el lecho de muerte pero todavía no muerto (Lenin), se empeora, y como bestia herida de muerte da manotazos descargando su crisis sobre nuestros países e incrementando la disputa entre ellos por el reparto y nuevo reparto, desatando sus guerras de agresión en los diferentes continentes (puntos candentes), uno de los cuales, el más candente hoy, está en el Medio Oriente Ampliado (MOA).

Se profundiza la crisis económica y la crisis en todos los órdenes, que ya padecen nuestros países por su condición de países semicoloniales o coloniales y semifeudales, donde se desenvuelve un capitalismo burocrático al servicio del imperialismo.

La reacción acicatea la revolución: la ofensiva contrarrevolucionaria general contra el marxismo, el Partido, el socialismo y la dictadura del proletariado dirigida por el imperialismo yanqui como potencia hegemónica única, en colusión y pugna con la otra superpotencia atómica, Rusia (el perro flaco), y las demás potencias imperialistas, entró en declive a finales de los 90. Esta la enfrentamos con la contraofensiva revolucionaria marxista-leninista-maoísta pensamiento gonzalo dirigida por el PCP y la guerra popular.

Desde comienzos del presente siglo la ofensiva contrarrevolucionaria general pasó a desenvolverse como “guerra contra el terrorismo” o “contra la barbarie del islamismo”, algunas veces presentada de forma descarada como “guerra entre barbarie y civilización” o contra el “sectarismo y el dogmatismo religioso”.

Esta ofensiva contrarrevolucionaria busca legitimar la guerra de agresión imperialista contra las naciones oprimidas, presentar la guerra de agresión imperialista por partición y nuevo reparto de los países del Tercer Mundo, especialmente del MOA. Es decir, busca crear opinión pública favorable a la guerra de rapiña imperialista y el genocidio como “guerra justa” (Hugo Groccio). Pretende dividir el movimiento antimperialista en sus propios países y en el Tercer Mundo. Cínicamente presentan a las fuerzas nativas a su servicio en los países oprimidos ocupados como “libertadores”, “nacionalistas” y “revolucionarios”. Con ello tratan de impulsar la acción del oportunismo y el revisionismo a su servicio.

Como estableció el Presidente Mao, los pueblos luchan por la revolución, las naciones por su emancipación y los países por la independencia. Que se expresa en la lucha de liberación nacional en los países del Tercer Mundo.

Los pueblos se lanzan con las armas que tienen a su alcance para dar muerte al ocupante y oponen su terror contra el terror más sofisticado y la barbarie más primitiva de los imperialistas. Con las armas que tienen y la forma de hacer la guerra que conocen desde siglos. Y lo hacen no sólo en lo militar con uñas y dientes, etc., sino también con la ideología y la política que tienen. El problema es la necesidad del Partido Comunista que dirija sus luchas, por eso no cuentan con la ideología científica del proletariado, el maoísmo, y con la guerra popular, la teoría militar más alta de la última clase de la historia. Pero eso no los detiene y demuestra que las masas están luchando, que el problema está en nosotros.

Para enfrentar al ocupante bañado en sangre del pueblo, las masas de esos países se levantan en tempestuosas luchas armadas de diferente tipo y guerras populares para hacer frente a la agresión imperialista, a sus guerras de agresión, o para prepararse para ellas y, aún, en ausencia de ellas para hacer la revolución democrática, lo que corresponde a todos nuestros países del Tercer Mundo que entra hasta la vieja Europa.

Las contradicciones se agolpan. La guerra regresa a los países imperialistas como respuesta de las naciones oprimidas a la guerra de agresión imperialista por partición y nuevo reparto de los países oprimidos. Los imperialistas reciben en su propio suelo las consecuencias de su barbarie. Los Estados imperialistas se reaccionarizan aún más, avanzan en la centralización absoluta y la militarización. Mayor supresión de lo conquistado por el proletariado en duras y ardorosas jornadas como salarios, derechos, etc. Los Estados imperialistas se van transformando cada vez más en cárceles para los obreros.

A los imperialistas la casa se les comienza a incendiar como parte de ese movimiento de regreso, pues la guerra acicatea todas las contradicciones, entre ellas, la contradicción proletariado-burguesía en estos países. Es indudable que el proletariado responde a la crisis y a la mayor explotación y opresión, eso se expresa en luchas cada vez más militantes y masivas. El proletariado despierta y la tarea atrasada da muestras de avance seguro.

Más todavía, algunos de los obreros a los cuales los imperialistas enviaron a masacrar a los pueblos de las naciones oprimidas, ante la ignominia vivida en el genocidio contra los oprimidos en el exterior y, ante la propia ignominia a que los somete su burguesía imperialista, vuelven sus armas contra el imperialismo de su nación (como hemos visto en los EE.UU.).

Todo esto se produce en la ofensiva estratégica de la revolución mundial, iniciada en torno a los 80 con la Guerra Popular en el Perú, cuando desde inicios de los 90 del siglo anterior hemos entrado en una nueva gran ola de la revolución proletaria mundial (Discurso del Presidente Gonzalo del 24 de septiembre de 1992) y hoy se desarrolla con luchas armadas de resistencia por doquier y el desarrollo de la Guerra Popular en la India, la brega de los comunistas en el Perú para reorganizar su Partido y darle un nuevo impulso a la guerra popular; la tendencia histórica y política principal es la revolución por lo que la guerra popular en el mundo vencerá todos los obstáculos y avanzará poderosamente.

El maoísmo está siendo encarnado por el proletariado y los pueblos del mundo, generando Partidos Comunistas y nuevas guerras populares. Aquí los hechos: fundación del PCI (M) en 2004 y desarrollo de la Guerra Popular en la India, de gran importancia para la revolución mundial por darse en un inmenso país con una población de más de mil doscientos millones. Se avanza en los diferentes países del Tercer Mundo y en los mismos países imperialistas en la tarea atrasada de la reconstitución de los partidos comunistas como partidos marxistas-leninistas-maoístas, de nuevo tipo, militarizados para pasar a desarrollar de inmediato nuevas guerras populares. Esto último, es lo principal tomado estratégicamente, en perspectiva, más aún si nos desenvolvemos dentro del período de los 50 a 100 años donde desaparecerá el imperialismo barrido por la guerra popular mundial.

Enfrentar al imperialismo, a la semifeudalidad y al capitalismo burocrático para barrerlos de la faz de la Tierra, demanda a los maoístas contar con Partidos Comunistas para hacer guerras populares y darle un poderoso impulso al siempre vivo movimiento comunista internacional. Partidos forjados en la lucha de clases y la lucha de dos líneas, que practican la lucha irreconciliable e implacable contra el revisionismo y el oportunismo para hacer la propia revolución como parte y al servicio de la revolución mundial.

Necesitamos reunificar a los comunistas a nivel mundial; en perspectiva, necesitamos contar con una nueva Internacional Comunista. Esta irá surgiendo de la coordinación de los Partidos que están ya dirigiendo guerras populares y los que entren a dirigir las nuevas. Sólo así cambiaremos la correlación de fuerzas entre revolución y contrarrevolución en el Mundo.

Estamos avanzando en combatir la dispersión. Diversos encuentros y declaraciones conjuntas de diverso tipo ya se han producido. En esto se van dando pasos importantes, buen trecho ya hemos caminado después de la voladura del MRI por el nuevo revisionismo. Avanzamos en medio de dura lucha de clases internacional y en la lucha de dos líneas, que tiene al revisionismo como peligro principal. Estamos entrando a una nueva situación impulsados por la lucha del proletariado y los pueblos del mundo. Pensamos que en el mediano plazo se podrá realizar una conferencia internacional unificada de los maoístas.

Los avances en la tarea de la constitución y reconstitución de los Partidos Comunistas y las reuniones bilaterales y multilaterales son alentadoras. Resaltar la brega y el impulso que están dando a esta tarea los PC y organizaciones maoístas en América Latina, impulsada poderosamente por la lucha del proletariado, el campesinado y el pueblo de Brasil. Vivimos momentos de gran trascendencia histórica para la revolución proletaria mundial.

Situación Nacional en Brasil

En apretada síntesis: luego de más de una década de gobierno del oportunismo, quien como tal fue el representante máximo del viejo Estado terrateniente-burocrático al servicio del imperialismo, principalmente yanqui, se hundió como resultado de la agudización de la crisis del capitalismo burocrático en este país. Situación empeorada por la prolongada crisis y recesión del imperialismo a nivel mundial. Crisis del imperialismo que se descarga sobre esta sociedad por su condición semicolonial, semifeudal donde se desenvuelve un capitalismo burocrático sometido al imperialismo.

Mayor explotación y miseria para las amplias masas y mucho más para la masa más pobre y profunda, el campesinado pobre, el proletariado y los pobres de la ciudad (en las favelas), y mayor opresión y represión contra ellos.

Crisis del capitalismo burocrático aunada a la descarga de la crisis del imperialismo: atizó la disputa entre las facciones, grupos y partiduchos de las facciones de la gran burguesía -de la compradora y la burocrática-, pugna dentro del gobierno y entre los poderes del viejo Estado; cambio de gobierno: sale Dilma y entra Temer.

Cambio de gobierno, dejando de lado sus fraudulentas elecciones, a través del también fraudulento manejo del parlamento y de los fiscales y jueces. En medio de los mayores escándalos políticos y de corrupción muy bien instrumentalizados por el monopolio de los medios representado por O Globo.

El teje maneje de éste cambio desordenado de autoridades del viejo Estado mostraron quiénes en realidad son los que mandan, quiénes son los grandes electores: los representantes directos de los grandes burgueses de ambas facciones y de los terratenientes al servicio del imperialismo. El imperialismo yanqui es como siempre el gran titiritero. Las fuerzas armadas garantizan todo esto.

Salió a luz toda la podredumbre de la facción burocrática, los dos gobiernos del PT, los de Ignacio Lula y Dilma – embarrados los presidentes, diputados, senadores, etc., propios y aliados- sólo pudieron elegirse repartiendo el dinero de las arcas públicas y de los monopolios de la prensa, de los bancos, de los latifundistas, de los contratos con las empresas imperialistas (venta del país), corrupción, compra de votos, clientelaje o caciquismo, etc.

Es decir, ambos procedimientos de recambio de autoridades, como todos los anteriores pero ahora mucho más abiertamente, muestran la farsa de su democracia y sus recambios de autoridades ya sea mediante elecciones o impachamente u otras formas.

Arranca el velo a la farsa de las elecciones pues no sólo se hacen mediante el fraude de las designaciones, inscripciones de partidos y candidatos, anforazos, conteo y recuentos de votos, sino que los monopolios en los países de capitalismo burocrático, igual que en los países imperialistas, les han robado la libertad a sus ciudadanos. Ellos son los que siempre y ultimativamente designan las autoridades y representantes del viejo Estado.

La pugna y nueva colusión y pugna en los gobernantes de las clases dominantes muestran que estos ya no pueden seguir gobernando como hasta ahora. Crisis en su superestructura, principalmente del viejo Estado.

Por nuestra colina, el proletariado, el campesinado, los estudiantes, la pequeña burguesía y hasta sectores de la burguesía media vienen mostrando que ya no quieren seguir siendo oprimidos. Se levantan en poderosas tormentas.

Si bien las masas nunca han dejado de luchar, las luchas de las masas de las ciudades en junio de 2013, como verdaderos levantamientos populares y el incremento en calidad y cantidad de las luchas campesinas expresadas en las tomas y defensa de la tierra y territorios, contra el despojo por parte de los terratenientes y las empresas del capitalismo burocrático y del imperialismo que se han ido extendiendo a nivel estatal y federal, muestran que están marchando a un nuevo auge de la lucha campesina y con esto del movimiento de masas.

La lucha del campesinado por la tierra dirigida por el Partido del proletariado tiene así por primera vez en la historia del Brasil un carácter nacional y deviene en el más poderoso factor para dar el salto en la revolución de nueva democracia.

Volviendo a las movilizaciones de las masas, estas parecían que descendían en 2014 para luego reimpulsarse en 2015 y, mucho más, dinamizarse en lo que va del presente año. Todo esto ha golpeado duramente al gobierno del PT y luego viene dirigiendo sus embates contra el nuevo gobierno del viejo Estado, contra el gobierno reaccionario de la facción compradora de Temer.

Luego pues, el pueblo no se dejó encuadrar en la disputa inter-reaccionaria, entre el oportunismo que encabezaba el gobierno de la facción burocrática, por un lado, y los representantes de la compradora y sus diferentes siglas partidarias, por el otro.

Muy por el contrario la lucha de las masas ha mantenido un cauce independiente y clasista que va manifestando la fusión de la lucha reivindicativa con la lucha por el Poder. Esto no se puede comprender de otra forma, sino como producto de la brega de los comunistas y los revolucionarios de este país como parte de la lucha por el Partido. Es una gran victoria del proletariado en el cumplimiento de la tarea atrasada de la reconstitución del Partido Comunista y de la fracción roja que dirige este proceso desde hace más de 20 años.

Los maoístas en este país han derrotado al oportunismo y al revisionismo. Ésta es una importante victoria que ha permitido pasar a esta nueva situación, en la cual, corresponde desarrollar los tres instrumentos de la revolución impulsando la lucha de las masas populares para desbordar los marcos del viejo orden.

El gobierno de la Dilma y el PT, de oportunistas, revisionistas y reaccionarios, del partido único que administraba este Estado, se ha desplomado derrotado por la lucha de los maoístas que lo han desenmascarado y aplastado ante el pueblo. Ésta es su mayor derrota política porque ya no le sirve como antes a la reacción para mantener su caduca dominación. Lo anterior unido a la crisis y los escándalos propios de su naturaleza, agudizó sus propias contradicciones.

Todo esto sucede sobre la base de la profunda crisis del capitalismo burocrático a quien ha representado como gobierno el PT. El capitalismo burocrático está ad portas de entrar en su última y tercera etapa. Como dijera Lenin, esto depende de lo que decidan los maoístas en lucha a muerte contra el nuevo y viejo revisionismo y el oportunismo, porque sin aplastarlo no podemos dar el salto y sin él el imperialismo, el capitalismo burocrático y la semifeudalidad, permanecerán en lenta y larga agonía, pero no muertos, incrementando su podredumbre y las desgracias del pueblo.

Desarrollo de la situación revolucionaria y de la lucha del campesinado, del proletariado y demás masas del pueblo que marcha al desborde por la acción de los maoístas.

Eje de la situación actual y de las contradicciones partidaria, nacional e internacional es la lucha de dos líneas en el PCB (FR) para seguir desarrollando victoriosamente su reconstitución. Estamos seguros que en los momentos por venir el proletariado contará con su Partido Comunista de nuevo tipo, el heroico combatiente que garantizará el rumbo de la revolución de nueva democracia en un país inmenso, con una gran población y donde las masas básicas están dispuestas y claman porque se las dirija.

Las masas están gritando la gran verdad de nuestros tiempos: Nos hemos puesto de pie y nunca más nos dejaremos aherrojar. El proletariado y el pueblo están pasando a desarrollar conscientemente su propia historia y derribaran todos los viejos muros y bajo la dirección del Partido siglos de opresión caerán. El gran barrimiento parte por parte del viejo Estado. Con ello se pasara a toda esa larga y dura lucha por llevar hasta el fin la revolución de nueva democracia. Con la apertura de esta nueva etapa pasamos a una nueva situación en el mundo.

———————-

Resumen:

Partimos por resaltar los aspectos más importantes de los dos prólogos posteriores a la primera edición porque allí están consignados el propósito, el método de estudio y el objeto de estudio: la esencia económica del imperialismo. Aplicando lo establecido por Lenin y desarrollado por el Presidente Mao y el Presidente Gonzalo se busca exponer la situación actual de hundimiento y barrimiento del imperialismo. Hundimiento que expresa en mayor medida el imperialismo yanqui en su condición de superpotencia hegemónica única, pero situación común a todos los demás países imperialistas.

Estamos en la tercera etapa de la revolución proletaria mundial, la de la ofensiva estratégica de ésta y por lo mismo de la defensiva estratégica de la contrarrevolución mundial. Se está desarrollando una nueva ola de la revolución proletaria mundial correspondiente con su ofensiva estratégica. El trabajo se centra en el estudio de cómo en esta etapa se expresan los cinco rasgos fundamentales del imperialismo, teniendo presente siempre la ley del desarrollo desigual del mismo.

De la forma más objetiva posible mostramos cómo se ha desarrollado la dominación de los monopolios generados a nivel mundial por el capital financiero, la exportación de capitales y el dominio monopolista de la economía del Tercer Mundo por los diferentes imperialismos, principalmente el yanqui en el caso de los países de América Latina.

Cómo ha crecido el beneficio de los rentistas muchas veces superior que el beneficio del comercio exterior: la esencia del imperialismo y del parasitismo imperialista. Develando qué es lo que oculta el superávit comercial de China.

Concluyendo que el imperialismo ha devenido en más monopolista, más parasitario y más moribundo; que todas sus contradicciones se agudizan; que el capitalismo burocrático, generado por él sobre la base de la semifeudalidad en los países coloniales y semicoloniales, es también podrido y agonizante. Por otro lado, las condiciones para la revolución están ahora más maduras; el desarrollo de la situación revolucionaria en desarrollo desigual en el mundo es mayor, pero la base y la zona principal de la tormenta está en el Tercer Mundo.

El reparto de las migajas de las superganancias imperialistas entre cierto sector de los obreros es la base económica del oportunismo. Necesidad de la lucha contra el revisionismo y el oportunismo.

El Imperialismo Fase Superior y Última del Capitalismo

Después de él ya no es posible más que el socialismo

Presentación del ejemplar de la obra de Lenin: “El Imperialismo Fase Superior del Capitalismo”, Editorial Lenguas Extranjeras, Pekín 1975 la nota del editor, prólogos, breve introducción y el contenido y notas. Es necesario leer la parte correspondiente en la Historia del Partido Comunista Bolchevique de la URSS, donde se destaca la importancia de este libro de Lenin aparecido en medio de la Primera Guerra Mundial Imperialista y poco antes de la Revolución de Febrero y de la Gran Revolución Socialista de 1917, la Revolución de Octubre. Por ello, el libro con todas sus partes y más la parte correspondiente de la Historia del Partido Comunista Bolchevique de la URSS forman un todo, constituyendo un documento único que debemos estudiarlo completo.

¡Viva el Centenario de la gran obra de Lenin: El Imperialismo Fase Superior del capitalismo!

 

IMPORTANCIA Y PROPÓSITO DE LA OBRA

En el prólogo escrito para la nueva publicación del libro, en abril de 1917, Lenin refiere: que por las circunstancias en que fue escrito y publicado por primera vez “la censura zarista”, “no sólo me vi precisado a limitarme estrictamente a un análisis exclusivamente teórico – sobre todo económico-, sino también a formular las indispensables y poco numerosas observaciones de carácter político con una extraordinaria prudencia, por medio de alusiones, del lenguaje a lo Esopo”.

Sobre propósito del libro dice: “orientar en la cuestión económica fundamental, sin cuyo estudio es imposible comprender nada en la apreciación de la guerra y de la política actuales, a saber: la cuestión de la esencia económica del imperialismo”. De cuyo estudio y comprensión concluye:

1) “Que el imperialismo es el preludio de la revolución socialista”. Es decir, madura las condiciones para la revolución mundial.

2) “Que el socialchovinismo (socialismo de palabra, chovinismo de hecho) es una traición completa al socialismo, el paso completo al lado de la burguesía, que esa escisión del movimiento obrero está relacionada con las condiciones objetivas del imperialismo”. De lo cual deriva su denuncia contra:

“(…) el modo indecoroso de cómo mienten los capitalistas y los socialchovinistas que se han pasado al lado de aquéllos (y contra los cuales lucha con tanta inconsecuencia Kautsky), en lo que se refiere a la cuestión de las anexiones, el descaro con que encubren las anexiones de sus capitalistas”.

Con lo cual estableció: el carácter de la época, la era del imperialismo y la revolución proletaria y la tarea del proletariado y su partido de hacer la revolución proletaria mundial, luchando inseparable e irreconciliablemente contra el imperialismo, la reacción y el revisionismo.

En el prólogo a la edición francesa y alemana, Lenin, consigna los complementos indispensables a su libro con lo cual da la línea fundamental para abordar el estudio de la situación actual, cómo “reflejar esa situación objetiva” y por tanto cómo abordar el tema del imperialismo y la revolución mundial en la actualidad, dice:

“(…) el fin principal del libro, hoy como ayer, consiste en ofrecer, con ayuda de los datos generales irrefutables de la estadística burguesa y de las declaraciones de los sabios burgueses de todos los países, un cuadro de conjunto de la economía mundial capitalista en sus relaciones internacionales, a comienzos del siglo XX, en vísperas de la primera guerra mundial imperialista. Intentaré dar en este prólogo los complementos más indispensables a este libro censurado”:

“(…) la guerra de 1914-1918 ha sido, de ambos lados beligerantes, una guerra imperialista, (esto es, una guerra de conquista, de bandidaje y de robo), una guerra por el reparto del mundo, por la partición y el nuevo reparto de las colonias, de las “esferas de influencia” del capital financiero, etc.”

“(…) el verdadero carácter social o, mejor dicho, el verdadero carácter de clase de una guerra no se encontrará, claro está, en la historia diplomática de la misma, sino en el análisis de la situación objetiva de las clases dirigentes en todas las potencias beligerantes.”

“Para reflejar esa situación objetiva, no hay que tomar ejemplos y datos aislados (dada la infinita complejidad de los fenómenos de la vida social, se puede siempre encontrar un número cualquiera de ejemplos o datos aislados, susceptibles de confirmar cualquier tesis), sino indefectiblemente el conjunto de los datos sobre los fundamentos de la vida económica de todas las potencias beligerantes y del mundo entero.

Me he apoyado precisamente en estos datos generales irrefutables al describir el reparto del mundo en 1876 y en 1914 (§ VI) y el reparto de los ferrocarriles en todo el globo en 1890 y en 1913 (§ VII). Los ferrocarriles (…) constituyen el balance del capitalismo moderno, monopolista, en la escala mundial. Y este balance demuestra la absoluta inevitabilidad de las guerras imperialistas sobre esta base económica, en tanto que subsista la propiedad privada de los medios de producción.

La propiedad privada fundada en el trabajo del pequeño patrono, la libre concurrencia, la democracia, todas esas consignas por medio de las cuales los capitalistas y su prensa engañan a los obreros y a los campesinos, pertenecen a un pasado lejano.

El capitalismo se ha transformado en un sistema universal de opresión colonial y de estrangulación financiera de la inmensa mayoría de la población del planeta por un puñado de países “avanzados”. Este “botín” se reparte entre dos o tres potencias rapaces de poderío mundial, armadas hasta los dientes (Estados Unidos, Inglaterra, Japón), que, por el reparto de su botín, arrastran a su guerra a todo el mundo.

Sobre esa guerra imperialista y encima esos “tratados de paz” concluye: “han desenmascarado a los “que trataban de hacer ver que la paz y las reformas son posibles bajo el imperialismo” y “hacen abrir los ojos de millones y decenas de millones de hombres atemorizados, aplastados, embaucados y engañados por la burguesía”. “Sobre la ruina mundial creada por la guerra, se agranda así la crisis revolucionaria mundial, que, por largas y duras que sean las peripecias que atraviese, no podrá terminar sino con la revolución proletaria y su victoria”. La tesis de transformar la guerra imperialista en revolución mediante la guerra popular.

Lenin desarrolló el marxismo estableciendo la esencia económica del imperialismo, que este madura las condiciones para la revolución y la necesidad de la lucha contra el revisionismo para el triunfo de la revolución.

Es necesario anotar sobre los “ferrocarriles”, que después de la Primera Guerra Mundial los monopolios del petróleo, del automóvil y de la producción de neumáticos van a impulsar su desplazamiento por la construcción de carreteras, primero, del 20 al 29 en los Estados Unidos y, luego, después de la Segunda Guerra Mundial, en la mayoría de países del mundo.

Recordar que la construcción de la carretera Panamericana, que va desde los EE.UU. hasta la Patagonia en Chile, comenzó en la década del 30 de ese siglo.

La explotación del petróleo y del gas, como la industria del automóvil van a devenir en más importantes para la economía del imperialismo. Por su conexión con todas las demás ramas de la industria y su conexión con los bancos, la exportación de capitales y las mercancías, etc., la industria del automóvil deviene en la industria más importante de los países imperialistas y como la industria de maquinarias y de la comunicación, etc., arma sus redes monopolistas a nivel mundial (las denominadas cadenas de valor global). Esta industria es una de las más importantes en USA, la más importante en Alemania, Japón, Francia, etc. Y como maquila va avanzando en Corea, China, India, Brasil, México, etc.

El desarrollo del imperialismo a escala mundial tiene en la organización vertical de los monopolios imperialistas su forma preferida de organización de la producción como lo observó Lenin y el fundador del PCP, Mariátegui, quien en Defensa del Marxismo observó que esta forma de producción se estaba aplicando en los Estados Unidos por Henry Ford para la producción de los automóviles, cuyo monopolio combinó desde las fuentes de materias primas hasta la producción y venta de los automóviles en los EE.UU. y fuera de él. Sabemos, que es en la industria del automóvil donde la organización vertical ha tenido su mayor desarrollo, mucho antes de la industria electrónica o de la IT. Ahora los economistas burgueses y sus periodistas llaman a estos monopolios imperialistas combinados: empresas transnacionales o multinacionales (ETN o EMN o simplemente “multis”) y sus “cadenas de valor global”. Por eso en nuestras Notas Sobre la Situación Actual le hemos dedicado bastante atención.

Lenin, sobre la esencia económica del imperialismo en su libro resumió:

“El imperialismo ha surgido como desarrollo y continuación directa de las propiedades fundamentales del capitalismo en general. Pero el capitalismo se ha trocado en imperialismo capitalista únicamente al llegar a un cierto grado muy alto de su desarrollo, cuando algunas de las propiedades fundamentales del capitalismo han comenzado a convertirse en su antítesis, cuando han tomado cuerpo y se han manifestado en toda la línea los rasgos de la época de transición del capitalismo a una estructura económica y social más elevada.

Lo que hay de fundamental en este proceso, desde el punto de vista económico, es la sustitución de la libre concurrencia capitalista por los monopolios capitalistas. La libre concurrencia es la propiedad fundamental del capitalismo y de la producción de mercancías en general; el monopolio se halla en oposición directa con la libre concurrencia, pero esta última se ha convertido a nuestros ojos en monopolio, creando la gran producción, eliminando la pequeña, reemplazando la gran producción por otra todavía mayor, llevando la concentración de la producción y del capital hasta tal punto, que de su seno ha surgido y surge el monopolio: carteles, sindicatos, trusts, y, fusionándose con ellos, el capital de una docena escasa de bancos que manejan miles de millones. Y al mismo tiempo, los monopolios, que se derivan de la libre concurrencia, no la eliminan, sino que existen por encima y al lado de ella, engendrando así una serie de contradicciones, rozamientos y conflictos particularmente agudos. El monopolio es el tránsito del capitalismo a un régimen superior”.

Breve definición: “el imperialismo es la fase monopolista del capitalismo. Una definición tal comprendería lo principal, pues, por una parte, el capital financiero es el capital bancario de algunos grandes bancos monopolistas fundido con el capital de los grupos monopolistas de industriales y, por otra, el reparto del mundo es el tránsito de la política colonial, que se expande sin obstáculos en las regiones todavía no apropiadas por ninguna potencia capitalista, a la política colonial de dominación monopolista de los territorios del globo, enteramente repartido.

Los cinco rasgos fundamentales del imperialismo: “1) la concentración de la producción y del capital llegada hasta un grado tan elevado de desarrollo que ha creado los monopolios, que desempeñan un papel decisivo en la vida económica; 2) la fusión del capital bancario con el industrial y la creación, sobre la base de este “capital financiero”, de la oligarquía financiera; 3) la exportación de capital, a diferencia de la exportación de mercancías, adquiere una importancia particular; 4) la formación de asociaciones internacionales monopolistas de capitalistas, las cuales se reparten el mundo, y 5) la terminación del reparto territorial del mundo entre las potencias capitalistas más importantes.”

Definición del imperialismo:El imperialismo es el capitalismo en la fase de desarrollo en la cual ha tomado cuerpo la dominación de los monopolios y del capital financiero, ha adquirido una importancia de primer orden la exportación de capital, ha empezado el reparto del mundo por los trusts internacionales y ha terminado el reparto de todo el territorio del mismo entre los países capitalistas más importantes.

Historia de su aparición: Concentración de la producción; monopolios que se derivan de la misma; fusión o ensambladura de los bancos con la industria: he aquí la historia de la aparición del capital financiero y el contenido de dicho concepto.

“(…) el poder de los monopolios capitalistas se convierte indefectiblemente, en las condiciones generales de la producción de mercancías y de la propiedad privada, en la dominación de la oligarquía financiera.”

Es necesario recordar que la teoría leninista de la esencia económica del imperialismo se desarrolló en lucha a muerte contra el kautskismo que negaba las relaciones de dominación y violencia derivados de la constitución de los monopolios económicos todopoderosos, negaba que el imperialismo fuera “un grado o una fase de la economía”, lo definía como una política, como “la política preferida del capital financiero”, “un producto del capitalismo financiero altamente desarrollado”, reduciéndolo a su tendencia a las anexiones cuando en lo político es reacción y violencia en toda la línea. Con ello trataba de afirmar la posibilidad de que un simple cambio de gobierno se pueda reformar el imperialismo.

Sobre los sólidos fundamentos establecidos por Lenin y lo desarrollado por el Presidente Mao, con los aportes del Presidente Gonzalo, con la ayuda del conjunto de datos más relevantes de la economía mundial podemos analizar la situación objetiva, el desarrollo de las contradicciones fundamentales del mundo actual y de la contradicción principal para entender el desarrollo de la situación revolucionaria en el mundo. Partiendo de que no sólo se trata de comprenderlo sino de transformarlo.

 

LAS RELACIONES ECONÓMICAS DEL IMPERIALISMO CONSTITUYEN LA BASE DE LA SITUACIÓN INTERNACIONAL HOY EXISTENTE

“Las relaciones económicas del imperialismo constituyen la base de la situación internacional hoy existente. A lo largo de todo el siglo XX se ha definido por completo esta nueva fase del capitalismo, su fase superior y última”, y de que la distinción entre países opresores y países oprimidos es un rasgo distintivo del imperialismo. Por tanto, para ver la situación actual no podemos partir de la contradicción fundamental del capitalismo, pues, estamos en su fase superior y última, el imperialismo”

Presidente Gonzalo

LA ACTUAL DIVISIÓN ECONÓMICA DEL MUNDO

  1. La lucha de los monopolios, que han sido generados por el capital financiero por el reparto económico del mundo, y en conexión con ello la lucha entre las superpotencias y potencias imperialistas por el reparto y nuevo reparto territorial del mundo, las colonias y semicolonias (tercera contradicción fundamental).
  2. La contradicción entre naciones oprimidas, por un lado, y superpotencias y potencias imperialistas, por el otro (primera y principal contradicción fundamental).

Entonces, a la luz de este rasgo distintivo del imperialismo que se expresa en las dos contradicciones anotadas, veamos cómo se desarrolla la situación actual. Sin dejar de tener siempre presente, como el desarrollo de las mismas repercute en la agudización de la contradicción proletariado-burguesía en los países imperialistas.

Vamos a analizar el desarrollo de la situación actual e ir sacando las conclusiones más necesarias de los hechos mismos y de los que constan en los informes económicos y los comentarios de los sabios burgueses al respecto.

En las reuniones de los dirigentes de las potencias imperialistas del G-7 (era G-8, ahora sin Rusia así ha quedado), o en las discusiones de los imperialistas de Europa sobre el Brexit o en la reciente reunión de los países de la OECD (reunión de los dirigentes de los países imperialistas con algunos de sus lacayos de las semicolonias), sobre la mesa o debajo de ella, está el tema de los desequilibrios de la economía mundial y de la cuestión monetaria, hasta hablan de una guerra de divisas. Los imperialistas yanquis acusan a sus rivales de bajar el valor de sus monedas artificialmente para exportar más, desplazando así la crisis a otros países. Los rivales imperialistas acusan a los imperialistas yanquis, que son los Estados Unidos los que están en el centro de un desorden monetario mundial, dicen:

El dólar reina como moneda internacional. El euro ha perdido terreno, el yen ha quedado de lado y el yuan todavía está en pañales. Según una estimación de facto representa la zona del dólar quizás el 60% de la población del mundo, así como el 60% de su PIB (véase el mapa). Se compone de América, los países cuyas monedas flotan en sintonía con el dólar, y los países con las clavijas en el dólar como China (ver Informe Especial sobre la Economía Mundial-Special report: The world economy, The Economista, 3 de octubre de 2015, que trata del rol especial de los Estados Unidos en la economía mundial y su relación con China).

 

Es relevante, que el Informe Especial, comienza tratando sobre la actual división económica del mundo de acuerdo a las zonas monetarias, como la zona de influencia del dólar, pero prosigamos lo que esta implica, de acuerdo con el Informe:

“Por ley la FED (Reserva Federal) establece su política para que se adopte en los Estados Unidos solamente, pero existe un gran archipiélago de dólares offshore en depósitos y valores fuera de América. Los pagos en dólares pasan a través de los bancos que tienen que ver directa o indirectamente con Nueva York. Los flujos comerciales de los países y algunas de sus deudas están en dólares, por lo que ésta es la moneda que necesitan. Pero no hay ninguna garantía de prestamista de última instancia. La FED presta dólares a los extranjeros en términos establecidos. El FMI tiene insuficiente dinero y legitimidad para desempeñar este papel. En cambio, muchos países han acumulado enormes topes de seguridad en reservas en dólares en forma de bonos del Tesoro.

Esos enormes flujos globales de capital tienden a moverse al ritmo financiero de Estados Unidos. Los países con tipos de cambio fijos tienen que imitar la política de la FED por el ingreso excesivo de capital de riesgo si se mantienen las tasas demasiado altas, o sino las salidas si las mantienen demasiado bajas. Los bancos globales son financiados en dólares y se expanden y contraen para reflejar las condiciones en América. Las empresas con deudas o depósitos en dólares no tienen control sobre los cambios en sus costos de intereses o rendimiento. Los fondos gigantes de inversión globales, por lo general con sede en Estados Unidos, a menudo se endeudan en dólares, y sus cambios de humor se dan al ritmo de Wall Street”.

Este informe de The Economist, la revista conservadora británica más antigua, en su lenguaje periodístico burgués habla de “un sistema monetario mundial” desordenado y caótico abogando por uno que no esté regido por los EE.UU. Pero el actual orden económico mundial “regido por el dólar de los Estados Unidos” fue impuesto por ellos como resultado de la Segunda Guerra Mundial, donde surgió como la superpotencia hegemónica mundial capitalista. En el terreno monetario su principal instrumento es el FMI. Otros instrumentos del mismo son el Banco Mundial, el BID y sus similares en Asia y África, la GATT para el comercio, actualmente la WTO, los acuerdos de “regulación bancaria” como Basel II y III, etc., sin olvidarnos del llamado “consenso de Washington” de “liberación económica” de finales de los 80, los organismos económicos de la ONU, la CEPAL. etc.

Ese orden económico es producto de una guerra mundial y sólo podrá ser sustituido por otro orden mundial como consecuencia de la derrota del imperialismo yanqui en un evento bélico de tal naturaleza y alcance. Para nosotros la revolución es la tendencia principal por eso o la revolución mundial conjura la guerra o convertimos la guerra imperialista en revolución. Todo lo demás que dice el articulista no son más que expresiones de los sueños de las potencias imperialistas rivales, que aquí se tratan de cubrir tras la potencia social imperialista China, para la cual opinamos hace lobby esta revista conservadora británica.

 

No olvidemos que los imperialistas británicos han firmado acuerdo para que los social imperialistas chinos hagan el cambio de yuan por otras monedas a través de un banco en Londres, encargado del reciclaje de su moneda en divisas. Las reformas, la democracia, la paz, las buenas intenciones, el bien común entre los países imperialistas rivales no puede existir (prólogos), son relaciones de subordinación y violencia principalmente contra los pueblos oprimidos y colusiones temporales de unos imperialistas con otros.

En resumen dice: el dólar reina como moneda internacional, las otras monedas de reserva no pueden rivalizar con el dólar. Lo cual expresa la ley de desarrollo desigual del imperialismo reflejada en la desigualdad del poder monetario, a su vez, expresión de la desigualdad del poder del capital financiero de los diferentes países imperialistas. La zona de la economía mundial bajo dominio del dólar abarca el 60% de la población mundial y produce como el 60% del PBI mundial. Agrega, que no hay una autoridad monetaria que abarque toda la zona para una inmensa cantidad de dólares, invertidos en depósitos y valores y una gran cantidad de reservas en dólares en forma de bonos del tesoro. Las transacciones de estos países se hacen de una forma u de otra sobre la plaza bancaria de Nueva York, el comercio lo hacen en dólares, etc. (ver subrayados en la cita). Todo marcha al ritmo de la FED y de Wall Street.

Lenin: “(…) Donde más rápidamente crece el capitalismo es en las colonias y en los países transoceánicos. Entre ellos aparecen nuevas potencias imperialistas (Japón). La lucha de los imperialismos mundiales se agudiza. Crece el tributo que el capital financiero percibe de las empresas coloniales y ultraoceánicas, particularmente lucrativas. En el reparto de este “botín”, una parte excepcionalmente grande va a parar a manos de países que no siempre ocupan un lugar preeminente, desde el punto de vista del ritmo de desarrollo de las fuerzas productivas”. Donde dice “(Japón)” pongamos “(China)” y “sobre el ritmo de desarrollo” está muy bien actualmente para China.

En la lucha por el territorio económico mundial el dólar y los grandes bancos de la oligarquía financiera yanqui con la FED a la cabeza y su instrumento el FMI han impuesto su hegemonía a sus rivales. Y, naturalmente, esta lucha por la hegemonía se desarrolla paralelamente a los “acuerdos”, cada vez más frecuentes y más sólidos, entre los bancos” de los diferentes países.

 

MAYOR DESCOMPOSICIÓN DEL IMPERIALISMO, PREDOMINA EL RENTISMO SOBRE LA EXPORTACIÓN DE MERCANCÍAS

Crecimiento de la exportación de capitales y del comercio, todo basado en la expansión de las redes de los monopolios de los diferentes países imperialistas por todo el mundo (las ETN, EMN).

En la llamada “zona del dólar” fuera de los Estados Unidos, un puñado de monopolistas subordina las operaciones comerciales e industriales de todos esos países de la zona, obteniendo la posibilidad — por medio de sus relaciones bancarias,(…) operaciones financieras –, “primero, de enterarse con exactitud del estado de los negocios de los distintos capitalistas (de los distintos países, nota nuestra), y, después, de controlarlos, de ejercer influencia sobre ellos mediante la ampliación o la restricción del crédito, facilitándolo o dificultándolo y, finalmente, de determinar enteramente su destino, de determinar su rentabilidad, de privarles de capital o de permitirles acrecentarlo rápidamente y en proporciones inmensas, etc.”.

Es un puñado de monopolistas los que hacen la distribución de los medios de producción entre las empresas de toda esa zona del dólar a la que pertenecen desde China hasta Brasil, etc., (ver mapamundi)

El Informe Especial sirve para entender la economía de China y su lugar en la economía mundial. Para hacer el balance del desarrollo de la industria, del comercio a nivel mundial y del desarrollo de los monopolios, incluidos los de los países de capitalismo burocrático. Expresa la dominación no del capital en general sino la dominación del capital financiero y la oligarquía financiera yanqui, no le quita que muchas veces lo haga asociada con otras, pero ésta domina a través de una espesa y amplia red de arriba hasta abajo por el “sistema de participación” sobre el que el Informe nos da importantes hechos.

Lenin: “(…) el desarrollo del capitalismo ha llegado a un punto tal, que, aunque la producción de mercancías sigue “reinando” como antes y siendo considerada como la base de toda la economía, en realidad se halla ya quebrantada, y las ganancias principales van a parar a los “genios” de las maquinaciones financieras. En la base de estas maquinaciones y de estos chanchullos se halla la socialización de la producción; pero el inmenso progreso logrado por la humanidad, que ha llegado a dicha socialización, beneficia a los especuladores”.

“(…) El aumento del riesgo es consecuencia, al fin y al cabo, del aumento gigantesco de capital, el cual, por decirlo así, desborda el vaso y se vierte hacia el extranjero, etc. Y junto con este progreso extremadamente rápido de la técnica traen aparejados consigo cada vez más elementos de desproporción entre las distintas partes de la economía nacional, de caos, de crisis.

Y las crisis -las crisis de toda clase, sobre todo las crisis económicas, pero no sólo éstas- aumentan a su vez en proporciones enormes la tendencia a la concentración y al monopolio.

Los bancos, en todo caso, en todos los países capitalistas, cualquiera que sea la diferencia entre las legislaciones bancarias, intensifican y aceleran enormemente el proceso de concentración del capital y de constitución de monopolios.”

Del Informe brota, que todos los movimientos que se hacen en esta zona pasan por los bancos que tienen que ver directa o indirectamente con Nueva York. Muy importante, allí está expresando claramente que sobre esta plaza bancaria yanqui se lleva la “contabilidad general” de “los capitalistas” de toda esta zona económica sometida al dólar; se hace “la distribución de los medios de producción” como tiene que ser conforme a los intereses del gran capital financiero yanqui, el monopolista más grande. Del Informe brotan “tan evidentes”, “los monstruosos hechos relativos a la monstruosa dominación de la oligarquía financiera” yanqui. Por eso, el Informe se queja de la impotencia de los capitalistas sometidos al dominio del dólar y sus bancos. Pero, esto sólo es una consecuencia de la exportación de capitales. “Y, naturalmente, el país que exporta el capital se queda con la nata”.

El rol del dólar : “para todas las economías emergentes, la deuda neta promedio en moneda extranjera (deuda total menos las reservas) se redujo de un 20% del PIB en 1995 a cerca de cero en la actualidad (esto no quiere decir que la deuda externa de los países oprimidos haya perdido importancia, muy por el contrario con la nueva edición de los bonos soberanos, ésta se mantiene a niveles de principios de los 90 como se lee en un informe de la CEPAL que consignamos más abajo, nota nuestra). La mayoría de los países acumularon enormes reservas de dólares y trataron de minimizar su déficit en cuenta corriente o un superávit. China (generó) enormes excedentes de cuenta corriente, que el gobierno amontona en una pila cada vez mayor de los bonos del Tesoro estadounidense. Nada de esto ha funcionado tan bien como se esperaba (…), rodando los mercados de bonos en moneda local y las tasas de interés. El hecho de que usted no pide prestado en dólares no significa que usted es inmune (…). Los inversores extranjeros poseen ahora entre el 20% y el 50% de los bonos del gobierno en moneda local en Turquía, Sudáfrica, Indonesia, Malasia y México. Desde 2013, la FED ha reflexionado sobre las tasas de ajuste, y cada vez que se acerca, salen cascadas de dinero de los mercados emergentes.

China y otros países con tipos de cambio fijos están hartos, también, cuando Estados Unidos aumenta los tipos de interés, el dólar se dispara y también lo hacen sus monedas, perjudicando a las exportaciones. Por otra parte, el valor de esas enormes reservas parece estar periódicamente en riesgo de una caída del dólar, por la inflación o incluso por un default. Durante la crisis de 2007-08 los funcionarios estadounidenses hicieron llamadas semanales para tranquilizar a sus homólogos chinos que no sería por default.

(…)Un avance del dólar se ha asociado con los problemas de los mercados emergentes en 1980-1985, 1995-2001, 2008-09 y 2013-15. Y mientras que el efecto de América de exportar sus condiciones financieras es tan poderoso como siempre, sus importaciones de mercancías procedentes de las economías emergentes han disminuido en términos relativos, la participación en las importaciones mundiales de Estados Unidos ha disminuido en un tercio desde 2000, a un 12%. La desventaja de estar en la órbita del Tío Sam se ha vuelto menos favorable”.

Desarrollo desigual de la economía mundial y desequilibrio que llevan a mayor inestabilidad y más crisis y “más concentración del capital financiero y mayor dominio monopolista a través del sistema de “participación”, como brota del Informe:

“El mercado de euro-dólares (para la banca en dólares fuera de América) estaba en el corazón de la crisis de 2007-08.(…) La FED se vio obligada a proporcionar más de $1 billón de dólares de liquidez, mediante préstamos a los bancos extranjeros a través de sus filiales estadounidenses y mediante la ampliación de líneas de canje a los bancos centrales (en Europa, México, Brasil, Japón, Corea del Sur y Singapur), que a su vez pusieron los dólares a disposición de sus bancos (…)

Desde entonces, el sistema del dólar offshore se ha vuelto aún más grande. Ahora es aproximadamente como la mitad del tamaño del sector bancario nacional de Estados Unidos, en comparación con el 10% en la década de 1970. El crédito en dólares offshore (bonos y préstamos) ha aumentado del 28% al 54% del PIB de América durante la última década y del 11% al 16% del PIB mundial sin considerar América. El euro dólar se está convirtiendo en el dólar asiático. Una muestra, más de una docena de los mayores bancos de Asia (excluyendo Japón) tiene un total de $ 1 billón de dólares de sus activos en dólares (…) donde los bancos chinos ocupan un lugar destacado. Singapur (…).

Algunos piensan que se trata de un auge cíclico, alimentada por bajas tasas de interés estadounidenses. Pero podría fácilmente ser visto como un reflejo de la dominación del dólar como moneda mundial: ya que las economías emergentes se hacen más grandes y más intensiva las finanzas, su uso del dólar aumentará (…)

Mientras tanto, el eslabón entre América y el sistema offshore se ha convertido en más débil. Un grupo de élite de los bancos siempre ha aceptado pagos en dólares entre sí utilizando fichas, un cuerpo semi-oficial en Nueva York, y una masa de otros bancos de acuerdo a través de la elite. La jerarquía tenía la forma de una pirámide. Pero Estados Unidos dio una palmada con tantas multas a los bancos extranjeros que muchos prestamistas ahora se mantienen lejos de él, por lo que la pirámide ha cambiado de forma. La parte superior tiene más estrecho, con casi todas las transacciones canalizadas a través de cinco o seis empresas globales, incluyendo JP Morgan y HSBC. En nombre de América se ocupan de miles de bancos en todo el mundo. Estos grandes bancos mundiales, a su vez, están cortando trato directo con algunos clientes de Ucrania, con algunos países de África, con los bancos chinos de tercer nivel, con las pequeñas empresas en el Medio Oriente, porque el costo de su seguimiento ha de ser rentables. Estos clientes han llegado usar canales de los bancos más pequeños para actuar como intermediarios con los grandes a nivel mundial. Más y más del mundo del dólar offshore está tratando de evitar el contacto directo con los Estados Unidos, por lo que la parte media e inferior de la pirámide es más amplia”.

 

LA HEGEMONIA DEL CAPITAL FINANCIERO YANQUI, BASE DE LA CONTIENDA CON LAS DEMÁS POTENCIAS IMPERIALISTAS

De todos estos hechos brota la dominación del dólar, de la economía y las finanzas yanquis, como lo muestra lo sucedido durante la crisis mundial con la corrida de los clientes de los bancos en Europa y el mundo hacia los bonos del tesoro en dólares. El dólar como moneda de refugio. Es una expresión de la dominación mundial del imperialismo yanqui y la base de la contienda con las demás potencias imperialistas, incluidas la superpotencia atómica, Rusia, y la potencia socialimperialista China. Como hemos visto en el caso del Brexit y de la fallida tentativa del golpe en Turquía, como se ve en el desarrollo de las contradicciones en el Medio Oriente hasta el Sur del Sahel en África, en el Mar de China, etc. Las contradicciones se agolpan.

Mayor acumulación de la producción y del capital a nivel mundial en la oligarquía financiera yanqui, colusión y pugna con las otras oligarquías financieras de las potencias rivales. No hay bloques imperialistas, los imperialistas no son amiguitos como lo quiso presentar la LOD revisionista y capitulacionista a comienzos de los años 90, para velar las contradicciones en el mundo actual, para negar el desarrollo de la situación revolucionaria en desarrollo desigual en el mundo.

El imperialismo es más monopolista, más parasitario y en descomposición, más moribundo o agonizante.

El imperialismo yanqui, la superpotencia hegemónica única, es quien expresa en mayor grado este carácter. Lo cual conduce a la mayor agudización de las contradicciones entre la superpotencia hegemónica única y las otras potencias imperialistas como se traduce en el Informe Especial; a la mayor agudización de la contradicción proletariado-burguesía en estos países imperialistas; y a la mayor agudización de la contradicción principal, es decir la existente entre la superpotencia hegemónica única, el imperialismo yanqui, y las demás potencias imperialistas, en colusión y pugna, por la partición de los países oprimidos y el nuevo reparto, por un lado, y estos países oprimidos, por el otro.

Prosiguiendo, del “sistema del dólar offshore” brota el dominio financiero de los EE.UU., que sigue creciendo pese a que la producción y la productividad en los EE.UU. están de bajada desde los años 70 del siglo pasado. Por eso mismo, la producción offshore de los monopolios yanquis a través de sus filiales en el extranjero y las empresas adheridas del capitalismo burocrático crece, como crecen los intercambios financieros y comerciales entre estas y sus casas matrices.

El país decae- lo cual se expresa de una y mil formas-, se vuelve más rentista, el endeudamiento de la economía yanqui crece hasta el 70% del PBI de los EE.UU., la deuda de las empresas y los hogares se dispara: pese a todo, baja el consumo y la economía no crece o crece a ritmos bajos. Toda la economía en el país decae, el empleo decae y se vuelve más precario, rebajándose a condiciones similares a las del siglo XIX (empleo precario). Lenin, el monopolio lleva a la decadencia del país y pese a ello el país por la exportación de capitales de todo tipo extrae cada vez más riqueza del mundo entero.

El imperialismo yanqui impone su moneda y sus condiciones a los bancos no sólo de su zona de influencia sino también de las otras zonas de influencia. Domina la industria de la tecnología de la información y con ello de las comunicaciones y con ello las arterias vitales de las finanzas, la producción y el comercio a nivel mundial. A propósito, más abajo introducimos un recuadro sobre las cadenas monopolistas yanquis del automóvil en México y de los componentes electrónicos en Costa Rica muy importante para completar la información que pusimos en nuestras notas sobre el desarrollo del capitalismo burocrático en el Sudeste de Asía dominadas por los EE.UU. y el imperialismo japonés.

 

DECADENCIA DE LA INDUSTRIA EN LOS PAÍSES IMPERIALISTAS, MAYOR VIOLENCIA Y SAQUEO IMPERIALISTA

 

La producción de componentes, el comercio de los mismos y el ensamblado se hace offshore -como comercio entre los monopolios- integración internacional vertical de los mismos y la llamada reestructuración industrial de la industria de hierro y acero, etc.

Reestructuración industrial que han llevado a cabo también otros países imperialistas como Japón, Alemania, etc., el encargo de la producción de componentes por otras empresas en el extranjero (outsourcing), donde los salarios son más bajos. Agudización de la lucha por el control de las fuentes de energía y materias primas. Los imperialistas se han vuelto más hambrientos por el control de las mismas, como sucede en todo el mundo. Por eso, las guerras que se están desarrollando en la actualidad y la lucha del campesinado y las minorías indígenas contra el despojo de sus tierras y territorios para los proyectos energéticos, mineros, madereros, agrícolas de los grandes monopolios imperialistas. Luchas cuyo desarrollo está sintetizado en la consigna: ¡Conquistar la tierra! Tiene dos aspectos: ¡resistir y combatir!, donde combatir es principal, así como también la forma principal de lucha que corresponde asumir.

La producción por encargo a proveedores es empleada, por ejemplo, por la Volkswagen con mayor intensidad desde comienzos de los años 90, para bajar los costos de producción “exprimiendo a estos proveedores como un limón”. Contratan con empresas del Tercer Mundo en Europa, como una empresa de Bosnia, con la cual ha tenido serios problemas últimamente. Ésta se negó por primera vez a entregar los componentes acordados y paralizó la construcción de un tipo de autos. Este monopolio alemán o multinacional ensambla autos también en China, etc. En Brasil lo hace a través de una de sus filiales o empresa hija (ver cifras que consignamos aparte).

Sobre la pirámide bancaria: El Informe dice que la relación entre “América y el sistema offshore se está haciendo más débil”, pero en realidad no sucede eso, sino que este se está haciendo más oligárquico. Con la imposición de multas de miles de millones de dólares a los bancos extranjeros que actúan en los EE.UU., por el departamento de justicia yanqui, muchos se han ido del país. Los medios de información dan cuenta de la multas a los bancos ingleses, alemanes, suizos, etc. El Informe llora por la herida. Entonces, estos bancos que antes actuaban en Wall Street por cuenta propia ahora, también tienen que actuar dentro de las redes de cinco o seis bancos las cuales forman “una pirámide”.

Es decir, como bancos “adheridos” de estas redes. Lenin: “esto se refiere a una de las particularidades características más importantes de la concentración capitalista moderna. Los grandes establecimientos, particularmente los bancos, no sólo absorben directamente a los pequeños, sino que los “incorporan”, los subordinan, los incluyen en “su” grupo, en su consorcio (konzern) -según el término técnico- por medio de la “participación” en su capital, de la compra o del cambio de acciones, del sistema de crédito, etc., etc.(…)Para darse cuenta de los hilos principales que atan entre sí a los bancos del grupo mencionado, hay que distinguir la “participación” de primero, segundo y tercer grado(…)”.

Hoy, eso se ha desarrollado mucho más desde aquél entonces, estamos en la tercera etapa de la revolución proletaria mundial, la del hundimiento y barrimiento del imperialismo por la guerra popular. Hoy, no sólo se trata de bancos pequeños sino también de grandes bancos que están en las redes de estos cinco o seis bancos monstruosamente grandes y poderosos.

Además, el lugar que ocupan los bancos extranjeros dentro de las redes o hilos de esta pirámide no tiene que ver directamente con el valor contable de sus activos o con su valor comercial, sino por su relación con la oligarquía financiera que la encabeza. Esto explica, por ejemplo, porque una empresa monopolista china gigantesca como Alibaba no sale a bolsa en Shanghái sino en Wall Street, y de los seis bancos encargados de la emisión de las acciones cuatro son estadounidenses. Este gigante chino de ventas por Internet realiza sólo el 9% de sus ventas fuera de China y quiere incrementarlas. Entonces los gigantescos bancos chinos no le sirven. Tampoco los CEOs chinos y contratan CEOs yanquis para dirigir la empresa.

Del Informe brota, que son cinco o seis grandes bancos los que dominan el sistema bancario offshore; con redes descentralizadas de primer, segundo y tercer grado para abarcar hasta los más recónditos lugares del planeta; además de otras redes secundarias de estos bancos de tercer nivel para los bancos o empresas chinas, etc., que no son tan interesantes para las redes centrales. Eso nos permite hacer el balance de la economía mundial de que habla Lenin.

Lenin: “Estos datos nos permiten ver cómo se extiende la espesa red de canales que abrazan a todo el país, que centralizan todos los capitales e ingresos monetarios, que convierten a los millares y millares de explotaciones dispersas en una explotación capitalista única, nacional en un principio y mundial después. La “descentralización” (…), consiste, en realidad, en la subordinación a un centro único de un número cada día mayor de unidades económicas que antes eran relativamente “independientes”, o, más exactamente, que tenían un carácter estrictamente local. Se trata, pues, en efecto, de la centralización, del reforzamiento del papel, de la importancia y del poder de los gigantes monopolistas.

Esos gigantes monopolistas bancarios hacen “la distribución general de los medios de producción (…) Pero, por su contenido, esa distribución de los medios de producción no es “general”, ni mucho menos, sino privada, esto es, conforme a los intereses del gran capital, y, en primer lugar, del capital monopolista más grande”.

Dominancia del dólar en las finanzas, el comercio y la producción en disputa con el yen japonés y con otros países imperialistas de Europa, etc.

Los más grandes bancos asiáticos de la zona del dólar tienen parte de su activa en dólares. El crecimiento de las “economías emergentes” hace crecer su importancia. Como con la crisis de 2007-08, que luego de una recuperación se ha alargado hasta ahora, ese proceso de mayor acumulación y concentración no sólo no se detuvo sino que se potenció, confirmando que con las crisis unos pierden y otros ganan, los más grandes monopolistas se vuelven aún más grandes. Según el Informe Especial en esa zona económica del dólar fuera de América no sólo están los países de América Latina, Asia, África y el Medio Oriente sino también algunos de los europeos como Ucrania, muy interesante para entender las contradicciones allí.

Es importante reparar en los subrayados nuestros en las citas del Informe, como por ejemplo, en el referente a la exclusión de la participación directa de parte de las empresas chinas y otras en esta “pirámide”. Luego pues, lo que los economistas y periodistas burgueses escriben sobre China y es repetido por los oportunistas, aludiendo el “poderoso crecimiento de la economía china”, es para embellecer al imperialismo, para disimular la agudización de las contradicciones a nivel mundial, para negar que en el mundo y, en especial en América Latina, el imperialismo yanqui es el enemigo principal; por tanto, la necesidad de la lucha contra éste.

El desarrollo de los monopolios cada vez más monstruosamente grandes y cada vez más monstruosamente poderosos en el mundo no puede ser pacífico sino en aguda lucha entre ellos, lo que no excluye los acuerdos. Lo más importante es el carácter de la lucha y no la forma que esta puede tomar. Lucha por el territorio económico entre los monopolios, en medio de colusión y pugna entre los países imperialistas por partir y repartir los países oprimidos. Y cada vez más se hunden en crisis cada vez mayores:

“China y otros países con tipos de cambio fijos están hartos, también. Cuando Estados Unidos aumenta los tipos de interés, el dólar se dispara y también lo hacen sus monedas, perjudicando a las exportaciones. Por otra parte, el valor de esas enormes reservas parece estar periódicamente en riesgo de una caída del dólar, por la inflación o incluso por default. Durante la crisis de 2007-08 funcionarios estadounidenses hicieron llamadas semanales para tranquilizar a sus homólogos chinos que no se daría un default” (…)

La capacidad de los Estados Unidos “(…) de negociar y tomar préstamos baratos y libremente en su propia moneda es un “privilegio exorbitante“, en palabras de un ex presidente francés, Valéry Giscard d’Estaing. (…). De hecho, pueden haber ayudado a causar la crisis, las carreras voraces de compras extranjeras de bonos del Tesoro distorsionan el mercado, la reducción de las tasas de interés y alimentando un atracón de deuda por los bancos y los propietarios de viviendas”.

Las relaciones de dominación y violencia: Monstruoso dominio de la oligarquía financiera sobre las finanzas, la industria y el comercio mundial.

No olvidar que el imperialismo alemán ha avanzado en el mundo “despacio pero siempre hacia adelante”. La FDI alemana está centrada en dominar primero su esfera de influencia, por eso en Europa está invertido el 75% de su FDI, 16% en los EE.UU. y el resto en China, América Latina, etc. Esta es la base de su avance en el comercio mundial.

La lucha entre los monopolios imperialistas por arrebatar a esta “élite” su situación privilegiada de dominio tiene que volverse más enconada y el riesgo de las crisis aumenta; porque esta inmensa socialización de la producción a nivel mundial choca con los estrechos marcos de la propiedad privada cada vez en menos manos, aumentando el riesgo por las proporciones cada vez más grande que va alcanzando el capital en unas cuantas manos y que tiene que desbordarse al extranjero, a los países de ultramar (China) y a los países atrasados en busca de ganancias extraordinarias, y junto con este riesgo aumentan los peligros para el sistema y para la generación de nuevas crisis, que es lo que preocupa al Informe. Tener en cuenta los cambios y desplazamientos de fuerza entre ellos que se están produciendo, como advierte Lenin.

Ese proceso genera más miseria y opresión sobre las masas, no es problema de distribución sino de la propiedad privada capitalista sobre los medios de producción y de vida en el momento del hundimiento del imperialismo (tercera etapa de la revolución mundial). Crece la explotación imperialista y de sus lacayos sobre la inmensa mayoría de la población del planeta y sobre la propia clase obrera en sus países. Se dan desproporciones gigantes en el desarrollo mundial y el desarrollo de los países es cada vez más desigual.

Lenin advirtió que una vez que aparece el monopolio este se desarrolla siguiendo todos los caminos posibles e imposibles y no cabe reformarlo ni es posible conjurar sus riesgos, ese desorden además no es sólo monetario.

De la división del mundo según las zonas monetarias, brota la dominación del dólar offshore y como los monopolios imperialistas en su lucha por el dominio del territorio económico dominan las diferentes ramas de la producción de los países de ultramar y de los países oprimidos (“producción offshore” e “integración vertical en las cadenas de valor global”) desde la explotación de los recursos naturales, producción de partes y componentes más intensivas en trabajo y de baja tecnología hasta el ensamblado y empaquetado del producto final. Préstamos y capitalización de las filiales en el extranjero; remisión de las ganancias a la casa matriz en los países imperialistas. Comercio de importación y exportación entre la casa matriz y las filiales y luego exportación del producto terminado (principalmente chino o de los países oprimidos del Sudeste Asiático o de México y Centro América a los Estados Unidos, Japón, Europa). O del Este y Sur de Europa van las partes o componentes de bajo nivel tecnológico a los monopolios alemanes y luego de ensamblados en el país o fuera van a los mercados de consumidores finales de los otros países imperialistas de Europa, etc.

Se cumple lo establecido por Lenin, los países imperialistas ejercen el monopolio económico (colonial) sobre los países oprimidos, países coloniales y países semicoloniales, que tienen una independencia política formal pero están sometidos a la dependencia diplomática, etc… Y que entre los demás países también se dan otras formas de dependencia. Que nuestros países son mercado para la exportación de capitales y mercancías, fuente de materias primas y mano de obra baratas.

Contraparte: parasitismo y podredumbre imperialista; superganancias y decadencia de los países imperialistas; oportunismo y aristocracia obrera, no sólo en los países imperialistas sino también en los países oprimidos: participación en los gobiernos burgueses del oportunismo.

Por esa vía de la integración vertical de los monopolios imperialistas, bajo esta “mano de hierro” se desarrolla el capitalismo en los países de ultramar, más atrasados como China social imperialista, y del capitalismo burocrático en nuestros países. La llamada producción offshore de los países imperialistas o estructuración vertical de sus monopolios es para la disputa por el dominio de la economía mundial, del mercado mundial, y de la división del mundo entre ellos brota la división del mismo en las zonas económicas del dólar, del euro, del yuan, de la libra esterlina, etc. Importante recordar la tesis establecida por el Presidente Mao de “tres mundos se delinean” contra la podrida teoría revisionista de los tres mundos de Teng.

 

El imperialismo es la etapa superior y última del capitalismo, es monopolista, parasitario o en descomposición y agonizante, pero no va a desaparecer por sí mismo, si no lo golpeamos se va a mantener moribundo pero no muerto y como fiera herida de muerte seguirá causando más desgracias a los pueblos del mundo. El imperialismo es un gigante con pies de barro.

Los imperialistas en medio de su crisis siempre encontrarán alguna forma de cómo seguir, pese a estar hundiéndose más, con la ayuda del oportunismo permanecerán como un cadáver insepulto, siempre buscarán como incrementar la explotación de la clase obrera en sus propios países y el saqueo de los países oprimidos del mundo, en medio de crisis y guerra de todo tipo. Todo lo cual corresponde al momento de los 50 a 100 años contados a partir de los 60, en que desaparecerá el imperialismo (Presidente Mao) y a la actual etapa de la revolución proletaria mundial, la tercera etapa de hundimiento del imperialismo y de su barrimiento por la Revolución mundial a través de la Guerra Popular.

El imperialismo yanqui va de derrota en derrota: Corea, Vietnam, Afganistán, Iraq, etc., siguiendo la ley del imperialismo y todos los reaccionarios de fracasar, volver a fracasar y así hasta su ruina final. Mientras los pueblos del mundo y con ellos todas las fuerzas progresistas y revolucionaria, siempre seguirán su lógica de luchar, fracasar, volver a luchar volver a fracasar, volver a luchar hasta derrotar al imperialismo, la reacción mundial y el revisionismo.

La clase obrera y los pueblos del mundo no deben olvidar nunca el llamamiento hecho por el Presidente Mao de que los pueblos de un país débil pueden vencer la agresión del imperialismo siempre que se atrevan a desafiar todas las dificultades y a luchar unidos. Que el imperialismo es un tigre de papel, que hay que tomarlo muy en cuenta tácticamente y despreciarlo estratégicamente.

De los principales hechos expuestos hasta aquí, queremos destacar los referentes al mayor parasitismo y descomposición del imperialismo yanqui, que por su posición de potencia hegemónica única se acelera, por tanto, la característica específica que toma su hundimiento, su “declive” y de los demás países imperialistas.

Se agudiza la contienda, China un gigante por su propio peso en la economía y política mundial, por ser una potencia imperialista más atrasada, se convierte por decirlo así en el mercado apetecido de todas las demás potencias imperialistas en su contienda con el imperialismo yanqui. China no deja de estar en la mira de todos ellos.

No olvidar que al monopolio en economía corresponde la violencia y la reacción política a diferencia del capitalismo de libre concurrencia.

En todo el mundo está en marcha el proceso de reaccionarización del Estado burgués, su militarización y la guerra imperialista. Las actuales elecciones en los EE.UU., las disputas entre la Clinton y Trump, el crecimiento del chovinismo imperialista y del fascismo, de los movimientos reaccionarios en la UE y el Brexit son las expresiones más recientes de ello.

Los continuos escándalos de corrupción de los representantes del Estado burgués, de su vinculación con los grandes monopolistas, de la financiación de los partidos, etc., expresan en forma más acentuada lo establecido por Lenin de que los grandes monopolistas les han robado su libertad a los ciudadanos y estos países se han convertido en cárceles para los obreros.

La hegemonía del imperialismo yanqui es una amenaza contra todos los demás

Más hechos contenidos en el Informe que expresan el mayor parasitismo o descomposición del imperialismo. Sobre el comercio mundial y la exportación de capitales se lee:

“Los niveles de comercio y el saldo de los activos y pasivos exteriores son de cinco a diez veces más altos que en los años 1970 y mucho más grande que en su pico anterior justo antes de la primera guerra mundial. La velocidad y la complejidad de los flujos de capital superará cualquier cosa que el mundo ha visto nunca antes”.

Lenin: “(…) el desarrollo del capitalismo ha llegado a un punto tal, que, aunque la producción de mercancías sigue “reinando” como antes y siendo considerada como la base de toda la economía, en realidad se halla ya quebrantada, y las ganancias principales van a parar a los “genios” de las maquinaciones financieras. En la base de estas maquinaciones y de estos chanchullos se halla la socialización de la producción; pero el inmenso progreso logrado por la humanidad, que ha llegado a dicha socialización, beneficia a los especuladores.” (pág. 28)

Más adelante prosigue Lenin: “(…) El aumento del riesgo es consecuencia, al fin y al cabo, del aumento gigantesco de capital, el cual, por decirlo así, desborda el vaso y se vierte hacia el extranjero, etc. Y junto con esto progresos extremadamente rápidos de la técnica traen aparejados consigo cada vez más elementos de desproporción entre las distintas partes de la economía nacional, de caos, de crisis.

Y las crisis -las crisis de toda clase, sobre todo las crisis económicas, pero no sólo éstas- aumentan a su vez en proporciones enormes la tendencia a la concentración y al monopolio.”

Del Informe: “A juzgar por su participación en la producción mundial de acero, la fabricación, el comercio de mercancías, el transporte y las materias primas de producción y consumo, al país le va de perros (véase el gráfico). El número de países a los que Estados Unidos es el mayor mercado de exportación se ha reducido de 44 en 1994 a 32 y en el mismo período la cifra equivalente para China ha aumentado de dos a 43.

Muchas de las empresas más valiosas del mundo siguen siendo estadounidenses, pero esto exagera su influencia en el extranjero: su participación en el stock de inversión corporativa internacional ha caído de 39% en 1999 al 24%.

Pero, “los Estados Unidos todavía brillan en una serie de campos. (…) Su Administración de Alimentos y Drogas es el punto de referencia mundial para la eficacia de un nuevo medicamento (…) una capacidad asombrosa para dominar cada nueva generación de la tecnología. Ahora preside una nueva era basada en la nube, el comercio electrónico, redes sociales y la economía del compartir. Facebook y Google (…) inventaron los sistemas operativos del 99% de los usuarios de teléfonos inteligentes y las empresas de Internet en China, incluido el Sr. Ma, ambos están protegidos y atrapados detrás del “Gran Firewall”.

El predominio de las palancas fundamentales de las finanzas globales y del sistema monetario mundial de los Estados Unidos ha aumentado. La cuota de mercado mundial de bancos de inversión de Wall Street se ha incrementado en un 50% ya que las empresas europeas se han reducido y los aspirantes asiáticos han pisado agua. Los gestores de fondos estadounidenses ejecutan el 55% de los activos mundiales bajo gestión, frente al 44% de hace una década, lo que refleja el crecimiento de nuevos vehículos de inversión y la banca en la sombra, como los fondos negociados en bolsa. Flujos globales de capital, más grande que en cualquier momento de la historia, se mueven al ritmo de la VIX, una medida de la volatilidad en mercados de valores de los Estados Unidos. (…) Las Finanzas y tecnología ya son un campo de batalla por la soberanía, como la persecución de Europa de Google a través de casos de competencia ha demostrado”.

Sobre este “campo de batalla”, estos días hace noticia la multa del ministerio de justicia yanqui al Deutsche Bank (Banco Alemán) por 14,000 millones de dólares, como antes lo hizo con dos bancos ingleses, etc.

Los hechos confirman que: “El capital financiero, concentrado en un puño y que goza del monopolio efectivo, obtiene un beneficio enorme, que se acrece sin cesar, de la constitución de sociedades, de la emisión de valores, de los empréstitos del Estado, etc., consolidando la dominación de la oligarquía financiera, imponiendo a toda la sociedad los tributos en provecho de los monopolistas. Todas las condiciones de la vida económica sufren una modificación profunda a consecuencia de esta transformación del capitalismo. Con el estancamiento de la población, de la industria, del comercio y del transporte marítimo, “el país” puede enriquecerse por medio de las operaciones usurarias. “(…) “es el dominio completo de la oligarquía financiera, que reina sobre la prensa y sobre el gobierno”(…) “No hay ninguna operación bancaria que produzca beneficios tan elevados como las emisiones” (…) El monopolio, una vez que está constituido y maneja miles de millones, penetra de un modo absolutamente inevitable en todos los aspectos de la vida social, independientemente del régimen político y de otras “particularidades“.

La hegemonía del imperialismo yanqui es una amenaza contra todos los demás:

“Desde los ataques del 11 de septiembre del 2001, Estados Unidos ha afirmado enfáticamente el control sobre el sistema de pago en dólares en el centro del comercio y las finanzas mundiales. Estados hostiles, empresas o personas pueden ser separados del sistema, como Irán, Birmania, magnates políticos rusos y bufones de fútbol de la FIFA han encontrado su costo. La amenaza de esta sanción ha dado a América un alcance extraterritorial mejorado” (ver Informe Especial). Así se entiende mejor el acuerdo de desmilitarización de Irán por 8 años referente a la “energía nuclear”, tecnología para misiles de largo y mediano alcance, etc., de julio de 2015.

 

SE AGUDIZA LA CONTIENDA Y LA DISPUTA IMPERIALISTA POR EL BOTÍN

Todos esto datos son muy importantes porque ayudan a explicar porque las contradicciones se agolpan, cuál es la base económica de la situación actual. Como se agudiza la contienda y la disputa entre ellos por el botín y la contradicción principal se expresa con mayor fuerza.

Crece la explotación y la opresión de la gran mayoría de la clase obrera en los países imperialistas. Desde los años 70 la economía en los países imperialistas crece más lentamente pero la acumulación de la producción y del capital, la riqueza en una minoría cada vez más pequeña, se acrecienta sin cesar. Lo que los economistas y sociólogos burgueses denominan el “crecimiento de la desigualdad”. Con ello crece inmensamente el Poder del capital sobre la clase obrera.

Cada vez se incrementa más la acumulación de la producción y del capital (la riqueza) en manos de una minoría como producto de la explotación de la propia clase obrera y la de los países oprimidos, una parte de la cual le arrojan a una parte de sus obreros, que por sus emolumentos y las prebendas que recibe de los explotadores vive en condiciones pequeño burguesas: la aristocracia obrera. Esta es la base económica del oportunismo.

Aplastar al oportunismo, al revisionismo y a las posiciones burguesas dentro de la clase obrera es tarea clave para reconstituir el partido y unir al movimiento del proletariado en estos países y al movimiento de liberación nacional para acabar con el imperialismo. En la raíz del oportunismo están esas ideas burguesas propagadas por los académicos del imperialismo de que los monopolios marcharían a unirse en un sólo cartel internacional, las ETN o EMN, por tanto la posibilidad de la paz y la democracia bajo el imperialismo. O que lo principal del imperialismo es “su política de anexiones”, con lo cual se busca reducir al imperialismo a la política imperialista, por lo tanto sólo luchar contra esta política, para reformarlo. Todas ideas de Kaustky con las cuales Lenin liquidó cuentas pero que se vuelven a presentar como nuevas.

En marzo de 2015 el Banco de Pagos Internacionales informó que la financiación en dólares fuera de los Estados Unidos alcanzó la suma de 9,6 billones de dólares mientras que los intercambios en Euro fuera de la zona europea común del Euro alcanzaron 2,8 billones.

Hay que tener en cuenta esas sumas en dólares y euros para ver las cuentas que a continuación se dan sobre las tenencias de divisas. No olvidar que los países semicoloniales están sometidos al monopolio económico pero de diferentes países imperialistas, donde una potencia imperialista es principal, no de uno sólo, en tal caso serían países coloniales.

Resumiendo, de los hechos brota la hegemonía financiera de los Estados Unidos y con ello su dominio de la economía mundial como lo muestra su dominio de la tecnología de la información, el control de las principales fuentes de energía y materias primas en el Medio Oriente, el Sudoeste de Asia, América Latina, las llamadas redes de producción del Sudeste Asiático y China, de México, Centroamérica y el Caribe, etc. Siempre en dura contienda con los otros imperialistas. Capital financiero que domina sobre la llamada “economía real” y la “especulativa”, que como se ve de las propias citas del Informe no se pueden separar.

La IED a los países oprimidos de Asia y a China estos años alcanza sus marcas históricas

Lo dicho anteriormente expresa la relación del crecimiento de los monopolios imperialistas con la exportación de capitales y el comercio internacional de exportación e importación en esa región. No olvidar, que junto con la IED, a la llamada producción multinacional de las filiales de los monopolios muchas de las cuales se financian localmente o reinvierten utilidades o retienen sus utilidades en donde están ubicadas para eludir impuestos en sus países de origen. Ahora, veamos los datos más recientes de la IED:

 

“En un contexto de bajo crecimiento y fuerte incertidumbre global, la inversión extranjera directa (IED) ha mostrado un particular dinamismo. En 2015, los flujos mundiales de IED aumentaron un 36%, llegando a un monto estimado de casi 1,73 billones de dólares, su nivel más alto desde 2007 (UNCTAD, 2016a) (véase el gráfico I.1). Detrás de estos resultados está una intensa ola de fusiones y adquisiciones transfronterizas, focalizadas en los países desarrollados, especialmente en los Estados Unidos. En 2015, las operaciones transfronterizas representaron el 31% del total de las fusiones y adquisiciones mundiales (JP Morgan, 2016).

 

(…) A nivel regional, Asia en desarrollo continúa siendo la principal región receptora de las entradas de inversión extranjera directa, superando a la Unión Europea y a América del Norte. En 2015, la IED dirigida a Asia en desarrollo registró un crecimiento del 15%, alcanzando un nuevo récord histórico, liderado por Hong Kong (Región Administrativa Especial de China), China, Singapur y la India. Sin embargo, en Hong Kong (RAE de China) parte importante del crecimiento corresponde a la fusión y reestructuración de las empresas Cheung Kong Holdings y Hutchison Whampoa en CK Hutchison Holdings, lo que no representa una nueva inversión productiva“ (La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2016, CEPAL, págs. 19 a 21).

Cuadro I.1. Entradas mundiales de Inversión Extranjera Directa, tasas de variación y distribución por regiones, 2006-2015 (En miles de millones de dólares y porcentajes)

“Las entradas de IED en las economías en desarrollo continúan creciendo, pero su participación en el total mundial disminuyó en 2015”.

Otro dato importante para América Latina, en cuanto a la IED, es que:

“En 2015, los Estados Unidos se convirtieron en el principal origen de las entradas de inversión extranjera directa recibidas por América Latina y el Caribe. Considerando las entradas que tienen un origen claramente identificado, los Estados Unidos son responsables del 25,7%. Los Países Bajos son el segundo origen más importante, con un 15,4%, seguidos de España, con un 11,5%” (ibídem)

EL CAPITALISMO MONOPOLISTA DE ESTADO Y LA OPRESIÓN DE LOS PAÍSES IMPERIALISTAS SOBRE LOS PAÍSES OPRIMIDOS

Hemos citado tantas veces a la FED y al dólar, por lo cual, es necesario hacer las comparaciones cuantitativas entre los Bancos Centrales de las economías imperialistas (los llamados Bancos Centrales Centrales -BCC- con los Bancos Centrales de las economías imperialistas más atrasadas como las de Rusia y China, como de los países oprimidos (los llamados Bancos Centrales Periféricos -BCP) a través de sus activos y la proporción de los mismos según las monedas de reserva que contienen.

Lenin escribió, que en los países imperialistas llegado un determinado momento se produjo la unión del inmenso poder de los monopolios del capital financiero con el inmenso poder del Estado constituyendo el capitalismo monopolista de Estado. Dice: “en la época del capital financiero, los monopolios de Estado y los privados se entretejen formando un todo y cómo, tanto los unos como los otros, no son, en realidad, más que distintos eslabones de la lucha imperialista entre los más grandes monopolistas por el reparto del mundo”. Veamos la tabla:

Elaborado por Edgardo Torija Zane, Bancos centrales “periféricos”: el caso de América Latina pág137, en Estructura productiva y política macroeconómica, Enfoques heterodoxos desde América Latina.

Donde se observa el crecimiento de los activos de los Bancos Centrales de los diferentes países consignados, es decir del poder de control e intermediación financiera de los Estados.

El autor antes citado, siguiendo el pensamiento cepaliano del estructuralismo divide a los países entre centro y periferia, para velar las relaciones de opresión y violencia de los países imperialistas sobre los países oprimidos. Cuando él se refiere a los BCC en realidad está hablando de los BC de los países imperialistas y cuando habla de los BCP se refiere a los BC de los países imperialistas de menor desarrollo como Rusia y China y a los BC de los países oprimidos, sin hacer ninguna diferencia entre estos últimos.

Según Edgardo Torija: “Existen grandes diferencias entre los bancos centrales que emiten una moneda de reserva, a los que se designará en lo sucesivo como bancos centrales “centrales” (BCC) (5), y aquellos que no lo hacen, los bancos centrales “periféricos”, lo que justifica un análisis separado. Una de las diferencias entre los BCC y BCP queda de manifiesto a partir de la observación de sus estados contables. En el activo del estado de situación patrimonial, la incidencia de las colocaciones en instrumentos en divisas extranjeras en el total es bastante mayor en los BCP que en los BCC (véase el gráfico IV.1), a excepción del Banco Nacional de Suiza, que de septiembre de 2011 a enero de 2015 intervino de manera sistemática en el mercado de cambios para evitar la apreciación del franco suizo frente al euro (6).

Las estadísticas de la composición por moneda de las reservas internacionales, publicadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), permiten constatar la supremacía del dólar, la importancia del euro y la ausencia de inversiones en monedas emitidas por los BCP, si bien es posible que el Renminbi de China esté ganando aceptación (7). La hegemonía monetaria de los BCC se ejerce a través de la percepción de recursos de señoreaje vinculados a la demanda de saldos reales de los BCP. (pág. 141)

Razones por las que los BCC no deben acumular reservas internacionales y por las cuales los BCP deben acumular reservas internacionales, según el autor:

“(…) Una razón por la que los BCC no deben acumular reservas internacionales de manera significativa se relaciona con su capacidad de acceder a la liquidez internacional a bajos costos. Un BCC falto de liquidez en moneda extranjera puede obtener divisas con cierta facilidad a partir de la colaboración de otro BCC, mediante el uso de instrumentos como los canjes de divisas (swaps)”. Dice que en ese caso sólo se presentaría un riesgo de cambio por alza o baja de la moneda fácilmente asumible por el deudor en su propia moneda que es convertible.

“(…) Sin embargo, en el caso de racionamiento de crédito en los mercados privados, los BCP tienen en realidad pocas opciones de acceso a la liquidez internacional, más allá de acudir al recurso de las líneas de crédito del FMI (…) (pág. 141)”. Porque, según dice, habría no sólo un riesgo de cambio sino también de pagos por la falta de convertibilidad de la moneda de estos BC para servir de garantía a estos canjes.

Notas a las citas:

(5) El grupo reducido de BCC está integrado por la Reserva Federal de los Estados Unidos, Banco de Inglaterra, Banco Nacional de Suiza, Banco Central Europeo, Banco de Canadá, Banco de la Reserva de Australia y Banco del Japón.

(6) Durante el período de fijación de la paridad del franco suizo frente al euro, las reservas internacionales del Banco Nacional de Suiza se incrementaron desde 260.000 millones de francos suizos en septiembre de 2011 a 504.000 millones de francos suizos en enero de 2015. Si bien este banco puso fin a la política de cambio fijo del euro a comienzos de 2015, siguió acumulando activos externos (510.000 millones de francos suizos a fines de febrero de 2015)”.

(7) Desde la crisis de las hipotecas de alto riesgo, el “privilegio exorbitante” del dólar, tal como lo calificó Eichengreen (2011), pareció extenderse. Por cierto, la Reserva Federal actuó como un banco central “central”, al cobrar un interés por el uso de un canje sin riesgo de cambio (pactado a la misma tasa de entrada y de salida) a los bancos centrales solicitantes. Los contratos establecidos entre la Reserva Federal y otros bancos centrales desde 2008 solo establecieron el caso en que la línea de crédito era solicitada a la Reserva Federal (y no por esta).

En resumen los BCC no tienen que tener reservas en otras monedas convertibles y los BCP tienen que hacer acopio de ingentes reservas internacionales en monedas convertibles para sus intervenciones cambiarias, es decir mantener el equilibrio de sus monedas frente al dólar principalmente, en el caso de los países “periféricos” que están en esta zona, otro motivo es motivos mercantilistas como el que ha sido consignado en abundante literatura al respecto para el caso de China con los Estados Unidos, según la cual el superávit comercial de China se convierte por parte del Banco Nacional de China en bonos del Tesoro de los EE.UU., es decir en deuda yanqui, y así los hogares de este país se endeudan y consumen las mercancías baratas chinas, otro es la de un seguro para el caso de salida de capitales principalmente “especulativos” o inversiones de cartera. Además China invierte parte de sus excedentes en inversiones de riesgo y en recursos naturales de los países de África, Latino América, etc., lo cual constituye una diferencia con las economías de América Latina que hacen inversiones de bajo riesgo.

Pero si bien estos motivos se dan, y esa es su diferencia con los países de capitalismo burocrático en este caso de los BCP, los grandes bancos chinos en el sistema financiero imperialista están subordinados a los bancos de los Estados Unidos, o de Inglaterra, etc., como se ha visto en la salida a la cotización en bolsa en Nueva York del gigante chino de la venta por internet Alibaba.

Lo principal según el autor citado respecto a la acumulación de reservas en dólares, etc., de los BCP es que estos por el lugar que ocupan en el “sistema financiero mundial“ se ocupan de hacer el reciclaje de divisas mediante la compra de los ingresos en divisas del país para dedicarlos a la compra de bonos del Tesoro de los EE.UU., luego emiten bonos soberanos para su venta a los residentes en el país (pero que muchas veces son comprados por los no residentes), para esterilizar estas compras, si no crecería la masa monetaria y con ello la inflación. Dice Torija Zane:

“Una extensa literatura buscó fundamentar por qué los bancos centrales acumulan activos frente a no residentes, en lugar de orientar esos recursos hacia usos alternativos. También se buscó determinar el nivel “adecuado” de reservas internacionales para advertir sobre la eventual vulnerabilidad de la moneda de un país. (…) Ocurrió un cambio fundamental a partir del pasaje a regímenes flotantes desde 1971 y con el advenimiento de la globalización financiera, asistiéndose a un incremento significativo en la acumulación de reservas internacionales por parte de los BCP. Como observa Rodrik (2006), este aumento se produjo en magnitudes muy superiores al crecimiento de las transacciones comerciales, lo que se explica por el aumento exponencial de los flujos de capital transfronterizos. (pág. 146)

Sobre la llamada “globalización financiera“ cabe agregar, que desde fines de los 80., con la conversión de la deuda de los países semicoloniales, en cesación de pagos (default), a Bonos Brady se volvió a reimpulsar el mercado de los “bonos soberanos” de los países oprimidos; en ese entonces, dentro del plan de hegemonía mundial del imperialismo yanqui, que incluye su política económica “neoliberal“ como las privatizaciones, por la cual los países oprimidos emiten deuda durante los 90 a cambio de los ingresos por privatizaciones de sus activos. Para impulsar los mercados de deudas, de acciones de las empresas y otros instrumentos financieros de estos países se procede a la privatización de la seguridad social y se crean los llamados fondos soberanos por parte de algunos de estos países.

Deuda soberana y fondos soberanos que de hecho no son nada soberanos. Todo impulsado por el FMI y el BM (América Latina fue una de las regiones que recibieron más flujos de capital en el siglo XIX. Entre 1880 y 1913 recibió aproximadamente un cuarto del total de flujos de capital británico “EL MERCADO DE BONOS LATINOAMERICANOS EN LA HISTORIA: 1820–1913. VIVIR CON DEUDA. Cómo contener los riesgos del endeudamiento público, Informe 2007 Banco Interamericano de Desarrollo, Nueva York).

Hasta la crisis de 2007-2008 los economistas y periodistas burgueses hablaban de que el Estado se había vuelto irrelevante para la economía en la mayor parte de países con las políticas “neoliberales”, las privatizaciones y la desregulación del empleo; incluso muchas funciones antes exclusivas del Estado como la guerra exterior, la seguridad interna y las prisiones eran desempeñadas por compañías privadas; y como parte de todo la administración los programas sociales corrían a cargo de las ONGs, etc.

El imperialismo yanqui siempre más avispado que los demás introdujo la “gobernanza mundial” y la “responsabilidad social de las empresas”. Propagaban que todos los países ganaban con la “globalización”; que no había ganadores ni perdedores y los países oprimidos -a los que después de la Segunda Guerra Mundial los habían bautizado como “países en vías de desarrollo”-, pasaron a ser llamados en su mayoría “países emergentes”. Los oportunistas y revisionistas repitieron todas estas mentiras burguesas y hablaban que ya no había intervención del Estado en la economía y por lo tanto no había capitalismo monopolista de Estado.

Pero, con ello sólo trataban de echarnos arena a los ojos, pues en todos los países imperialistas y en los de capitalismo burocrático las emisiones de deudas y obligaciones del Estado (ver en Lenin sobre las grandes ganancias que significan las emisiones para los bancos) es un gran negocio del Estado. Los Bancos Centrales canalizan las emisiones de bonos y obligaciones de los Estados a través de los grandes bancos del capital financiero particular y, así, parte de la renta que generan va a parar a los activos de los monopolios imperialistas para garantizar sus créditos e inversiones y principalmente para la especulación financiera, para impulsar el rentismo en todo el mundo.

Tenemos como ejemplos, las compras del Banco Central Europeo de deuda pública de los países europeos, el desarrollo de la deuda soberana o del mercado de bonos del Estado en América Latina (ver en los informes de la CEPAL), o lo citado más arriba en relación a Turquía, etc. Por tanto, plena vigencia de los establecido por Lenin sobre el capitalismo monopolista de Estado en los Estados imperialistas, como también, de lo establecido por el Presidente Mao y desarrollado por el Presidente Gonzalo, sobre el proceso del capitalismo burocrático en los países oprimidos, donde llegado un momento el capitalismo burocrático se combina con el Poder del Estado y pasa a ser un capitalismo monopolista de Estado comprador y feudal. Es decir el capitalismo burocrático.

 

LOS BANCOS CENTRALES DE LOS PAÍSES OPRIMIDOS COMO INTERMEDIARIOS DEL CAPITAL FINANCIERO IMPERIALISTA

Agrega el autor citado: “(…) al acumular reservas internacionales, los bancos centrales están comportándose como intermediarios financieros y “reciclan” flujos de capital (exportando el capital que se importa). Por cierto, este reciclaje no es neutro en términos de toma de riesgo y de captación de rentas. (…) En este circuito el sistema financiero local realiza solamente actividades “transaccionales” (puede ocurrir, por ejemplo, que en vez de poseer un título de esterilización el banco en cuestión sea remunerado por sus tenencias de liquidez en el banco central, lo que es prácticamente equivalente). (…) Es importante advertir que la escisión de los riesgos financieros y su reparto entre los agentes económicos no es un proceso que ocurra de forma anárquica. Se puede asumir que los residentes de los países en desarrollo prefieren generalmente los activos líquidos con bajo riesgo a aquellos con mayor volatilidad, lo que respondería al interés de dar seguridad al ahorro. Por el contrario, los no residentes (los agentes económicos con capacidad de financiamiento de los países más ricos) tienen un sesgo hacia los activos de mayor rentabilidad, por ejemplo los títulos de propiedad del capital y las deudas de largo plazo. (págs. 148-149) Bancos centrales “periféricos”: el caso de América Latina“, Edgardo Torija Zane, en Estructura productiva y política macroeconómica, Enfoques heterodoxos desde América Latina, Alicia Bárcena, Antonio Prado, Martín Abeles, Editores, CEPAL, Santiago de Chile 2015.

Los costos de acumular reservas:

“La pérdida de renta se asocia no sólo al tipo de activo seleccionado, que es típicamente libre de riesgo y por ello de baja rentabilidad; también se refiere a los posibles costos de esterilización relacionados con el motivo precautorio para acumularlo (Levy Yeyati, 2008; Frenkel, 2007). Entonces, por cada dólar (u otro activo de bajo riesgo y retorno) que el banco central decide comprar, se emite una deuda que paga una tasa de interés considerablemente mayor.(…) para los países de la región (…) puede observarse que los costos de mantener las reservas (o carry costs) no son despreciables: promedian 0,35% del PIB en 2014, pero hay casos donde supera el 1%, como es el caso de Bolivia” (pág. 109, ¿Autoseguro?¿Cooperación financiera regional? Lidiando con la volatilidad externa en América del Sur, Por Ramiro Albrieu y Andr. Biancarelli, en Integración Financiera y Cooperación Regional en América del Sur Después de la Bonanza de los Recursos Naturales. Balance y Perspectivas, SERIE RED SUR 2015. Nº 28, Argentina).

El Imperialismo Yanqui y el fomento del rentismo en los países de capitalismo burocrático en el mundo y en América Latina

La política de expansión monetaria del imperialismo yanqui parte de su plan hegemónico de dominio de las finanzas de nuestros países:

 

“El análisis de la evolución de los flujos de financiamiento para el desarrollo muestra que en los países de renta media, incluidos los de América Latina, se ha producido un claro retroceso de los flujos tradicionales, como la asistencia oficial para el desarrollo (AOD). En el período comprendido entre 1961 y 2014, los flujos de AOD han pasado de representar, en promedio, más del 1% del PIB regional al 0,2% del PIB regional (…) Al mismo tiempo que los flujos de asistencia oficial han disminuido, los flujos de origen privado se han transformado en la principal fuente de financiamiento de estas economías. Entre estos, destaca la inversión extranjera directa (IED), que en el caso de América Latina llegó, en 2014, a 158.803 millones de dólares, monto equivalente a alrededor del 2,6% del PIB regional y más del 60% de los flujos totales que recibe la región. Por su parte, las remesas y los flujos de inversión de cartera alcanzaron en 2014 más de 60.000 millones y 93.000 millones de dólares, respectivamente.

 

De manera más reciente y sobre todo después de la crisis financiera internacional (2008-2009), el mercado internacional de bonos ha pasado a ser una importante fuente de financiamiento en la región, tanto para el sector privado como para el público, en distintas áreas de actividad económica, entre ellas los recursos naturales, la infraestructura y el sector financiero. Esto se explica, entre otros factores, por el hecho de que la política de expansión monetaria de los Estados Unidos ha provocado un cambio importante en la composición del financiamiento hacia las economías emergentes, incluida América Latina y el Caribe, dando una mayor primacía al mercado de bonos sobre los préstamos bancarios. En la región, las emisiones de bonos llegaban a 20.000 millones de dólares en 2009, aumentaron a más de 150.000 millones de dólares en 2014 (un 2,6% del PIB regional) y se estabilizaron en cerca de 80.000 millones de dólares en el período 2014-2015. Estudio Económico de América Latina y el Caribe • 2016, Capítulo IV pág. 154

 

Algunas conclusiones: las observaciones sobre la diferencia por el riesgo de los inversores de cartera, individuales o de fondos de pensión y otros de los países atrasados como de sus propios BC, es muy consistente con la “superabundancia relativa de capitales, porque pese a que el país es atrasado no encuentran en casa donde invertirse salvo en deuda soberana del país que de acuerdo al plan del imperialismo, de esta manera son captados hacia el sistema financiero internacional (o sea imperialista).

El imperialismo por esta vía va sujetando o monopolizando todos los aspectos de la vida económica de los países de capitalismo burocrático (privatización de las pensiones), o las empresas de estos países tanto de la compradora como de la burocrática que pasan a cotizarse en bolsa de sus países y algunas en la plaza de Nueva York, controladas por los grandes bancos de inversión imperialistas que se encargan de la emisión de las acciones (privatización de las empresas públicas y/o conversión en sociedades por acciones), acciones que luego se empaquetan en los llamados “paquetes de acciones y obligaciones” que designan y distribuyen los bancos de inversiones entre los bancos afiliados para ofertarlos y distribuirlos entre sus clientes pasando a formar parte del activo de las empresas y del haber en las cuentas de los particulares.

Importante es el impulso que se da a través del Banco Mundial y el BID -y que aplican todos los gobiernos de América Latina y el Caribe (de “izquierda” como de derecha)- a la bancarización de los pobres para recibir las “ayudas no contributivas de los programas de ayuda social condicionada”, como Bolsa Familia en Brasil, en Bolivia, etc. Así, no sólo los capitalistas y terratenientes llegan a tener una cuenta bancaria y son controlados por los bancos, sino también los obreros, los campesinos, los empleados y los desempleados para impulsar el consumo y la descentralización de la red de los bancos para centralizar el Poder y la acumulación del capital tipo hormiga.

No olvidar que tanto el imperialismo como su hijo el capitalismo burocrático están en su crisis última por lo cual aumenta su voracidad. Buscan tener un respiro en sus crisis cíclicas continuadas dentro de su crisis general. El imperialismo yanqui con el Banco Mundial y el BID también impulsan la formalización de los llamados informales. Destaca en esto, el agente yanqui Hernando de Soto (asesor en la sombra de Kusinsky y Keiko Fujimori en Perú y de muchos otros gobiernos en el Tercer Mundo, funcionario del Departamento de Estado yanqui y su AID).

La llamada formalización de los trabajadores informales, que en América Latina están en cifras por encima del 80% de la PEA, busca formalizarlos y bancarizarlos para que tengan acceso al crédito, a las hipotecas y puedan ser embargados, para que paguen impuestos y poder bajar los impuestos a la gran empresa imperialista o de la gran burguesía compradora y de los terratenientes; formalización de los “pequeños propietarios agrícolas” mediante la titulación de sus tierras (Presidente Gonzalo: el talismán de la propiedad) y la privatización de la propiedad de las comunidades campesinas y de los pueblos indígenas para que sean sujetos de créditos, para que sus tierras pasen a garantizar estos créditos; para endeudarlos y luego arrebatarles el pedazo de tierra para la nueva concentración de la propiedad (ciclos de la misma en el camino terrateniente o prusiano de desarrollo de la semifeudalidad al capitalismo en los países atrasados donde no ha habido una revolución burguesa).

Estas son conclusiones que corresponden pues a la sujeción de los Bancos Centrales conforme a la división establecida por Lenin de los dos tipos de países: opresores o imperialistas y oprimidos (coloniales y semicoloniales).

El crecimiento de la exportación de capitales en el mundo y del comercio mundial de exportación e importación se hace, en gran medida a nivel internacional, como parte de la organización vertical de la producción (que denominan fragmentación internacional de la producción) como contrato de servicios manufactureros, pero no pueden ocultar el hecho que las firmas de las diferentes localidades y países (tanto en China como en los países de capitalismo burocrático), en la mayoría de casos, actúan sólo como agentes del capital financiero imperialista.

De esta manera el capital financiero domina la producción industrial no sólo en el propio país sino en los países de ultramar y en las semicolonias.

Un caso extremo se presenta con las empresas del comercio mayorista en los EE.UU. Las empresas productoras de mercancías sin factorías o fábricas (las FGPFs por sus siglas en inglés), “una forma considerada extrema de la fragmentación de la producción”, un ejemplo es Apple Inc. Apple hace el diseño, la ingeniería, el desarrollo y la venta a los consumidores de productos electrónicos, software, y computadoras, para la vasta mayoría de sus productos, incluyendo iPhones, iPads, and MacBooks, Apple no hace nada de la producción y la actual fabricación es hecha en China y otros lugares por otros fabricantes (ver Measuring the multinational economy, Factoryless Goods Producing Firms, By Andrew B. Bernard and Teresa C. Fort, American Economic Review, 2015, 105(5), págs. 518 a 52).

En el sector de distribución o comercio mayorista estas empresas representan el 12%, pero entre las empresas de venta de fármacos y de ropa hacen el 24 y 23 por ciento respectivamente, es decir están sobre representadas. No confundir con las empresas monopolistas de la industria que importan y exportan partes como las de la electrónica, maquinarias, autos, etc., esta dominan en sus sectores y en el total (Measuring the multinational economy, Factoryless Goods Producing Firms, By Andrew B. Bernard and Teresa C. Fort, American Economic Review, 2015, 105(5), págs. 518 a 523).

 

Lenin señaló de dónde provenía esta propensión al riesgo de los inversionistas de los países imperialistas:

“(…) el desarrollo del capitalismo ha llegado a un punto tal, que, aunque la producción de mercancías sigue “reinando” como antes y siendo considerada como la base de toda la economía, en realidad se halla ya quebrantada, y las ganancias principales van a parar a los “genios” de las maquinaciones financieras. En la base de estas maquinaciones y de estos chanchullos se halla la socialización de la producción; pero el inmenso progreso logrado por la humanidad, que ha llegado a dicha socialización, beneficia a los especuladores”.

Por lo mismo nos dice: “es una estupidez querer separar el capital aplicado a la producción del llamado capital especulativo (el que se emplea en la compra de obligaciones y valores) (…)   El aumento del riesgo es consecuencia, al fin y al cabo, del aumento gigantesco de capital, el cual, por decirlo así, desborda el vaso y se vierte hacia el extranjero, etc. Y junto con esto progresos extremadamente rápidos de la técnica traen aparejados consigo cada vez más elementos de desproporción entre las distintas partes de la economía nacional, de caos, de crisis”.

En los países capitalistas, “los monopolios de Estado y los privados se entretejen formando un todo y cómo, tanto los unos como los otros, no son, en realidad, más que distintos eslabones de la lucha imperialista entre los más grandes monopolistas por el reparto del mundo”.

Una última referencia al Informe de The Economist, en cuanto se duele de los inmensos desequilibrios de la economía mundial y de la amenaza de crisis aún peores si no se actúa “responsablemente” por parte de los imperialistas yanquis, y a su propuesta de que “para asumir su responsabilidad como con un banco de reserva que actúe como prestamista de última instancia” para los casos de los bancos de este sistema de dólares offshore que entren en problema de pagos, ya que el FMI no está en condiciones; o su otra propuesta, de que los EE.UU. deben dotar al FMI de un fondo para estos casos y ceder su derecho de veto para que se convierta en una autoridad monetaria mundial independiente. O también la propuesta de los revisionistas chinos de crear una moneda de reserva que suplante al orden del dólar o su famoso banco de desarrollo. Todas ellas, son propuestas de medidas que no van a tener mayor efecto. Se puede decir figuradamente, son propuestas de aplicar dosis homeopáticas que no pueden curar el cáncer imperialista.

Como dijo Lenin, son proyectos de reformas carentes de toda seriedad. Y, además como ya hemos dicho, es política burguesa chovinista opuesta al chovinismo imperialista yanqui, que se pretende un pensamiento reformista, democrático y pacífico pero que es también reaccionario, chovinista, violento, no puede ser de otra manera viniendo de ellos y no importa su procedencia particular.

Todo el desarrollo económico del imperialismo en esta su última etapa muestra ¡El beneficio de los rentistas es cinco veces mayor que el beneficio del comercio exterior del país más “comercial” del mundo!¡He aquí la esencia del imperialismo y del parasitismo imperialista! Junto con la formación de sus ejércitos con los soldados de los pueblos oprimidos como lo estamos viendo en el Medio Oriente Ampliado, donde se usa a los kurdos y árabes, etc., para la guerra de agresión imperialista por partir esos países y por nuevo reparto. Es así como se hundieron los viejos imperios y así se hundirán los imperialismos barridos por la nueva gran ola de la revolución proletaria mundial con Guerra Popular Mundial dirigida por el maoísmo que se está encarnando en PC.

Las relaciones económicas del imperialismo constituyen la base de la situación internacional hoy existente. A lo largo de todo el siglo XX se ha definido por completo esta nueva fase del capitalismo, su fase superior y última”, y de que la distinción entre países opresores y países oprimidos es un rasgo distintivo del imperialismo. Por tanto, para ver la situación actual no podemos partir de la contradicción fundamental del capitalismo, pues, estamos en su fase superior y última, el imperialismo(…).El imperialismo madura las condiciones para la revolución (… )Después del imperialismo sólo cabe el socialismo” (Presidente Gonzalo). Nosotros culminar la revolución de nueva democracia con guerra popular y luego de la toma del Poder en todo el país, pasar interrumpida e inmediatamente al socialismo y la dictadura del proletariado con la instalación de la Republica Popular del Perú.

Octubre de 2016

 

Notas y cuadros que pueden ser consultados complementariamente:

Ver América Latina: el comercio internacional intermonopolios y los flujos ilícitos de capital en las llamadas redes internacionales de valor en América Latina; ver Recuadro III.2 La importancia de las transacciones intrafirma en el comercio de bienes (pág. 133, CEPAL 2016)

 

En los casos de Costa Rica y México, la elevada magnitud de las salidas financieras ilícitas se relaciona con la inserción de estos países en cadenas mundiales de valor —como la producción de semiconductores en el primero y de máquinas eléctricas y vehículos motorizados en el segundo—, donde las transacciones entre partes relacionadas son muy significativas, tal como se analiza en el recuadro III.2. En general, los resultados subrayan la gran importancia de las transacciones intrafirma respecto de las salidas de capital. Los productos que generan las discrepancias más destacadas suelen ser objeto de comercio entre entes de la misma firma. (pág. 133 y ss, transcribir recuadro y gráfico de los principales destinos de este comercio ilícito) lo cual explica también las inversiones que se dan desde los paraísos fiscales como los de Holanda, etc., donde no se consigna país de origen cierto.

Hundimiento del imperialismo en su tercera etapa

Ver también:

Regional GDP shares in US$, 1965-2030 Mikkel Barslund and Daniel Gros; Europe’s Place in the Global Economy – What Does the Last Half; Century Suggest for the Future? Forum Note: EU refers to EU members in a given year. Thus, the country composition is not static.Source: World Development Indicators and model estimations.

Igualmente se puede consultar:

Para una nota sobre la deuda en AL y los países atrasados, como cambia la forma pero la división del mundo entre acreedores y deudores se mantiene.

 

ESTE INFORME SE CENTRA EN LA DEUDA PÚBLICA TOTAL de América Latina y el Caribe, que comprende tanto la deuda internacional como la interna. La diferencia entre ambos tipos de deuda se ha reducido considerablemente en los últimos años, dado que los tenedores de bonos emitidos en mercados nacionales pueden ser inversionistas internacionales y que los inversionistas nacionales pueden tener en su poder bonos emitidos en mercados internacionales (1). Además, pueden utilizarse instrumentos como los derivados de crédito para distribuir el riesgo entre diferentes inversionistas casi instantáneamente y no existe una manera práctica de llevar registro de los resultados de un volumen cada vez mayor de estos instrumentos derivados. Es importante utilizar datos sobre la deuda pública total, que es una medida más completa, dado que algunos observadores, al centrarse exclusivamente en la deuda externa, llegaron a la conclusión (errónea) de que en América Latina está disminuyendo la deuda pública. En realidad, la contracción que está ocurriendo en los cocientes de deuda externa en los países de la región suele compensarse con un incremento de la deuda interna. Considerando todos los aspectos, el nivel promedio actual de la deuda pública de la región es similar al que prevalecía a principios de la década de 1990.

(1) No es fácil encontrar información sobre la deuda total. Las bases de datos como las que se utilizan en las publicaciones Estadísticas Financieras Internacionales del FMI y Global Development Finance del Banco Mundial contienen escasa información sobre el nivel y la composición de la deuda interna. En este informe se introduce una nueva base de datos sobre 24 países de América Latina y el Caribe, que el BID actualiza y publica con regularidad. VIVIR CON DEUDA Cómo contener los riesgos del endeudamiento público 2007 Banco Interamericano de Desarrollo.- Es importante ver aquí historia de la deuda soberana en AL para ver la historia del capitalismo burocrático.

 

 

 

Fuente: Vivir con deuda. Cómo contener los riesgos del endeudamiento público. Informe 2007. BID

 

 

 

 

Ver también: The Network of corporate global control. Stephania Vitali et al.

 

EL IMPERIALISMO HOY, UN HOMENAJE AL CENTENARIO DE LA OBRA DE LENIN: EL IMPERIALISMO FASE SUPERIOR DEL CAPITALISMO

 

 

 

LA SITUACIÓN ACTUAL Y LOS ELEMENTOS

QUE HAY QUE TENER EN CUENTA

Situación internacional

Revolución y contrarrevolución en el mundo. La situación del imperialismo, en el lecho de muerte pero todavía no muerto (Lenin), se empeora, y como bestia herida de muerte da manotazos descargando su crisis sobre nuestros países e incrementando la disputa entre ellos por el reparto y nuevo reparto, desatando sus guerras de agresión en los diferentes continentes (puntos candentes), uno de los cuales, el más candente hoy, está en el Medio Oriente Ampliado (MOA).

Se profundiza la crisis económica y la crisis en todos los órdenes, que ya padecen nuestros países por su condición de países semicoloniales o coloniales y semifeudales, donde se desenvuelve un capitalismo burocrático al servicio del imperialismo.

La reacción acicatea la revolución: la ofensiva contrarrevolucionaria general contra el marxismo, el Partido, el socialismo y la dictadura del proletariado dirigida por el imperialismo yanqui como potencia hegemónica única, en colusión y pugna con la otra superpotencia atómica, Rusia (el perro flaco), y las demás potencias imperialistas, entró en declive a finales de los 90. Esta la enfrentamos con la contraofensiva revolucionaria marxista-leninista-maoísta pensamiento gonzalo dirigida por el PCP y la guerra popular.

Desde comienzos del presente siglo la ofensiva contrarrevolucionaria general pasó a desenvolverse como “guerra contra el terrorismo” o “contra la barbarie del islamismo”, algunas veces presentada de forma descarada como “guerra entre barbarie y civilización” o contra el “sectarismo y el dogmatismo religioso”.

Esta ofensiva contrarrevolucionaria busca legitimar la guerra de agresión imperialista contra las naciones oprimidas, presentar la guerra de agresión imperialista por partición y nuevo reparto de los países del Tercer Mundo, especialmente del MOA. Es decir, busca crear opinión pública favorable a la guerra de rapiña imperialista y el genocidio como “guerra justa” (Hugo Groccio). Pretende dividir el movimiento antimperialista en sus propios países y en el Tercer Mundo. Cínicamente presentan a las fuerzas nativas a su servicio en los países oprimidos ocupados como “libertadores”, “nacionalistas” y “revolucionarios”. Con ello tratan de impulsar la acción del oportunismo y el revisionismo a su servicio.

Como estableció el Presidente Mao, los pueblos luchan por la revolución, las naciones por su emancipación y los países por la independencia. Que se expresa en la lucha de liberación nacional en los países del Tercer Mundo.

Los pueblos se lanzan con las armas que tienen a su alcance para dar muerte al ocupante y oponen su terror contra el terror más sofisticado y la barbarie más primitiva de los imperialistas. Con las armas que tienen y la forma de hacer la guerra que conocen desde siglos. Y lo hacen no sólo en lo militar con uñas y dientes, etc., sino también con la ideología y la política que tienen. El problema es la necesidad del Partido Comunista que dirija sus luchas, por eso no cuentan con la ideología científica del proletariado, el maoísmo, y con la guerra popular, la teoría militar más alta de la última clase de la historia. Pero eso no los detiene y demuestra que las masas están luchando, que el problema está en nosotros.

Para enfrentar al ocupante bañado en sangre del pueblo, las masas de esos países se levantan en tempestuosas luchas armadas de diferente tipo y guerras populares para hacer frente a la agresión imperialista, a sus guerras de agresión, o para prepararse para ellas y, aún, en ausencia de ellas para hacer la revolución democrática, lo que corresponde a todos nuestros países del Tercer Mundo que entra hasta la vieja Europa.

Las contradicciones se agolpan. La guerra regresa a los países imperialistas como respuesta de las naciones oprimidas a la guerra de agresión imperialista por partición y nuevo reparto de los países oprimidos. Los imperialistas reciben en su propio suelo las consecuencias de su barbarie. Los Estados imperialistas se reaccionarizan aún más, avanzan en la centralización absoluta y la militarización. Mayor supresión de lo conquistado por el proletariado en duras y ardorosas jornadas como salarios, derechos, etc. Los Estados imperialistas se van transformando cada vez más en cárceles para los obreros.

A los imperialistas la casa se les comienza a incendiar como parte de ese movimiento de regreso, pues la guerra acicatea todas las contradicciones, entre ellas, la contradicción proletariado-burguesía en estos países. Es indudable que el proletariado responde a la crisis y a la mayor explotación y opresión, eso se expresa en luchas cada vez más militantes y masivas. El proletariado despierta y la tarea atrasada da muestras de avance seguro.

Más todavía, algunos de los obreros a los cuales los imperialistas enviaron a masacrar a los pueblos de las naciones oprimidas, ante la ignominia vivida en el genocidio contra los oprimidos en el exterior y, ante la propia ignominia a que los somete su burguesía imperialista, vuelven sus armas contra el imperialismo de su nación (como hemos visto en los EE.UU.).

Todo esto se produce en la ofensiva estratégica de la revolución mundial, iniciada en torno a los 80 con la Guerra Popular en el Perú, cuando desde inicios de los 90 del siglo anterior hemos entrado en una nueva gran ola de la revolución proletaria mundial (Discurso del Presidente Gonzalo del 24 de septiembre de 1992) y hoy se desarrolla con luchas armadas de resistencia por doquier y el desarrollo de la Guerra Popular en la India, la brega de los comunistas en el Perú para reorganizar su Partido y darle un nuevo impulso a la guerra popular; la tendencia histórica y política principal es la revolución por lo que la guerra popular en el mundo vencerá todos los obstáculos y avanzará poderosamente.

El maoísmo está siendo encarnado por el proletariado y los pueblos del mundo, generando Partidos Comunistas y nuevas guerras populares. Aquí los hechos: fundación del PCI (M) en 2004 y desarrollo de la Guerra Popular en la India, de gran importancia para la revolución mundial por darse en un inmenso país con una población de más de mil doscientos millones. Se avanza en los diferentes países del Tercer Mundo y en los mismos países imperialistas en la tarea atrasada de la reconstitución de los partidos comunistas como partidos marxistas-leninistas-maoístas, de nuevo tipo, militarizados para pasar a desarrollar de inmediato nuevas guerras populares. Esto último, es lo principal tomado estratégicamente, en perspectiva, más aún si nos desenvolvemos dentro del período de los 50 a 100 años donde desaparecerá el imperialismo barrido por la guerra popular mundial.

Enfrentar al imperialismo, a la semifeudalidad y al capitalismo burocrático para barrerlos de la faz de la Tierra, demanda a los maoístas contar con Partidos Comunistas para hacer guerras populares y darle un poderoso impulso al siempre vivo movimiento comunista internacional. Partidos forjados en la lucha de clases y la lucha de dos líneas, que practican la lucha irreconciliable e implacable contra el revisionismo y el oportunismo para hacer la propia revolución como parte y al servicio de la revolución mundial.

Necesitamos reunificar a los comunistas a nivel mundial; en perspectiva, necesitamos contar con una nueva Internacional Comunista. Esta irá surgiendo de la coordinación de los Partidos que están ya dirigiendo guerras populares y los que entren a dirigir las nuevas. Sólo así cambiaremos la correlación de fuerzas entre revolución y contrarrevolución en el Mundo.

Estamos avanzando en combatir la dispersión. Diversos encuentros y declaraciones conjuntas de diverso tipo ya se han producido. En esto se van dando pasos importantes, buen trecho ya hemos caminado después de la voladura del MRI por el nuevo revisionismo. Avanzamos en medio de dura lucha de clases internacional y en la lucha de dos líneas, que tiene al revisionismo como peligro principal. Estamos entrando a una nueva situación impulsados por la lucha del proletariado y los pueblos del mundo. Pensamos que en el mediano plazo se podrá realizar una conferencia internacional unificada de los maoístas.

Los avances en la tarea de la constitución y reconstitución de los Partidos Comunistas y las reuniones bilaterales y multilaterales son alentadoras. Resaltar la brega y el impulso que están dando a esta tarea los PC y organizaciones maoístas en América Latina, impulsada poderosamente por la lucha del proletariado, el campesinado y el pueblo de Brasil. Vivimos momentos de gran trascendencia histórica para la revolución proletaria mundial.

Situación Nacional en Brasil

En apretada síntesis: luego de más de una década de gobierno del oportunismo, quien como tal fue el representante máximo del viejo Estado terrateniente-burocrático al servicio del imperialismo, principalmente yanqui, se hundió como resultado de la agudización de la crisis del capitalismo burocrático en este país. Situación empeorada por la prolongada crisis y recesión del imperialismo a nivel mundial. Crisis del imperialismo que se descarga sobre esta sociedad por su condición semicolonial, semifeudal donde se desenvuelve un capitalismo burocrático sometido al imperialismo.

Mayor explotación y miseria para las amplias masas y mucho más para la masa más pobre y profunda, el campesinado pobre, el proletariado y los pobres de la ciudad (en las favelas), y mayor opresión y represión contra ellos.

Crisis del capitalismo burocrático aunada a la descarga de la crisis del imperialismo: atizó la disputa entre las facciones, grupos y partiduchos de las facciones de la gran burguesía -de la compradora y la burocrática-, pugna dentro del gobierno y entre los poderes del viejo Estado; cambio de gobierno: sale Dilma y entra Temer.

Cambio de gobierno, dejando de lado sus fraudulentas elecciones, a través del también fraudulento manejo del parlamento y de los fiscales y jueces. En medio de los mayores escándalos políticos y de corrupción muy bien instrumentalizados por el monopolio de los medios representado por O Globo.

El teje maneje de éste cambio desordenado de autoridades del viejo Estado mostraron quiénes en realidad son los que mandan, quiénes son los grandes electores: los representantes directos de los grandes burgueses de ambas facciones y de los terratenientes al servicio del imperialismo. El imperialismo yanqui es como siempre el gran titiritero. Las fuerzas armadas garantizan todo esto.

Salió a luz toda la podredumbre de la facción burocrática, los dos gobiernos del PT, los de Ignacio Lula y Dilma – embarrados los presidentes, diputados, senadores, etc., propios y aliados- sólo pudieron elegirse repartiendo el dinero de las arcas públicas y de los monopolios de la prensa, de los bancos, de los latifundistas, de los contratos con las empresas imperialistas (venta del país), corrupción, compra de votos, clientelaje o caciquismo, etc.

Es decir, ambos procedimientos de recambio de autoridades, como todos los anteriores pero ahora mucho más abiertamente, muestran la farsa de su democracia y sus recambios de autoridades ya sea mediante elecciones o impachamente u otras formas.

Arranca el velo a la farsa de las elecciones pues no sólo se hacen mediante el fraude de las designaciones, inscripciones de partidos y candidatos, anforazos, conteo y recuentos de votos, sino que los monopolios en los países de capitalismo burocrático, igual que en los países imperialistas, les han robado la libertad a sus ciudadanos. Ellos son los que siempre y ultimativamente designan las autoridades y representantes del viejo Estado.

La pugna y nueva colusión y pugna en los gobernantes de las clases dominantes muestran que estos ya no pueden seguir gobernando como hasta ahora. Crisis en su superestructura, principalmente del viejo Estado.

Por nuestra colina, el proletariado, el campesinado, los estudiantes, la pequeña burguesía y hasta sectores de la burguesía media vienen mostrando que ya no quieren seguir siendo oprimidos. Se levantan en poderosas tormentas.

Si bien las masas nunca han dejado de luchar, las luchas de las masas de las ciudades en junio de 2013, como verdaderos levantamientos populares y el incremento en calidad y cantidad de las luchas campesinas expresadas en las tomas y defensa de la tierra y territorios, contra el despojo por parte de los terratenientes y las empresas del capitalismo burocrático y del imperialismo que se han ido extendiendo a nivel estatal y federal, muestran que están marchando a un nuevo auge de la lucha campesina y con esto del movimiento de masas.

La lucha del campesinado por la tierra dirigida por el Partido del proletariado tiene así por primera vez en la historia del Brasil un carácter nacional y deviene en el más poderoso factor para dar el salto en la revolución de nueva democracia.

Volviendo a las movilizaciones de las masas, estas parecían que descendían en 2014 para luego reimpulsarse en 2015 y, mucho más, dinamizarse en lo que va del presente año. Todo esto ha golpeado duramente al gobierno del PT y luego viene dirigiendo sus embates contra el nuevo gobierno del viejo Estado, contra el gobierno reaccionario de la facción compradora de Temer.

Luego pues, el pueblo no se dejó encuadrar en la disputa inter-reaccionaria, entre el oportunismo que encabezaba el gobierno de la facción burocrática, por un lado, y los representantes de la compradora y sus diferentes siglas partidarias, por el otro.

Muy por el contrario la lucha de las masas ha mantenido un cauce independiente y clasista que va manifestando la fusión de la lucha reivindicativa con la lucha por el Poder. Esto no se puede comprender de otra forma, sino como producto de la brega de los comunistas y los revolucionarios de este país como parte de la lucha por el Partido. Es una gran victoria del proletariado en el cumplimiento de la tarea atrasada de la reconstitución del Partido Comunista y de la fracción roja que dirige este proceso desde hace más de 20 años.

Los maoístas en este país han derrotado al oportunismo y al revisionismo. Ésta es una importante victoria que ha permitido pasar a esta nueva situación, en la cual, corresponde desarrollar los tres instrumentos de la revolución impulsando la lucha de las masas populares para desbordar los marcos del viejo orden.

El gobierno de la Dilma y el PT, de oportunistas, revisionistas y reaccionarios, del partido único que administraba este Estado, se ha desplomado derrotado por la lucha de los maoístas que lo han desenmascarado y aplastado ante el pueblo. Ésta es su mayor derrota política porque ya no le sirve como antes a la reacción para mantener su caduca dominación. Lo anterior unido a la crisis y los escándalos propios de su naturaleza, agudizó sus propias contradicciones.

Todo esto sucede sobre la base de la profunda crisis del capitalismo burocrático a quien ha representado como gobierno el PT. El capitalismo burocrático está ad portas de entrar en su última y tercera etapa. Como dijera Lenin, esto depende de lo que decidan los maoístas en lucha a muerte contra el nuevo y viejo revisionismo y el oportunismo, porque sin aplastarlo no podemos dar el salto y sin él el imperialismo, el capitalismo burocrático y la semifeudalidad, permanecerán en lenta y larga agonía, pero no muertos, incrementando su podredumbre y las desgracias del pueblo.

Desarrollo de la situación revolucionaria y de la lucha del campesinado, del proletariado y demás masas del pueblo que marcha al desborde por la acción de los maoístas.

Eje de la situación actual y de las contradicciones partidaria, nacional e internacional es la lucha de dos líneas en el PCB (FR) para seguir desarrollando victoriosamente su reconstitución. Estamos seguros que en los momentos por venir el proletariado contará con su Partido Comunista de nuevo tipo, el heroico combatiente que garantizará el rumbo de la revolución de nueva democracia en un país inmenso, con una gran población y donde las masas básicas están dispuestas y claman porque se las dirija.

Las masas están gritando la gran verdad de nuestros tiempos: Nos hemos puesto de pie y nunca más nos dejaremos aherrojar. El proletariado y el pueblo están pasando a desarrollar conscientemente su propia historia y derribaran todos los viejos muros y bajo la dirección del Partido siglos de opresión caerán. El gran barrimiento parte por parte del viejo Estado. Con ello se pasara a toda esa larga y dura lucha por llevar hasta el fin la revolución de nueva democracia. Con la apertura de esta nueva etapa pasamos a una nueva situación en el mundo.

———————-

Resumen:

Partimos por resaltar los aspectos más importantes de los dos prólogos posteriores a la primera edición porque allí están consignados el propósito, el método de estudio y el objeto de estudio: la esencia económica del imperialismo. Aplicando lo establecido por Lenin y desarrollado por el Presidente Mao y el Presidente Gonzalo se busca exponer la situación actual de hundimiento y barrimiento del imperialismo. Hundimiento que expresa en mayor medida el imperialismo yanqui en su condición de superpotencia hegemónica única, pero situación común a todos los demás países imperialistas.

Estamos en la tercera etapa de la revolución proletaria mundial, la de la ofensiva estratégica de ésta y por lo mismo de la defensiva estratégica de la contrarrevolución mundial. Se está desarrollando una nueva ola de la revolución proletaria mundial correspondiente con su ofensiva estratégica. El trabajo se centra en el estudio de cómo en esta etapa se expresan los cinco rasgos fundamentales del imperialismo, teniendo presente siempre la ley del desarrollo desigual del mismo.

De la forma más objetiva posible mostramos cómo se ha desarrollado la dominación de los monopolios generados a nivel mundial por el capital financiero, la exportación de capitales y el dominio monopolista de la economía del Tercer Mundo por los diferentes imperialismos, principalmente el yanqui en el caso de los países de América Latina.

Cómo ha crecido el beneficio de los rentistas muchas veces superior que el beneficio del comercio exterior: la esencia del imperialismo y del parasitismo imperialista. Develando qué es lo que oculta el superávit comercial de China.

Concluyendo que el imperialismo ha devenido en más monopolista, más parasitario y más moribundo; que todas sus contradicciones se agudizan; que el capitalismo burocrático, generado por él sobre la base de la semifeudalidad en los países coloniales y semicoloniales, es también podrido y agonizante. Por otro lado, las condiciones para la revolución están ahora más maduras; el desarrollo de la situación revolucionaria en desarrollo desigual en el mundo es mayor, pero la base y la zona principal de la tormenta está en el Tercer Mundo.

El reparto de las migajas de las superganancias imperialistas entre cierto sector de los obreros es la base económica del oportunismo. Necesidad de la lucha contra el revisionismo y el oportunismo.

El Imperialismo Fase Superior y Última del Capitalismo

Después de él ya no es posible más que el socialismo

Presentación del ejemplar de la obra de Lenin: “El Imperialismo Fase Superior del Capitalismo”, Editorial Lenguas Extranjeras, Pekín 1975 la nota del editor, prólogos, breve introducción y el contenido y notas. Es necesario leer la parte correspondiente en la Historia del Partido Comunista Bolchevique de la URSS, donde se destaca la importancia de este libro de Lenin aparecido en medio de la Primera Guerra Mundial Imperialista y poco antes de la Revolución de Febrero y de la Gran Revolución Socialista de 1917, la Revolución de Octubre. Por ello, el libro con todas sus partes y más la parte correspondiente de la Historia del Partido Comunista Bolchevique de la URSS forman un todo, constituyendo un documento único que debemos estudiarlo completo.

¡Viva el Centenario de la gran obra de Lenin: El Imperialismo Fase Superior del capitalismo!

 

IMPORTANCIA Y PROPÓSITO DE LA OBRA

En el prólogo escrito para la nueva publicación del libro, en abril de 1917, Lenin refiere: que por las circunstancias en que fue escrito y publicado por primera vez “la censura zarista”, “no sólo me vi precisado a limitarme estrictamente a un análisis exclusivamente teórico – sobre todo económico-, sino también a formular las indispensables y poco numerosas observaciones de carácter político con una extraordinaria prudencia, por medio de alusiones, del lenguaje a lo Esopo”.

Sobre propósito del libro dice: “orientar en la cuestión económica fundamental, sin cuyo estudio es imposible comprender nada en la apreciación de la guerra y de la política actuales, a saber: la cuestión de la esencia económica del imperialismo”. De cuyo estudio y comprensión concluye:

1) “Que el imperialismo es el preludio de la revolución socialista”. Es decir, madura las condiciones para la revolución mundial.

2) “Que el socialchovinismo (socialismo de palabra, chovinismo de hecho) es una traición completa al socialismo, el paso completo al lado de la burguesía, que esa escisión del movimiento obrero está relacionada con las condiciones objetivas del imperialismo”. De lo cual deriva su denuncia contra:

“(…) el modo indecoroso de cómo mienten los capitalistas y los socialchovinistas que se han pasado al lado de aquéllos (y contra los cuales lucha con tanta inconsecuencia Kautsky), en lo que se refiere a la cuestión de las anexiones, el descaro con que encubren las anexiones de sus capitalistas”.

Con lo cual estableció: el carácter de la época, la era del imperialismo y la revolución proletaria y la tarea del proletariado y su partido de hacer la revolución proletaria mundial, luchando inseparable e irreconciliablemente contra el imperialismo, la reacción y el revisionismo.

En el prólogo a la edición francesa y alemana, Lenin, consigna los complementos indispensables a su libro con lo cual da la línea fundamental para abordar el estudio de la situación actual, cómo “reflejar esa situación objetiva” y por tanto cómo abordar el tema del imperialismo y la revolución mundial en la actualidad, dice:

“(…) el fin principal del libro, hoy como ayer, consiste en ofrecer, con ayuda de los datos generales irrefutables de la estadística burguesa y de las declaraciones de los sabios burgueses de todos los países, un cuadro de conjunto de la economía mundial capitalista en sus relaciones internacionales, a comienzos del siglo XX, en vísperas de la primera guerra mundial imperialista. Intentaré dar en este prólogo los complementos más indispensables a este libro censurado”:

“(…) la guerra de 1914-1918 ha sido, de ambos lados beligerantes, una guerra imperialista, (esto es, una guerra de conquista, de bandidaje y de robo), una guerra por el reparto del mundo, por la partición y el nuevo reparto de las colonias, de las “esferas de influencia” del capital financiero, etc.”

“(…) el verdadero carácter social o, mejor dicho, el verdadero carácter de clase de una guerra no se encontrará, claro está, en la historia diplomática de la misma, sino en el análisis de la situación objetiva de las clases dirigentes en todas las potencias beligerantes.”

“Para reflejar esa situación objetiva, no hay que tomar ejemplos y datos aislados (dada la infinita complejidad de los fenómenos de la vida social, se puede siempre encontrar un número cualquiera de ejemplos o datos aislados, susceptibles de confirmar cualquier tesis), sino indefectiblemente el conjunto de los datos sobre los fundamentos de la vida económica de todas las potencias beligerantes y del mundo entero.

Me he apoyado precisamente en estos datos generales irrefutables al describir el reparto del mundo en 1876 y en 1914 (§ VI) y el reparto de los ferrocarriles en todo el globo en 1890 y en 1913 (§ VII). Los ferrocarriles (…) constituyen el balance del capitalismo moderno, monopolista, en la escala mundial. Y este balance demuestra la absoluta inevitabilidad de las guerras imperialistas sobre esta base económica, en tanto que subsista la propiedad privada de los medios de producción.

La propiedad privada fundada en el trabajo del pequeño patrono, la libre concurrencia, la democracia, todas esas consignas por medio de las cuales los capitalistas y su prensa engañan a los obreros y a los campesinos, pertenecen a un pasado lejano.

El capitalismo se ha transformado en un sistema universal de opresión colonial y de estrangulación financiera de la inmensa mayoría de la población del planeta por un puñado de países “avanzados”. Este “botín” se reparte entre dos o tres potencias rapaces de poderío mundial, armadas hasta los dientes (Estados Unidos, Inglaterra, Japón), que, por el reparto de su botín, arrastran a su guerra a todo el mundo.

Sobre esa guerra imperialista y encima esos “tratados de paz” concluye: “han desenmascarado a los “que trataban de hacer ver que la paz y las reformas son posibles bajo el imperialismo” y “hacen abrir los ojos de millones y decenas de millones de hombres atemorizados, aplastados, embaucados y engañados por la burguesía”. “Sobre la ruina mundial creada por la guerra, se agranda así la crisis revolucionaria mundial, que, por largas y duras que sean las peripecias que atraviese, no podrá terminar sino con la revolución proletaria y su victoria”. La tesis de transformar la guerra imperialista en revolución mediante la guerra popular.

Lenin desarrolló el marxismo estableciendo la esencia económica del imperialismo, que este madura las condiciones para la revolución y la necesidad de la lucha contra el revisionismo para el triunfo de la revolución.

Es necesario anotar sobre los “ferrocarriles”, que después de la Primera Guerra Mundial los monopolios del petróleo, del automóvil y de la producción de neumáticos van a impulsar su desplazamiento por la construcción de carreteras, primero, del 20 al 29 en los Estados Unidos y, luego, después de la Segunda Guerra Mundial, en la mayoría de países del mundo.

Recordar que la construcción de la carretera Panamericana, que va desde los EE.UU. hasta la Patagonia en Chile, comenzó en la década del 30 de ese siglo.

La explotación del petróleo y del gas, como la industria del automóvil van a devenir en más importantes para la economía del imperialismo. Por su conexión con todas las demás ramas de la industria y su conexión con los bancos, la exportación de capitales y las mercancías, etc., la industria del automóvil deviene en la industria más importante de los países imperialistas y como la industria de maquinarias y de la comunicación, etc., arma sus redes monopolistas a nivel mundial (las denominadas cadenas de valor global). Esta industria es una de las más importantes en USA, la más importante en Alemania, Japón, Francia, etc. Y como maquila va avanzando en Corea, China, India, Brasil, México, etc.

El desarrollo del imperialismo a escala mundial tiene en la organización vertical de los monopolios imperialistas su forma preferida de organización de la producción como lo observó Lenin y el fundador del PCP, Mariátegui, quien en Defensa del Marxismo observó que esta forma de producción se estaba aplicando en los Estados Unidos por Henry Ford para la producción de los automóviles, cuyo monopolio combinó desde las fuentes de materias primas hasta la producción y venta de los automóviles en los EE.UU. y fuera de él. Sabemos, que es en la industria del automóvil donde la organización vertical ha tenido su mayor desarrollo, mucho antes de la industria electrónica o de la IT. Ahora los economistas burgueses y sus periodistas llaman a estos monopolios imperialistas combinados: empresas transnacionales o multinacionales (ETN o EMN o simplemente “multis”) y sus “cadenas de valor global”. Por eso en nuestras Notas Sobre la Situación Actual le hemos dedicado bastante atención.

Lenin, sobre la esencia económica del imperialismo en su libro resumió:

“El imperialismo ha surgido como desarrollo y continuación directa de las propiedades fundamentales del capitalismo en general. Pero el capitalismo se ha trocado en imperialismo capitalista únicamente al llegar a un cierto grado muy alto de su desarrollo, cuando algunas de las propiedades fundamentales del capitalismo han comenzado a convertirse en su antítesis, cuando han tomado cuerpo y se han manifestado en toda la línea los rasgos de la época de transición del capitalismo a una estructura económica y social más elevada.

Lo que hay de fundamental en este proceso, desde el punto de vista económico, es la sustitución de la libre concurrencia capitalista por los monopolios capitalistas. La libre concurrencia es la propiedad fundamental del capitalismo y de la producción de mercancías en general; el monopolio se halla en oposición directa con la libre concurrencia, pero esta última se ha convertido a nuestros ojos en monopolio, creando la gran producción, eliminando la pequeña, reemplazando la gran producción por otra todavía mayor, llevando la concentración de la producción y del capital hasta tal punto, que de su seno ha surgido y surge el monopolio: carteles, sindicatos, trusts, y, fusionándose con ellos, el capital de una docena escasa de bancos que manejan miles de millones. Y al mismo tiempo, los monopolios, que se derivan de la libre concurrencia, no la eliminan, sino que existen por encima y al lado de ella, engendrando así una serie de contradicciones, rozamientos y conflictos particularmente agudos. El monopolio es el tránsito del capitalismo a un régimen superior”.

Breve definición: “el imperialismo es la fase monopolista del capitalismo. Una definición tal comprendería lo principal, pues, por una parte, el capital financiero es el capital bancario de algunos grandes bancos monopolistas fundido con el capital de los grupos monopolistas de industriales y, por otra, el reparto del mundo es el tránsito de la política colonial, que se expande sin obstáculos en las regiones todavía no apropiadas por ninguna potencia capitalista, a la política colonial de dominación monopolista de los territorios del globo, enteramente repartido.

Los cinco rasgos fundamentales del imperialismo: “1) la concentración de la producción y del capital llegada hasta un grado tan elevado de desarrollo que ha creado los monopolios, que desempeñan un papel decisivo en la vida económica; 2) la fusión del capital bancario con el industrial y la creación, sobre la base de este “capital financiero”, de la oligarquía financiera; 3) la exportación de capital, a diferencia de la exportación de mercancías, adquiere una importancia particular; 4) la formación de asociaciones internacionales monopolistas de capitalistas, las cuales se reparten el mundo, y 5) la terminación del reparto territorial del mundo entre las potencias capitalistas más importantes.”

Definición del imperialismo:El imperialismo es el capitalismo en la fase de desarrollo en la cual ha tomado cuerpo la dominación de los monopolios y del capital financiero, ha adquirido una importancia de primer orden la exportación de capital, ha empezado el reparto del mundo por los trusts internacionales y ha terminado el reparto de todo el territorio del mismo entre los países capitalistas más importantes.

Historia de su aparición: Concentración de la producción; monopolios que se derivan de la misma; fusión o ensambladura de los bancos con la industria: he aquí la historia de la aparición del capital financiero y el contenido de dicho concepto.

“(…) el poder de los monopolios capitalistas se convierte indefectiblemente, en las condiciones generales de la producción de mercancías y de la propiedad privada, en la dominación de la oligarquía financiera.”

Es necesario recordar que la teoría leninista de la esencia económica del imperialismo se desarrolló en lucha a muerte contra el kautskismo que negaba las relaciones de dominación y violencia derivados de la constitución de los monopolios económicos todopoderosos, negaba que el imperialismo fuera “un grado o una fase de la economía”, lo definía como una política, como “la política preferida del capital financiero”, “un producto del capitalismo financiero altamente desarrollado”, reduciéndolo a su tendencia a las anexiones cuando en lo político es reacción y violencia en toda la línea. Con ello trataba de afirmar la posibilidad de que un simple cambio de gobierno se pueda reformar el imperialismo.

Sobre los sólidos fundamentos establecidos por Lenin y lo desarrollado por el Presidente Mao, con los aportes del Presidente Gonzalo, con la ayuda del conjunto de datos más relevantes de la economía mundial podemos analizar la situación objetiva, el desarrollo de las contradicciones fundamentales del mundo actual y de la contradicción principal para entender el desarrollo de la situación revolucionaria en el mundo. Partiendo de que no sólo se trata de comprenderlo sino de transformarlo.

 

LAS RELACIONES ECONÓMICAS DEL IMPERIALISMO CONSTITUYEN LA BASE DE LA SITUACIÓN INTERNACIONAL HOY EXISTENTE

“Las relaciones económicas del imperialismo constituyen la base de la situación internacional hoy existente. A lo largo de todo el siglo XX se ha definido por completo esta nueva fase del capitalismo, su fase superior y última”, y de que la distinción entre países opresores y países oprimidos es un rasgo distintivo del imperialismo. Por tanto, para ver la situación actual no podemos partir de la contradicción fundamental del capitalismo, pues, estamos en su fase superior y última, el imperialismo”

Presidente Gonzalo

LA ACTUAL DIVISIÓN ECONÓMICA DEL MUNDO

  1. La lucha de los monopolios, que han sido generados por el capital financiero por el reparto económico del mundo, y en conexión con ello la lucha entre las superpotencias y potencias imperialistas por el reparto y nuevo reparto territorial del mundo, las colonias y semicolonias (tercera contradicción fundamental).
  2. La contradicción entre naciones oprimidas, por un lado, y superpotencias y potencias imperialistas, por el otro (primera y principal contradicción fundamental).

Entonces, a la luz de este rasgo distintivo del imperialismo que se expresa en las dos contradicciones anotadas, veamos cómo se desarrolla la situación actual. Sin dejar de tener siempre presente, como el desarrollo de las mismas repercute en la agudización de la contradicción proletariado-burguesía en los países imperialistas.

Vamos a analizar el desarrollo de la situación actual e ir sacando las conclusiones más necesarias de los hechos mismos y de los que constan en los informes económicos y los comentarios de los sabios burgueses al respecto.

En las reuniones de los dirigentes de las potencias imperialistas del G-7 (era G-8, ahora sin Rusia así ha quedado), o en las discusiones de los imperialistas de Europa sobre el Brexit o en la reciente reunión de los países de la OECD (reunión de los dirigentes de los países imperialistas con algunos de sus lacayos de las semicolonias), sobre la mesa o debajo de ella, está el tema de los desequilibrios de la economía mundial y de la cuestión monetaria, hasta hablan de una guerra de divisas. Los imperialistas yanquis acusan a sus rivales de bajar el valor de sus monedas artificialmente para exportar más, desplazando así la crisis a otros países. Los rivales imperialistas acusan a los imperialistas yanquis, que son los Estados Unidos los que están en el centro de un desorden monetario mundial, dicen:

El dólar reina como moneda internacional. El euro ha perdido terreno, el yen ha quedado de lado y el yuan todavía está en pañales. Según una estimación de facto representa la zona del dólar quizás el 60% de la población del mundo, así como el 60% de su PIB (véase el mapa). Se compone de América, los países cuyas monedas flotan en sintonía con el dólar, y los países con las clavijas en el dólar como China (ver Informe Especial sobre la Economía Mundial-Special report: The world economy, The Economista, 3 de octubre de 2015, que trata del rol especial de los Estados Unidos en la economía mundial y su relación con China).

 

Es relevante, que el Informe Especial, comienza tratando sobre la actual división económica del mundo de acuerdo a las zonas monetarias, como la zona de influencia del dólar, pero prosigamos lo que esta implica, de acuerdo con el Informe:

“Por ley la FED (Reserva Federal) establece su política para que se adopte en los Estados Unidos solamente, pero existe un gran archipiélago de dólares offshore en depósitos y valores fuera de América. Los pagos en dólares pasan a través de los bancos que tienen que ver directa o indirectamente con Nueva York. Los flujos comerciales de los países y algunas de sus deudas están en dólares, por lo que ésta es la moneda que necesitan. Pero no hay ninguna garantía de prestamista de última instancia. La FED presta dólares a los extranjeros en términos establecidos. El FMI tiene insuficiente dinero y legitimidad para desempeñar este papel. En cambio, muchos países han acumulado enormes topes de seguridad en reservas en dólares en forma de bonos del Tesoro.

Esos enormes flujos globales de capital tienden a moverse al ritmo financiero de Estados Unidos. Los países con tipos de cambio fijos tienen que imitar la política de la FED por el ingreso excesivo de capital de riesgo si se mantienen las tasas demasiado altas, o sino las salidas si las mantienen demasiado bajas. Los bancos globales son financiados en dólares y se expanden y contraen para reflejar las condiciones en América. Las empresas con deudas o depósitos en dólares no tienen control sobre los cambios en sus costos de intereses o rendimiento. Los fondos gigantes de inversión globales, por lo general con sede en Estados Unidos, a menudo se endeudan en dólares, y sus cambios de humor se dan al ritmo de Wall Street”.

Este informe de The Economist, la revista conservadora británica más antigua, en su lenguaje periodístico burgués habla de “un sistema monetario mundial” desordenado y caótico abogando por uno que no esté regido por los EE.UU. Pero el actual orden económico mundial “regido por el dólar de los Estados Unidos” fue impuesto por ellos como resultado de la Segunda Guerra Mundial, donde surgió como la superpotencia hegemónica mundial capitalista. En el terreno monetario su principal instrumento es el FMI. Otros instrumentos del mismo son el Banco Mundial, el BID y sus similares en Asia y África, la GATT para el comercio, actualmente la WTO, los acuerdos de “regulación bancaria” como Basel II y III, etc., sin olvidarnos del llamado “consenso de Washington” de “liberación económica” de finales de los 80, los organismos económicos de la ONU, la CEPAL. etc.

Ese orden económico es producto de una guerra mundial y sólo podrá ser sustituido por otro orden mundial como consecuencia de la derrota del imperialismo yanqui en un evento bélico de tal naturaleza y alcance. Para nosotros la revolución es la tendencia principal por eso o la revolución mundial conjura la guerra o convertimos la guerra imperialista en revolución. Todo lo demás que dice el articulista no son más que expresiones de los sueños de las potencias imperialistas rivales, que aquí se tratan de cubrir tras la potencia social imperialista China, para la cual opinamos hace lobby esta revista conservadora británica.

 

No olvidemos que los imperialistas británicos han firmado acuerdo para que los social imperialistas chinos hagan el cambio de yuan por otras monedas a través de un banco en Londres, encargado del reciclaje de su moneda en divisas. Las reformas, la democracia, la paz, las buenas intenciones, el bien común entre los países imperialistas rivales no puede existir (prólogos), son relaciones de subordinación y violencia principalmente contra los pueblos oprimidos y colusiones temporales de unos imperialistas con otros.

En resumen dice: el dólar reina como moneda internacional, las otras monedas de reserva no pueden rivalizar con el dólar. Lo cual expresa la ley de desarrollo desigual del imperialismo reflejada en la desigualdad del poder monetario, a su vez, expresión de la desigualdad del poder del capital financiero de los diferentes países imperialistas. La zona de la economía mundial bajo dominio del dólar abarca el 60% de la población mundial y produce como el 60% del PBI mundial. Agrega, que no hay una autoridad monetaria que abarque toda la zona para una inmensa cantidad de dólares, invertidos en depósitos y valores y una gran cantidad de reservas en dólares en forma de bonos del tesoro. Las transacciones de estos países se hacen de una forma u de otra sobre la plaza bancaria de Nueva York, el comercio lo hacen en dólares, etc. (ver subrayados en la cita). Todo marcha al ritmo de la FED y de Wall Street.

Lenin: “(…) Donde más rápidamente crece el capitalismo es en las colonias y en los países transoceánicos. Entre ellos aparecen nuevas potencias imperialistas (Japón). La lucha de los imperialismos mundiales se agudiza. Crece el tributo que el capital financiero percibe de las empresas coloniales y ultraoceánicas, particularmente lucrativas. En el reparto de este “botín”, una parte excepcionalmente grande va a parar a manos de países que no siempre ocupan un lugar preeminente, desde el punto de vista del ritmo de desarrollo de las fuerzas productivas”. Donde dice “(Japón)” pongamos “(China)” y “sobre el ritmo de desarrollo” está muy bien actualmente para China.

En la lucha por el territorio económico mundial el dólar y los grandes bancos de la oligarquía financiera yanqui con la FED a la cabeza y su instrumento el FMI han impuesto su hegemonía a sus rivales. Y, naturalmente, esta lucha por la hegemonía se desarrolla paralelamente a los “acuerdos”, cada vez más frecuentes y más sólidos, entre los bancos” de los diferentes países.

 

MAYOR DESCOMPOSICIÓN DEL IMPERIALISMO, PREDOMINA EL RENTISMO SOBRE LA EXPORTACIÓN DE MERCANCÍAS

Crecimiento de la exportación de capitales y del comercio, todo basado en la expansión de las redes de los monopolios de los diferentes países imperialistas por todo el mundo (las ETN, EMN).

En la llamada “zona del dólar” fuera de los Estados Unidos, un puñado de monopolistas subordina las operaciones comerciales e industriales de todos esos países de la zona, obteniendo la posibilidad — por medio de sus relaciones bancarias,(…) operaciones financieras –, “primero, de enterarse con exactitud del estado de los negocios de los distintos capitalistas (de los distintos países, nota nuestra), y, después, de controlarlos, de ejercer influencia sobre ellos mediante la ampliación o la restricción del crédito, facilitándolo o dificultándolo y, finalmente, de determinar enteramente su destino, de determinar su rentabilidad, de privarles de capital o de permitirles acrecentarlo rápidamente y en proporciones inmensas, etc.”.

Es un puñado de monopolistas los que hacen la distribución de los medios de producción entre las empresas de toda esa zona del dólar a la que pertenecen desde China hasta Brasil, etc., (ver mapamundi)

El Informe Especial sirve para entender la economía de China y su lugar en la economía mundial. Para hacer el balance del desarrollo de la industria, del comercio a nivel mundial y del desarrollo de los monopolios, incluidos los de los países de capitalismo burocrático. Expresa la dominación no del capital en general sino la dominación del capital financiero y la oligarquía financiera yanqui, no le quita que muchas veces lo haga asociada con otras, pero ésta domina a través de una espesa y amplia red de arriba hasta abajo por el “sistema de participación” sobre el que el Informe nos da importantes hechos.

Lenin: “(…) el desarrollo del capitalismo ha llegado a un punto tal, que, aunque la producción de mercancías sigue “reinando” como antes y siendo considerada como la base de toda la economía, en realidad se halla ya quebrantada, y las ganancias principales van a parar a los “genios” de las maquinaciones financieras. En la base de estas maquinaciones y de estos chanchullos se halla la socialización de la producción; pero el inmenso progreso logrado por la humanidad, que ha llegado a dicha socialización, beneficia a los especuladores”.

“(…) El aumento del riesgo es consecuencia, al fin y al cabo, del aumento gigantesco de capital, el cual, por decirlo así, desborda el vaso y se vierte hacia el extranjero, etc. Y junto con este progreso extremadamente rápido de la técnica traen aparejados consigo cada vez más elementos de desproporción entre las distintas partes de la economía nacional, de caos, de crisis.

Y las crisis -las crisis de toda clase, sobre todo las crisis económicas, pero no sólo éstas- aumentan a su vez en proporciones enormes la tendencia a la concentración y al monopolio.

Los bancos, en todo caso, en todos los países capitalistas, cualquiera que sea la diferencia entre las legislaciones bancarias, intensifican y aceleran enormemente el proceso de concentración del capital y de constitución de monopolios.”

Del Informe brota, que todos los movimientos que se hacen en esta zona pasan por los bancos que tienen que ver directa o indirectamente con Nueva York. Muy importante, allí está expresando claramente que sobre esta plaza bancaria yanqui se lleva la “contabilidad general” de “los capitalistas” de toda esta zona económica sometida al dólar; se hace “la distribución de los medios de producción” como tiene que ser conforme a los intereses del gran capital financiero yanqui, el monopolista más grande. Del Informe brotan “tan evidentes”, “los monstruosos hechos relativos a la monstruosa dominación de la oligarquía financiera” yanqui. Por eso, el Informe se queja de la impotencia de los capitalistas sometidos al dominio del dólar y sus bancos. Pero, esto sólo es una consecuencia de la exportación de capitales. “Y, naturalmente, el país que exporta el capital se queda con la nata”.

El rol del dólar : “para todas las economías emergentes, la deuda neta promedio en moneda extranjera (deuda total menos las reservas) se redujo de un 20% del PIB en 1995 a cerca de cero en la actualidad (esto no quiere decir que la deuda externa de los países oprimidos haya perdido importancia, muy por el contrario con la nueva edición de los bonos soberanos, ésta se mantiene a niveles de principios de los 90 como se lee en un informe de la CEPAL que consignamos más abajo, nota nuestra). La mayoría de los países acumularon enormes reservas de dólares y trataron de minimizar su déficit en cuenta corriente o un superávit. China (generó) enormes excedentes de cuenta corriente, que el gobierno amontona en una pila cada vez mayor de los bonos del Tesoro estadounidense. Nada de esto ha funcionado tan bien como se esperaba (…), rodando los mercados de bonos en moneda local y las tasas de interés. El hecho de que usted no pide prestado en dólares no significa que usted es inmune (…). Los inversores extranjeros poseen ahora entre el 20% y el 50% de los bonos del gobierno en moneda local en Turquía, Sudáfrica, Indonesia, Malasia y México. Desde 2013, la FED ha reflexionado sobre las tasas de ajuste, y cada vez que se acerca, salen cascadas de dinero de los mercados emergentes.

China y otros países con tipos de cambio fijos están hartos, también, cuando Estados Unidos aumenta los tipos de interés, el dólar se dispara y también lo hacen sus monedas, perjudicando a las exportaciones. Por otra parte, el valor de esas enormes reservas parece estar periódicamente en riesgo de una caída del dólar, por la inflación o incluso por un default. Durante la crisis de 2007-08 los funcionarios estadounidenses hicieron llamadas semanales para tranquilizar a sus homólogos chinos que no sería por default.

(…)Un avance del dólar se ha asociado con los problemas de los mercados emergentes en 1980-1985, 1995-2001, 2008-09 y 2013-15. Y mientras que el efecto de América de exportar sus condiciones financieras es tan poderoso como siempre, sus importaciones de mercancías procedentes de las economías emergentes han disminuido en términos relativos, la participación en las importaciones mundiales de Estados Unidos ha disminuido en un tercio desde 2000, a un 12%. La desventaja de estar en la órbita del Tío Sam se ha vuelto menos favorable”.

Desarrollo desigual de la economía mundial y desequilibrio que llevan a mayor inestabilidad y más crisis y “más concentración del capital financiero y mayor dominio monopolista a través del sistema de “participación”, como brota del Informe:

“El mercado de euro-dólares (para la banca en dólares fuera de América) estaba en el corazón de la crisis de 2007-08.(…) La FED se vio obligada a proporcionar más de $1 billón de dólares de liquidez, mediante préstamos a los bancos extranjeros a través de sus filiales estadounidenses y mediante la ampliación de líneas de canje a los bancos centrales (en Europa, México, Brasil, Japón, Corea del Sur y Singapur), que a su vez pusieron los dólares a disposición de sus bancos (…)

Desde entonces, el sistema del dólar offshore se ha vuelto aún más grande. Ahora es aproximadamente como la mitad del tamaño del sector bancario nacional de Estados Unidos, en comparación con el 10% en la década de 1970. El crédito en dólares offshore (bonos y préstamos) ha aumentado del 28% al 54% del PIB de América durante la última década y del 11% al 16% del PIB mundial sin considerar América. El euro dólar se está convirtiendo en el dólar asiático. Una muestra, más de una docena de los mayores bancos de Asia (excluyendo Japón) tiene un total de $ 1 billón de dólares de sus activos en dólares (…) donde los bancos chinos ocupan un lugar destacado. Singapur (…).

Algunos piensan que se trata de un auge cíclico, alimentada por bajas tasas de interés estadounidenses. Pero podría fácilmente ser visto como un reflejo de la dominación del dólar como moneda mundial: ya que las economías emergentes se hacen más grandes y más intensiva las finanzas, su uso del dólar aumentará (…)

Mientras tanto, el eslabón entre América y el sistema offshore se ha convertido en más débil. Un grupo de élite de los bancos siempre ha aceptado pagos en dólares entre sí utilizando fichas, un cuerpo semi-oficial en Nueva York, y una masa de otros bancos de acuerdo a través de la elite. La jerarquía tenía la forma de una pirámide. Pero Estados Unidos dio una palmada con tantas multas a los bancos extranjeros que muchos prestamistas ahora se mantienen lejos de él, por lo que la pirámide ha cambiado de forma. La parte superior tiene más estrecho, con casi todas las transacciones canalizadas a través de cinco o seis empresas globales, incluyendo JP Morgan y HSBC. En nombre de América se ocupan de miles de bancos en todo el mundo. Estos grandes bancos mundiales, a su vez, están cortando trato directo con algunos clientes de Ucrania, con algunos países de África, con los bancos chinos de tercer nivel, con las pequeñas empresas en el Medio Oriente, porque el costo de su seguimiento ha de ser rentables. Estos clientes han llegado usar canales de los bancos más pequeños para actuar como intermediarios con los grandes a nivel mundial. Más y más del mundo del dólar offshore está tratando de evitar el contacto directo con los Estados Unidos, por lo que la parte media e inferior de la pirámide es más amplia”.

 

LA HEGEMONIA DEL CAPITAL FINANCIERO YANQUI, BASE DE LA CONTIENDA CON LAS DEMÁS POTENCIAS IMPERIALISTAS

De todos estos hechos brota la dominación del dólar, de la economía y las finanzas yanquis, como lo muestra lo sucedido durante la crisis mundial con la corrida de los clientes de los bancos en Europa y el mundo hacia los bonos del tesoro en dólares. El dólar como moneda de refugio. Es una expresión de la dominación mundial del imperialismo yanqui y la base de la contienda con las demás potencias imperialistas, incluidas la superpotencia atómica, Rusia, y la potencia socialimperialista China. Como hemos visto en el caso del Brexit y de la fallida tentativa del golpe en Turquía, como se ve en el desarrollo de las contradicciones en el Medio Oriente hasta el Sur del Sahel en África, en el Mar de China, etc. Las contradicciones se agolpan.

Mayor acumulación de la producción y del capital a nivel mundial en la oligarquía financiera yanqui, colusión y pugna con las otras oligarquías financieras de las potencias rivales. No hay bloques imperialistas, los imperialistas no son amiguitos como lo quiso presentar la LOD revisionista y capitulacionista a comienzos de los años 90, para velar las contradicciones en el mundo actual, para negar el desarrollo de la situación revolucionaria en desarrollo desigual en el mundo.

El imperialismo es más monopolista, más parasitario y en descomposición, más moribundo o agonizante.

El imperialismo yanqui, la superpotencia hegemónica única, es quien expresa en mayor grado este carácter. Lo cual conduce a la mayor agudización de las contradicciones entre la superpotencia hegemónica única y las otras potencias imperialistas como se traduce en el Informe Especial; a la mayor agudización de la contradicción proletariado-burguesía en estos países imperialistas; y a la mayor agudización de la contradicción principal, es decir la existente entre la superpotencia hegemónica única, el imperialismo yanqui, y las demás potencias imperialistas, en colusión y pugna, por la partición de los países oprimidos y el nuevo reparto, por un lado, y estos países oprimidos, por el otro.

Prosiguiendo, del “sistema del dólar offshore” brota el dominio financiero de los EE.UU., que sigue creciendo pese a que la producción y la productividad en los EE.UU. están de bajada desde los años 70 del siglo pasado. Por eso mismo, la producción offshore de los monopolios yanquis a través de sus filiales en el extranjero y las empresas adheridas del capitalismo burocrático crece, como crecen los intercambios financieros y comerciales entre estas y sus casas matrices.

El país decae- lo cual se expresa de una y mil formas-, se vuelve más rentista, el endeudamiento de la economía yanqui crece hasta el 70% del PBI de los EE.UU., la deuda de las empresas y los hogares se dispara: pese a todo, baja el consumo y la economía no crece o crece a ritmos bajos. Toda la economía en el país decae, el empleo decae y se vuelve más precario, rebajándose a condiciones similares a las del siglo XIX (empleo precario). Lenin, el monopolio lleva a la decadencia del país y pese a ello el país por la exportación de capitales de todo tipo extrae cada vez más riqueza del mundo entero.

El imperialismo yanqui impone su moneda y sus condiciones a los bancos no sólo de su zona de influencia sino también de las otras zonas de influencia. Domina la industria de la tecnología de la información y con ello de las comunicaciones y con ello las arterias vitales de las finanzas, la producción y el comercio a nivel mundial. A propósito, más abajo introducimos un recuadro sobre las cadenas monopolistas yanquis del automóvil en México y de los componentes electrónicos en Costa Rica muy importante para completar la información que pusimos en nuestras notas sobre el desarrollo del capitalismo burocrático en el Sudeste de Asía dominadas por los EE.UU. y el imperialismo japonés.

 

DECADENCIA DE LA INDUSTRIA EN LOS PAÍSES IMPERIALISTAS, MAYOR VIOLENCIA Y SAQUEO IMPERIALISTA

 

La producción de componentes, el comercio de los mismos y el ensamblado se hace offshore -como comercio entre los monopolios- integración internacional vertical de los mismos y la llamada reestructuración industrial de la industria de hierro y acero, etc.

Reestructuración industrial que han llevado a cabo también otros países imperialistas como Japón, Alemania, etc., el encargo de la producción de componentes por otras empresas en el extranjero (outsourcing), donde los salarios son más bajos. Agudización de la lucha por el control de las fuentes de energía y materias primas. Los imperialistas se han vuelto más hambrientos por el control de las mismas, como sucede en todo el mundo. Por eso, las guerras que se están desarrollando en la actualidad y la lucha del campesinado y las minorías indígenas contra el despojo de sus tierras y territorios para los proyectos energéticos, mineros, madereros, agrícolas de los grandes monopolios imperialistas. Luchas cuyo desarrollo está sintetizado en la consigna: ¡Conquistar la tierra! Tiene dos aspectos: ¡resistir y combatir!, donde combatir es principal, así como también la forma principal de lucha que corresponde asumir.

La producción por encargo a proveedores es empleada, por ejemplo, por la Volkswagen con mayor intensidad desde comienzos de los años 90, para bajar los costos de producción “exprimiendo a estos proveedores como un limón”. Contratan con empresas del Tercer Mundo en Europa, como una empresa de Bosnia, con la cual ha tenido serios problemas últimamente. Ésta se negó por primera vez a entregar los componentes acordados y paralizó la construcción de un tipo de autos. Este monopolio alemán o multinacional ensambla autos también en China, etc. En Brasil lo hace a través de una de sus filiales o empresa hija (ver cifras que consignamos aparte).

Sobre la pirámide bancaria: El Informe dice que la relación entre “América y el sistema offshore se está haciendo más débil”, pero en realidad no sucede eso, sino que este se está haciendo más oligárquico. Con la imposición de multas de miles de millones de dólares a los bancos extranjeros que actúan en los EE.UU., por el departamento de justicia yanqui, muchos se han ido del país. Los medios de información dan cuenta de la multas a los bancos ingleses, alemanes, suizos, etc. El Informe llora por la herida. Entonces, estos bancos que antes actuaban en Wall Street por cuenta propia ahora, también tienen que actuar dentro de las redes de cinco o seis bancos las cuales forman “una pirámide”.

Es decir, como bancos “adheridos” de estas redes. Lenin: “esto se refiere a una de las particularidades características más importantes de la concentración capitalista moderna. Los grandes establecimientos, particularmente los bancos, no sólo absorben directamente a los pequeños, sino que los “incorporan”, los subordinan, los incluyen en “su” grupo, en su consorcio (konzern) -según el término técnico- por medio de la “participación” en su capital, de la compra o del cambio de acciones, del sistema de crédito, etc., etc.(…)Para darse cuenta de los hilos principales que atan entre sí a los bancos del grupo mencionado, hay que distinguir la “participación” de primero, segundo y tercer grado(…)”.

Hoy, eso se ha desarrollado mucho más desde aquél entonces, estamos en la tercera etapa de la revolución proletaria mundial, la del hundimiento y barrimiento del imperialismo por la guerra popular. Hoy, no sólo se trata de bancos pequeños sino también de grandes bancos que están en las redes de estos cinco o seis bancos monstruosamente grandes y poderosos.

Además, el lugar que ocupan los bancos extranjeros dentro de las redes o hilos de esta pirámide no tiene que ver directamente con el valor contable de sus activos o con su valor comercial, sino por su relación con la oligarquía financiera que la encabeza. Esto explica, por ejemplo, porque una empresa monopolista china gigantesca como Alibaba no sale a bolsa en Shanghái sino en Wall Street, y de los seis bancos encargados de la emisión de las acciones cuatro son estadounidenses. Este gigante chino de ventas por Internet realiza sólo el 9% de sus ventas fuera de China y quiere incrementarlas. Entonces los gigantescos bancos chinos no le sirven. Tampoco los CEOs chinos y contratan CEOs yanquis para dirigir la empresa.

Del Informe brota, que son cinco o seis grandes bancos los que dominan el sistema bancario offshore; con redes descentralizadas de primer, segundo y tercer grado para abarcar hasta los más recónditos lugares del planeta; además de otras redes secundarias de estos bancos de tercer nivel para los bancos o empresas chinas, etc., que no son tan interesantes para las redes centrales. Eso nos permite hacer el balance de la economía mundial de que habla Lenin.

Lenin: “Estos datos nos permiten ver cómo se extiende la espesa red de canales que abrazan a todo el país, que centralizan todos los capitales e ingresos monetarios, que convierten a los millares y millares de explotaciones dispersas en una explotación capitalista única, nacional en un principio y mundial después. La “descentralización” (…), consiste, en realidad, en la subordinación a un centro único de un número cada día mayor de unidades económicas que antes eran relativamente “independientes”, o, más exactamente, que tenían un carácter estrictamente local. Se trata, pues, en efecto, de la centralización, del reforzamiento del papel, de la importancia y del poder de los gigantes monopolistas.

Esos gigantes monopolistas bancarios hacen “la distribución general de los medios de producción (…) Pero, por su contenido, esa distribución de los medios de producción no es “general”, ni mucho menos, sino privada, esto es, conforme a los intereses del gran capital, y, en primer lugar, del capital monopolista más grande”.

Dominancia del dólar en las finanzas, el comercio y la producción en disputa con el yen japonés y con otros países imperialistas de Europa, etc.

Los más grandes bancos asiáticos de la zona del dólar tienen parte de su activa en dólares. El crecimiento de las “economías emergentes” hace crecer su importancia. Como con la crisis de 2007-08, que luego de una recuperación se ha alargado hasta ahora, ese proceso de mayor acumulación y concentración no sólo no se detuvo sino que se potenció, confirmando que con las crisis unos pierden y otros ganan, los más grandes monopolistas se vuelven aún más grandes. Según el Informe Especial en esa zona económica del dólar fuera de América no sólo están los países de América Latina, Asia, África y el Medio Oriente sino también algunos de los europeos como Ucrania, muy interesante para entender las contradicciones allí.

Es importante reparar en los subrayados nuestros en las citas del Informe, como por ejemplo, en el referente a la exclusión de la participación directa de parte de las empresas chinas y otras en esta “pirámide”. Luego pues, lo que los economistas y periodistas burgueses escriben sobre China y es repetido por los oportunistas, aludiendo el “poderoso crecimiento de la economía china”, es para embellecer al imperialismo, para disimular la agudización de las contradicciones a nivel mundial, para negar que en el mundo y, en especial en América Latina, el imperialismo yanqui es el enemigo principal; por tanto, la necesidad de la lucha contra éste.

El desarrollo de los monopolios cada vez más monstruosamente grandes y cada vez más monstruosamente poderosos en el mundo no puede ser pacífico sino en aguda lucha entre ellos, lo que no excluye los acuerdos. Lo más importante es el carácter de la lucha y no la forma que esta puede tomar. Lucha por el territorio económico entre los monopolios, en medio de colusión y pugna entre los países imperialistas por partir y repartir los países oprimidos. Y cada vez más se hunden en crisis cada vez mayores:

“China y otros países con tipos de cambio fijos están hartos, también. Cuando Estados Unidos aumenta los tipos de interés, el dólar se dispara y también lo hacen sus monedas, perjudicando a las exportaciones. Por otra parte, el valor de esas enormes reservas parece estar periódicamente en riesgo de una caída del dólar, por la inflación o incluso por default. Durante la crisis de 2007-08 funcionarios estadounidenses hicieron llamadas semanales para tranquilizar a sus homólogos chinos que no se daría un default” (…)

La capacidad de los Estados Unidos “(…) de negociar y tomar préstamos baratos y libremente en su propia moneda es un “privilegio exorbitante“, en palabras de un ex presidente francés, Valéry Giscard d’Estaing. (…). De hecho, pueden haber ayudado a causar la crisis, las carreras voraces de compras extranjeras de bonos del Tesoro distorsionan el mercado, la reducción de las tasas de interés y alimentando un atracón de deuda por los bancos y los propietarios de viviendas”.

Las relaciones de dominación y violencia: Monstruoso dominio de la oligarquía financiera sobre las finanzas, la industria y el comercio mundial.

No olvidar que el imperialismo alemán ha avanzado en el mundo “despacio pero siempre hacia adelante”. La FDI alemana está centrada en dominar primero su esfera de influencia, por eso en Europa está invertido el 75% de su FDI, 16% en los EE.UU. y el resto en China, América Latina, etc. Esta es la base de su avance en el comercio mundial.

La lucha entre los monopolios imperialistas por arrebatar a esta “élite” su situación privilegiada de dominio tiene que volverse más enconada y el riesgo de las crisis aumenta; porque esta inmensa socialización de la producción a nivel mundial choca con los estrechos marcos de la propiedad privada cada vez en menos manos, aumentando el riesgo por las proporciones cada vez más grande que va alcanzando el capital en unas cuantas manos y que tiene que desbordarse al extranjero, a los países de ultramar (China) y a los países atrasados en busca de ganancias extraordinarias, y junto con este riesgo aumentan los peligros para el sistema y para la generación de nuevas crisis, que es lo que preocupa al Informe. Tener en cuenta los cambios y desplazamientos de fuerza entre ellos que se están produciendo, como advierte Lenin.

Ese proceso genera más miseria y opresión sobre las masas, no es problema de distribución sino de la propiedad privada capitalista sobre los medios de producción y de vida en el momento del hundimiento del imperialismo (tercera etapa de la revolución mundial). Crece la explotación imperialista y de sus lacayos sobre la inmensa mayoría de la población del planeta y sobre la propia clase obrera en sus países. Se dan desproporciones gigantes en el desarrollo mundial y el desarrollo de los países es cada vez más desigual.

Lenin advirtió que una vez que aparece el monopolio este se desarrolla siguiendo todos los caminos posibles e imposibles y no cabe reformarlo ni es posible conjurar sus riesgos, ese desorden además no es sólo monetario.

De la división del mundo según las zonas monetarias, brota la dominación del dólar offshore y como los monopolios imperialistas en su lucha por el dominio del territorio económico dominan las diferentes ramas de la producción de los países de ultramar y de los países oprimidos (“producción offshore” e “integración vertical en las cadenas de valor global”) desde la explotación de los recursos naturales, producción de partes y componentes más intensivas en trabajo y de baja tecnología hasta el ensamblado y empaquetado del producto final. Préstamos y capitalización de las filiales en el extranjero; remisión de las ganancias a la casa matriz en los países imperialistas. Comercio de importación y exportación entre la casa matriz y las filiales y luego exportación del producto terminado (principalmente chino o de los países oprimidos del Sudeste Asiático o de México y Centro América a los Estados Unidos, Japón, Europa). O del Este y Sur de Europa van las partes o componentes de bajo nivel tecnológico a los monopolios alemanes y luego de ensamblados en el país o fuera van a los mercados de consumidores finales de los otros países imperialistas de Europa, etc.

Se cumple lo establecido por Lenin, los países imperialistas ejercen el monopolio económico (colonial) sobre los países oprimidos, países coloniales y países semicoloniales, que tienen una independencia política formal pero están sometidos a la dependencia diplomática, etc… Y que entre los demás países también se dan otras formas de dependencia. Que nuestros países son mercado para la exportación de capitales y mercancías, fuente de materias primas y mano de obra baratas.

Contraparte: parasitismo y podredumbre imperialista; superganancias y decadencia de los países imperialistas; oportunismo y aristocracia obrera, no sólo en los países imperialistas sino también en los países oprimidos: participación en los gobiernos burgueses del oportunismo.

Por esa vía de la integración vertical de los monopolios imperialistas, bajo esta “mano de hierro” se desarrolla el capitalismo en los países de ultramar, más atrasados como China social imperialista, y del capitalismo burocrático en nuestros países. La llamada producción offshore de los países imperialistas o estructuración vertical de sus monopolios es para la disputa por el dominio de la economía mundial, del mercado mundial, y de la división del mundo entre ellos brota la división del mismo en las zonas económicas del dólar, del euro, del yuan, de la libra esterlina, etc. Importante recordar la tesis establecida por el Presidente Mao de “tres mundos se delinean” contra la podrida teoría revisionista de los tres mundos de Teng.

 

El imperialismo es la etapa superior y última del capitalismo, es monopolista, parasitario o en descomposición y agonizante, pero no va a desaparecer por sí mismo, si no lo golpeamos se va a mantener moribundo pero no muerto y como fiera herida de muerte seguirá causando más desgracias a los pueblos del mundo. El imperialismo es un gigante con pies de barro.

Los imperialistas en medio de su crisis siempre encontrarán alguna forma de cómo seguir, pese a estar hundiéndose más, con la ayuda del oportunismo permanecerán como un cadáver insepulto, siempre buscarán como incrementar la explotación de la clase obrera en sus propios países y el saqueo de los países oprimidos del mundo, en medio de crisis y guerra de todo tipo. Todo lo cual corresponde al momento de los 50 a 100 años contados a partir de los 60, en que desaparecerá el imperialismo (Presidente Mao) y a la actual etapa de la revolución proletaria mundial, la tercera etapa de hundimiento del imperialismo y de su barrimiento por la Revolución mundial a través de la Guerra Popular.

El imperialismo yanqui va de derrota en derrota: Corea, Vietnam, Afganistán, Iraq, etc., siguiendo la ley del imperialismo y todos los reaccionarios de fracasar, volver a fracasar y así hasta su ruina final. Mientras los pueblos del mundo y con ellos todas las fuerzas progresistas y revolucionaria, siempre seguirán su lógica de luchar, fracasar, volver a luchar volver a fracasar, volver a luchar hasta derrotar al imperialismo, la reacción mundial y el revisionismo.

La clase obrera y los pueblos del mundo no deben olvidar nunca el llamamiento hecho por el Presidente Mao de que los pueblos de un país débil pueden vencer la agresión del imperialismo siempre que se atrevan a desafiar todas las dificultades y a luchar unidos. Que el imperialismo es un tigre de papel, que hay que tomarlo muy en cuenta tácticamente y despreciarlo estratégicamente.

De los principales hechos expuestos hasta aquí, queremos destacar los referentes al mayor parasitismo y descomposición del imperialismo yanqui, que por su posición de potencia hegemónica única se acelera, por tanto, la característica específica que toma su hundimiento, su “declive” y de los demás países imperialistas.

Se agudiza la contienda, China un gigante por su propio peso en la economía y política mundial, por ser una potencia imperialista más atrasada, se convierte por decirlo así en el mercado apetecido de todas las demás potencias imperialistas en su contienda con el imperialismo yanqui. China no deja de estar en la mira de todos ellos.

No olvidar que al monopolio en economía corresponde la violencia y la reacción política a diferencia del capitalismo de libre concurrencia.

En todo el mundo está en marcha el proceso de reaccionarización del Estado burgués, su militarización y la guerra imperialista. Las actuales elecciones en los EE.UU., las disputas entre la Clinton y Trump, el crecimiento del chovinismo imperialista y del fascismo, de los movimientos reaccionarios en la UE y el Brexit son las expresiones más recientes de ello.

Los continuos escándalos de corrupción de los representantes del Estado burgués, de su vinculación con los grandes monopolistas, de la financiación de los partidos, etc., expresan en forma más acentuada lo establecido por Lenin de que los grandes monopolistas les han robado su libertad a los ciudadanos y estos países se han convertido en cárceles para los obreros.

La hegemonía del imperialismo yanqui es una amenaza contra todos los demás

Más hechos contenidos en el Informe que expresan el mayor parasitismo o descomposición del imperialismo. Sobre el comercio mundial y la exportación de capitales se lee:

“Los niveles de comercio y el saldo de los activos y pasivos exteriores son de cinco a diez veces más altos que en los años 1970 y mucho más grande que en su pico anterior justo antes de la primera guerra mundial. La velocidad y la complejidad de los flujos de capital superará cualquier cosa que el mundo ha visto nunca antes”.

Lenin: “(…) el desarrollo del capitalismo ha llegado a un punto tal, que, aunque la producción de mercancías sigue “reinando” como antes y siendo considerada como la base de toda la economía, en realidad se halla ya quebrantada, y las ganancias principales van a parar a los “genios” de las maquinaciones financieras. En la base de estas maquinaciones y de estos chanchullos se halla la socialización de la producción; pero el inmenso progreso logrado por la humanidad, que ha llegado a dicha socialización, beneficia a los especuladores.” (pág. 28)

Más adelante prosigue Lenin: “(…) El aumento del riesgo es consecuencia, al fin y al cabo, del aumento gigantesco de capital, el cual, por decirlo así, desborda el vaso y se vierte hacia el extranjero, etc. Y junto con esto progresos extremadamente rápidos de la técnica traen aparejados consigo cada vez más elementos de desproporción entre las distintas partes de la economía nacional, de caos, de crisis.

Y las crisis -las crisis de toda clase, sobre todo las crisis económicas, pero no sólo éstas- aumentan a su vez en proporciones enormes la tendencia a la concentración y al monopolio.”

Del Informe: “A juzgar por su participación en la producción mundial de acero, la fabricación, el comercio de mercancías, el transporte y las materias primas de producción y consumo, al país le va de perros (véase el gráfico). El número de países a los que Estados Unidos es el mayor mercado de exportación se ha reducido de 44 en 1994 a 32 y en el mismo período la cifra equivalente para China ha aumentado de dos a 43.

Muchas de las empresas más valiosas del mundo siguen siendo estadounidenses, pero esto exagera su influencia en el extranjero: su participación en el stock de inversión corporativa internacional ha caído de 39% en 1999 al 24%.

Pero, “los Estados Unidos todavía brillan en una serie de campos. (…) Su Administración de Alimentos y Drogas es el punto de referencia mundial para la eficacia de un nuevo medicamento (…) una capacidad asombrosa para dominar cada nueva generación de la tecnología. Ahora preside una nueva era basada en la nube, el comercio electrónico, redes sociales y la economía del compartir. Facebook y Google (…) inventaron los sistemas operativos del 99% de los usuarios de teléfonos inteligentes y las empresas de Internet en China, incluido el Sr. Ma, ambos están protegidos y atrapados detrás del “Gran Firewall”.

El predominio de las palancas fundamentales de las finanzas globales y del sistema monetario mundial de los Estados Unidos ha aumentado. La cuota de mercado mundial de bancos de inversión de Wall Street se ha incrementado en un 50% ya que las empresas europeas se han reducido y los aspirantes asiáticos han pisado agua. Los gestores de fondos estadounidenses ejecutan el 55% de los activos mundiales bajo gestión, frente al 44% de hace una década, lo que refleja el crecimiento de nuevos vehículos de inversión y la banca en la sombra, como los fondos negociados en bolsa. Flujos globales de capital, más grande que en cualquier momento de la historia, se mueven al ritmo de la VIX, una medida de la volatilidad en mercados de valores de los Estados Unidos. (…) Las Finanzas y tecnología ya son un campo de batalla por la soberanía, como la persecución de Europa de Google a través de casos de competencia ha demostrado”.

Sobre este “campo de batalla”, estos días hace noticia la multa del ministerio de justicia yanqui al Deutsche Bank (Banco Alemán) por 14,000 millones de dólares, como antes lo hizo con dos bancos ingleses, etc.

Los hechos confirman que: “El capital financiero, concentrado en un puño y que goza del monopolio efectivo, obtiene un beneficio enorme, que se acrece sin cesar, de la constitución de sociedades, de la emisión de valores, de los empréstitos del Estado, etc., consolidando la dominación de la oligarquía financiera, imponiendo a toda la sociedad los tributos en provecho de los monopolistas. Todas las condiciones de la vida económica sufren una modificación profunda a consecuencia de esta transformación del capitalismo. Con el estancamiento de la población, de la industria, del comercio y del transporte marítimo, “el país” puede enriquecerse por medio de las operaciones usurarias. “(…) “es el dominio completo de la oligarquía financiera, que reina sobre la prensa y sobre el gobierno”(…) “No hay ninguna operación bancaria que produzca beneficios tan elevados como las emisiones” (…) El monopolio, una vez que está constituido y maneja miles de millones, penetra de un modo absolutamente inevitable en todos los aspectos de la vida social, independientemente del régimen político y de otras “particularidades“.

La hegemonía del imperialismo yanqui es una amenaza contra todos los demás:

“Desde los ataques del 11 de septiembre del 2001, Estados Unidos ha afirmado enfáticamente el control sobre el sistema de pago en dólares en el centro del comercio y las finanzas mundiales. Estados hostiles, empresas o personas pueden ser separados del sistema, como Irán, Birmania, magnates políticos rusos y bufones de fútbol de la FIFA han encontrado su costo. La amenaza de esta sanción ha dado a América un alcance extraterritorial mejorado” (ver Informe Especial). Así se entiende mejor el acuerdo de desmilitarización de Irán por 8 años referente a la “energía nuclear”, tecnología para misiles de largo y mediano alcance, etc., de julio de 2015.

 

SE AGUDIZA LA CONTIENDA Y LA DISPUTA IMPERIALISTA POR EL BOTÍN

Todos esto datos son muy importantes porque ayudan a explicar porque las contradicciones se agolpan, cuál es la base económica de la situación actual. Como se agudiza la contienda y la disputa entre ellos por el botín y la contradicción principal se expresa con mayor fuerza.

Crece la explotación y la opresión de la gran mayoría de la clase obrera en los países imperialistas. Desde los años 70 la economía en los países imperialistas crece más lentamente pero la acumulación de la producción y del capital, la riqueza en una minoría cada vez más pequeña, se acrecienta sin cesar. Lo que los economistas y sociólogos burgueses denominan el “crecimiento de la desigualdad”. Con ello crece inmensamente el Poder del capital sobre la clase obrera.

Cada vez se incrementa más la acumulación de la producción y del capital (la riqueza) en manos de una minoría como producto de la explotación de la propia clase obrera y la de los países oprimidos, una parte de la cual le arrojan a una parte de sus obreros, que por sus emolumentos y las prebendas que recibe de los explotadores vive en condiciones pequeño burguesas: la aristocracia obrera. Esta es la base económica del oportunismo.

Aplastar al oportunismo, al revisionismo y a las posiciones burguesas dentro de la clase obrera es tarea clave para reconstituir el partido y unir al movimiento del proletariado en estos países y al movimiento de liberación nacional para acabar con el imperialismo. En la raíz del oportunismo están esas ideas burguesas propagadas por los académicos del imperialismo de que los monopolios marcharían a unirse en un sólo cartel internacional, las ETN o EMN, por tanto la posibilidad de la paz y la democracia bajo el imperialismo. O que lo principal del imperialismo es “su política de anexiones”, con lo cual se busca reducir al imperialismo a la política imperialista, por lo tanto sólo luchar contra esta política, para reformarlo. Todas ideas de Kaustky con las cuales Lenin liquidó cuentas pero que se vuelven a presentar como nuevas.

En marzo de 2015 el Banco de Pagos Internacionales informó que la financiación en dólares fuera de los Estados Unidos alcanzó la suma de 9,6 billones de dólares mientras que los intercambios en Euro fuera de la zona europea común del Euro alcanzaron 2,8 billones.

Hay que tener en cuenta esas sumas en dólares y euros para ver las cuentas que a continuación se dan sobre las tenencias de divisas. No olvidar que los países semicoloniales están sometidos al monopolio económico pero de diferentes países imperialistas, donde una potencia imperialista es principal, no de uno sólo, en tal caso serían países coloniales.

Resumiendo, de los hechos brota la hegemonía financiera de los Estados Unidos y con ello su dominio de la economía mundial como lo muestra su dominio de la tecnología de la información, el control de las principales fuentes de energía y materias primas en el Medio Oriente, el Sudoeste de Asia, América Latina, las llamadas redes de producción del Sudeste Asiático y China, de México, Centroamérica y el Caribe, etc. Siempre en dura contienda con los otros imperialistas. Capital financiero que domina sobre la llamada “economía real” y la “especulativa”, que como se ve de las propias citas del Informe no se pueden separar.

La IED a los países oprimidos de Asia y a China estos años alcanza sus marcas históricas

Lo dicho anteriormente expresa la relación del crecimiento de los monopolios imperialistas con la exportación de capitales y el comercio internacional de exportación e importación en esa región. No olvidar, que junto con la IED, a la llamada producción multinacional de las filiales de los monopolios muchas de las cuales se financian localmente o reinvierten utilidades o retienen sus utilidades en donde están ubicadas para eludir impuestos en sus países de origen. Ahora, veamos los datos más recientes de la IED:

 

“En un contexto de bajo crecimiento y fuerte incertidumbre global, la inversión extranjera directa (IED) ha mostrado un particular dinamismo. En 2015, los flujos mundiales de IED aumentaron un 36%, llegando a un monto estimado de casi 1,73 billones de dólares, su nivel más alto desde 2007 (UNCTAD, 2016a) (véase el gráfico I.1). Detrás de estos resultados está una intensa ola de fusiones y adquisiciones transfronterizas, focalizadas en los países desarrollados, especialmente en los Estados Unidos. En 2015, las operaciones transfronterizas representaron el 31% del total de las fusiones y adquisiciones mundiales (JP Morgan, 2016).

 

(…) A nivel regional, Asia en desarrollo continúa siendo la principal región receptora de las entradas de inversión extranjera directa, superando a la Unión Europea y a América del Norte. En 2015, la IED dirigida a Asia en desarrollo registró un crecimiento del 15%, alcanzando un nuevo récord histórico, liderado por Hong Kong (Región Administrativa Especial de China), China, Singapur y la India. Sin embargo, en Hong Kong (RAE de China) parte importante del crecimiento corresponde a la fusión y reestructuración de las empresas Cheung Kong Holdings y Hutchison Whampoa en CK Hutchison Holdings, lo que no representa una nueva inversión productiva“ (La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2016, CEPAL, págs. 19 a 21).

Cuadro I.1. Entradas mundiales de Inversión Extranjera Directa, tasas de variación y distribución por regiones, 2006-2015 (En miles de millones de dólares y porcentajes)

“Las entradas de IED en las economías en desarrollo continúan creciendo, pero su participación en el total mundial disminuyó en 2015”.

Otro dato importante para América Latina, en cuanto a la IED, es que:

“En 2015, los Estados Unidos se convirtieron en el principal origen de las entradas de inversión extranjera directa recibidas por América Latina y el Caribe. Considerando las entradas que tienen un origen claramente identificado, los Estados Unidos son responsables del 25,7%. Los Países Bajos son el segundo origen más importante, con un 15,4%, seguidos de España, con un 11,5%” (ibídem)

EL CAPITALISMO MONOPOLISTA DE ESTADO Y LA OPRESIÓN DE LOS PAÍSES IMPERIALISTAS SOBRE LOS PAÍSES OPRIMIDOS

Hemos citado tantas veces a la FED y al dólar, por lo cual, es necesario hacer las comparaciones cuantitativas entre los Bancos Centrales de las economías imperialistas (los llamados Bancos Centrales Centrales -BCC- con los Bancos Centrales de las economías imperialistas más atrasadas como las de Rusia y China, como de los países oprimidos (los llamados Bancos Centrales Periféricos -BCP) a través de sus activos y la proporción de los mismos según las monedas de reserva que contienen.

Lenin escribió, que en los países imperialistas llegado un determinado momento se produjo la unión del inmenso poder de los monopolios del capital financiero con el inmenso poder del Estado constituyendo el capitalismo monopolista de Estado. Dice: “en la época del capital financiero, los monopolios de Estado y los privados se entretejen formando un todo y cómo, tanto los unos como los otros, no son, en realidad, más que distintos eslabones de la lucha imperialista entre los más grandes monopolistas por el reparto del mundo”. Veamos la tabla:

Elaborado por Edgardo Torija Zane, Bancos centrales “periféricos”: el caso de América Latina pág137, en Estructura productiva y política macroeconómica, Enfoques heterodoxos desde América Latina.

Donde se observa el crecimiento de los activos de los Bancos Centrales de los diferentes países consignados, es decir del poder de control e intermediación financiera de los Estados.

El autor antes citado, siguiendo el pensamiento cepaliano del estructuralismo divide a los países entre centro y periferia, para velar las relaciones de opresión y violencia de los países imperialistas sobre los países oprimidos. Cuando él se refiere a los BCC en realidad está hablando de los BC de los países imperialistas y cuando habla de los BCP se refiere a los BC de los países imperialistas de menor desarrollo como Rusia y China y a los BC de los países oprimidos, sin hacer ninguna diferencia entre estos últimos.

Según Edgardo Torija: “Existen grandes diferencias entre los bancos centrales que emiten una moneda de reserva, a los que se designará en lo sucesivo como bancos centrales “centrales” (BCC) (5), y aquellos que no lo hacen, los bancos centrales “periféricos”, lo que justifica un análisis separado. Una de las diferencias entre los BCC y BCP queda de manifiesto a partir de la observación de sus estados contables. En el activo del estado de situación patrimonial, la incidencia de las colocaciones en instrumentos en divisas extranjeras en el total es bastante mayor en los BCP que en los BCC (véase el gráfico IV.1), a excepción del Banco Nacional de Suiza, que de septiembre de 2011 a enero de 2015 intervino de manera sistemática en el mercado de cambios para evitar la apreciación del franco suizo frente al euro (6).

Las estadísticas de la composición por moneda de las reservas internacionales, publicadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), permiten constatar la supremacía del dólar, la importancia del euro y la ausencia de inversiones en monedas emitidas por los BCP, si bien es posible que el Renminbi de China esté ganando aceptación (7). La hegemonía monetaria de los BCC se ejerce a través de la percepción de recursos de señoreaje vinculados a la demanda de saldos reales de los BCP. (pág. 141)

Razones por las que los BCC no deben acumular reservas internacionales y por las cuales los BCP deben acumular reservas internacionales, según el autor:

“(…) Una razón por la que los BCC no deben acumular reservas internacionales de manera significativa se relaciona con su capacidad de acceder a la liquidez internacional a bajos costos. Un BCC falto de liquidez en moneda extranjera puede obtener divisas con cierta facilidad a partir de la colaboración de otro BCC, mediante el uso de instrumentos como los canjes de divisas (swaps)”. Dice que en ese caso sólo se presentaría un riesgo de cambio por alza o baja de la moneda fácilmente asumible por el deudor en su propia moneda que es convertible.

“(…) Sin embargo, en el caso de racionamiento de crédito en los mercados privados, los BCP tienen en realidad pocas opciones de acceso a la liquidez internacional, más allá de acudir al recurso de las líneas de crédito del FMI (…) (pág. 141)”. Porque, según dice, habría no sólo un riesgo de cambio sino también de pagos por la falta de convertibilidad de la moneda de estos BC para servir de garantía a estos canjes.

Notas a las citas:

(5) El grupo reducido de BCC está integrado por la Reserva Federal de los Estados Unidos, Banco de Inglaterra, Banco Nacional de Suiza, Banco Central Europeo, Banco de Canadá, Banco de la Reserva de Australia y Banco del Japón.

(6) Durante el período de fijación de la paridad del franco suizo frente al euro, las reservas internacionales del Banco Nacional de Suiza se incrementaron desde 260.000 millones de francos suizos en septiembre de 2011 a 504.000 millones de francos suizos en enero de 2015. Si bien este banco puso fin a la política de cambio fijo del euro a comienzos de 2015, siguió acumulando activos externos (510.000 millones de francos suizos a fines de febrero de 2015)”.

(7) Desde la crisis de las hipotecas de alto riesgo, el “privilegio exorbitante” del dólar, tal como lo calificó Eichengreen (2011), pareció extenderse. Por cierto, la Reserva Federal actuó como un banco central “central”, al cobrar un interés por el uso de un canje sin riesgo de cambio (pactado a la misma tasa de entrada y de salida) a los bancos centrales solicitantes. Los contratos establecidos entre la Reserva Federal y otros bancos centrales desde 2008 solo establecieron el caso en que la línea de crédito era solicitada a la Reserva Federal (y no por esta).

En resumen los BCC no tienen que tener reservas en otras monedas convertibles y los BCP tienen que hacer acopio de ingentes reservas internacionales en monedas convertibles para sus intervenciones cambiarias, es decir mantener el equilibrio de sus monedas frente al dólar principalmente, en el caso de los países “periféricos” que están en esta zona, otro motivo es motivos mercantilistas como el que ha sido consignado en abundante literatura al respecto para el caso de China con los Estados Unidos, según la cual el superávit comercial de China se convierte por parte del Banco Nacional de China en bonos del Tesoro de los EE.UU., es decir en deuda yanqui, y así los hogares de este país se endeudan y consumen las mercancías baratas chinas, otro es la de un seguro para el caso de salida de capitales principalmente “especulativos” o inversiones de cartera. Además China invierte parte de sus excedentes en inversiones de riesgo y en recursos naturales de los países de África, Latino América, etc., lo cual constituye una diferencia con las economías de América Latina que hacen inversiones de bajo riesgo.

Pero si bien estos motivos se dan, y esa es su diferencia con los países de capitalismo burocrático en este caso de los BCP, los grandes bancos chinos en el sistema financiero imperialista están subordinados a los bancos de los Estados Unidos, o de Inglaterra, etc., como se ha visto en la salida a la cotización en bolsa en Nueva York del gigante chino de la venta por internet Alibaba.

Lo principal según el autor citado respecto a la acumulación de reservas en dólares, etc., de los BCP es que estos por el lugar que ocupan en el “sistema financiero mundial“ se ocupan de hacer el reciclaje de divisas mediante la compra de los ingresos en divisas del país para dedicarlos a la compra de bonos del Tesoro de los EE.UU., luego emiten bonos soberanos para su venta a los residentes en el país (pero que muchas veces son comprados por los no residentes), para esterilizar estas compras, si no crecería la masa monetaria y con ello la inflación. Dice Torija Zane:

“Una extensa literatura buscó fundamentar por qué los bancos centrales acumulan activos frente a no residentes, en lugar de orientar esos recursos hacia usos alternativos. También se buscó determinar el nivel “adecuado” de reservas internacionales para advertir sobre la eventual vulnerabilidad de la moneda de un país. (…) Ocurrió un cambio fundamental a partir del pasaje a regímenes flotantes desde 1971 y con el advenimiento de la globalización financiera, asistiéndose a un incremento significativo en la acumulación de reservas internacionales por parte de los BCP. Como observa Rodrik (2006), este aumento se produjo en magnitudes muy superiores al crecimiento de las transacciones comerciales, lo que se explica por el aumento exponencial de los flujos de capital transfronterizos. (pág. 146)

Sobre la llamada “globalización financiera“ cabe agregar, que desde fines de los 80., con la conversión de la deuda de los países semicoloniales, en cesación de pagos (default), a Bonos Brady se volvió a reimpulsar el mercado de los “bonos soberanos” de los países oprimidos; en ese entonces, dentro del plan de hegemonía mundial del imperialismo yanqui, que incluye su política económica “neoliberal“ como las privatizaciones, por la cual los países oprimidos emiten deuda durante los 90 a cambio de los ingresos por privatizaciones de sus activos. Para impulsar los mercados de deudas, de acciones de las empresas y otros instrumentos financieros de estos países se procede a la privatización de la seguridad social y se crean los llamados fondos soberanos por parte de algunos de estos países.

Deuda soberana y fondos soberanos que de hecho no son nada soberanos. Todo impulsado por el FMI y el BM (América Latina fue una de las regiones que recibieron más flujos de capital en el siglo XIX. Entre 1880 y 1913 recibió aproximadamente un cuarto del total de flujos de capital británico “EL MERCADO DE BONOS LATINOAMERICANOS EN LA HISTORIA: 1820–1913. VIVIR CON DEUDA. Cómo contener los riesgos del endeudamiento público, Informe 2007 Banco Interamericano de Desarrollo, Nueva York).

Hasta la crisis de 2007-2008 los economistas y periodistas burgueses hablaban de que el Estado se había vuelto irrelevante para la economía en la mayor parte de países con las políticas “neoliberales”, las privatizaciones y la desregulación del empleo; incluso muchas funciones antes exclusivas del Estado como la guerra exterior, la seguridad interna y las prisiones eran desempeñadas por compañías privadas; y como parte de todo la administración los programas sociales corrían a cargo de las ONGs, etc.

El imperialismo yanqui siempre más avispado que los demás introdujo la “gobernanza mundial” y la “responsabilidad social de las empresas”. Propagaban que todos los países ganaban con la “globalización”; que no había ganadores ni perdedores y los países oprimidos -a los que después de la Segunda Guerra Mundial los habían bautizado como “países en vías de desarrollo”-, pasaron a ser llamados en su mayoría “países emergentes”. Los oportunistas y revisionistas repitieron todas estas mentiras burguesas y hablaban que ya no había intervención del Estado en la economía y por lo tanto no había capitalismo monopolista de Estado.

Pero, con ello sólo trataban de echarnos arena a los ojos, pues en todos los países imperialistas y en los de capitalismo burocrático las emisiones de deudas y obligaciones del Estado (ver en Lenin sobre las grandes ganancias que significan las emisiones para los bancos) es un gran negocio del Estado. Los Bancos Centrales canalizan las emisiones de bonos y obligaciones de los Estados a través de los grandes bancos del capital financiero particular y, así, parte de la renta que generan va a parar a los activos de los monopolios imperialistas para garantizar sus créditos e inversiones y principalmente para la especulación financiera, para impulsar el rentismo en todo el mundo.

Tenemos como ejemplos, las compras del Banco Central Europeo de deuda pública de los países europeos, el desarrollo de la deuda soberana o del mercado de bonos del Estado en América Latina (ver en los informes de la CEPAL), o lo citado más arriba en relación a Turquía, etc. Por tanto, plena vigencia de los establecido por Lenin sobre el capitalismo monopolista de Estado en los Estados imperialistas, como también, de lo establecido por el Presidente Mao y desarrollado por el Presidente Gonzalo, sobre el proceso del capitalismo burocrático en los países oprimidos, donde llegado un momento el capitalismo burocrático se combina con el Poder del Estado y pasa a ser un capitalismo monopolista de Estado comprador y feudal. Es decir el capitalismo burocrático.

 

LOS BANCOS CENTRALES DE LOS PAÍSES OPRIMIDOS COMO INTERMEDIARIOS DEL CAPITAL FINANCIERO IMPERIALISTA

Agrega el autor citado: “(…) al acumular reservas internacionales, los bancos centrales están comportándose como intermediarios financieros y “reciclan” flujos de capital (exportando el capital que se importa). Por cierto, este reciclaje no es neutro en términos de toma de riesgo y de captación de rentas. (…) En este circuito el sistema financiero local realiza solamente actividades “transaccionales” (puede ocurrir, por ejemplo, que en vez de poseer un título de esterilización el banco en cuestión sea remunerado por sus tenencias de liquidez en el banco central, lo que es prácticamente equivalente). (…) Es importante advertir que la escisión de los riesgos financieros y su reparto entre los agentes económicos no es un proceso que ocurra de forma anárquica. Se puede asumir que los residentes de los países en desarrollo prefieren generalmente los activos líquidos con bajo riesgo a aquellos con mayor volatilidad, lo que respondería al interés de dar seguridad al ahorro. Por el contrario, los no residentes (los agentes económicos con capacidad de financiamiento de los países más ricos) tienen un sesgo hacia los activos de mayor rentabilidad, por ejemplo los títulos de propiedad del capital y las deudas de largo plazo. (págs. 148-149) Bancos centrales “periféricos”: el caso de América Latina“, Edgardo Torija Zane, en Estructura productiva y política macroeconómica, Enfoques heterodoxos desde América Latina, Alicia Bárcena, Antonio Prado, Martín Abeles, Editores, CEPAL, Santiago de Chile 2015.

Los costos de acumular reservas:

“La pérdida de renta se asocia no sólo al tipo de activo seleccionado, que es típicamente libre de riesgo y por ello de baja rentabilidad; también se refiere a los posibles costos de esterilización relacionados con el motivo precautorio para acumularlo (Levy Yeyati, 2008; Frenkel, 2007). Entonces, por cada dólar (u otro activo de bajo riesgo y retorno) que el banco central decide comprar, se emite una deuda que paga una tasa de interés considerablemente mayor.(…) para los países de la región (…) puede observarse que los costos de mantener las reservas (o carry costs) no son despreciables: promedian 0,35% del PIB en 2014, pero hay casos donde supera el 1%, como es el caso de Bolivia” (pág. 109, ¿Autoseguro?¿Cooperación financiera regional? Lidiando con la volatilidad externa en América del Sur, Por Ramiro Albrieu y Andr. Biancarelli, en Integración Financiera y Cooperación Regional en América del Sur Después de la Bonanza de los Recursos Naturales. Balance y Perspectivas, SERIE RED SUR 2015. Nº 28, Argentina).

El Imperialismo Yanqui y el fomento del rentismo en los países de capitalismo burocrático en el mundo y en América Latina

La política de expansión monetaria del imperialismo yanqui parte de su plan hegemónico de dominio de las finanzas de nuestros países:

 

“El análisis de la evolución de los flujos de financiamiento para el desarrollo muestra que en los países de renta media, incluidos los de América Latina, se ha producido un claro retroceso de los flujos tradicionales, como la asistencia oficial para el desarrollo (AOD). En el período comprendido entre 1961 y 2014, los flujos de AOD han pasado de representar, en promedio, más del 1% del PIB regional al 0,2% del PIB regional (…) Al mismo tiempo que los flujos de asistencia oficial han disminuido, los flujos de origen privado se han transformado en la principal fuente de financiamiento de estas economías. Entre estos, destaca la inversión extranjera directa (IED), que en el caso de América Latina llegó, en 2014, a 158.803 millones de dólares, monto equivalente a alrededor del 2,6% del PIB regional y más del 60% de los flujos totales que recibe la región. Por su parte, las remesas y los flujos de inversión de cartera alcanzaron en 2014 más de 60.000 millones y 93.000 millones de dólares, respectivamente.

 

De manera más reciente y sobre todo después de la crisis financiera internacional (2008-2009), el mercado internacional de bonos ha pasado a ser una importante fuente de financiamiento en la región, tanto para el sector privado como para el público, en distintas áreas de actividad económica, entre ellas los recursos naturales, la infraestructura y el sector financiero. Esto se explica, entre otros factores, por el hecho de que la política de expansión monetaria de los Estados Unidos ha provocado un cambio importante en la composición del financiamiento hacia las economías emergentes, incluida América Latina y el Caribe, dando una mayor primacía al mercado de bonos sobre los préstamos bancarios. En la región, las emisiones de bonos llegaban a 20.000 millones de dólares en 2009, aumentaron a más de 150.000 millones de dólares en 2014 (un 2,6% del PIB regional) y se estabilizaron en cerca de 80.000 millones de dólares en el período 2014-2015. Estudio Económico de América Latina y el Caribe • 2016, Capítulo IV pág. 154

 

Algunas conclusiones: las observaciones sobre la diferencia por el riesgo de los inversores de cartera, individuales o de fondos de pensión y otros de los países atrasados como de sus propios BC, es muy consistente con la “superabundancia relativa de capitales, porque pese a que el país es atrasado no encuentran en casa donde invertirse salvo en deuda soberana del país que de acuerdo al plan del imperialismo, de esta manera son captados hacia el sistema financiero internacional (o sea imperialista).

El imperialismo por esta vía va sujetando o monopolizando todos los aspectos de la vida económica de los países de capitalismo burocrático (privatización de las pensiones), o las empresas de estos países tanto de la compradora como de la burocrática que pasan a cotizarse en bolsa de sus países y algunas en la plaza de Nueva York, controladas por los grandes bancos de inversión imperialistas que se encargan de la emisión de las acciones (privatización de las empresas públicas y/o conversión en sociedades por acciones), acciones que luego se empaquetan en los llamados “paquetes de acciones y obligaciones” que designan y distribuyen los bancos de inversiones entre los bancos afiliados para ofertarlos y distribuirlos entre sus clientes pasando a formar parte del activo de las empresas y del haber en las cuentas de los particulares.

Importante es el impulso que se da a través del Banco Mundial y el BID -y que aplican todos los gobiernos de América Latina y el Caribe (de “izquierda” como de derecha)- a la bancarización de los pobres para recibir las “ayudas no contributivas de los programas de ayuda social condicionada”, como Bolsa Familia en Brasil, en Bolivia, etc. Así, no sólo los capitalistas y terratenientes llegan a tener una cuenta bancaria y son controlados por los bancos, sino también los obreros, los campesinos, los empleados y los desempleados para impulsar el consumo y la descentralización de la red de los bancos para centralizar el Poder y la acumulación del capital tipo hormiga.

No olvidar que tanto el imperialismo como su hijo el capitalismo burocrático están en su crisis última por lo cual aumenta su voracidad. Buscan tener un respiro en sus crisis cíclicas continuadas dentro de su crisis general. El imperialismo yanqui con el Banco Mundial y el BID también impulsan la formalización de los llamados informales. Destaca en esto, el agente yanqui Hernando de Soto (asesor en la sombra de Kusinsky y Keiko Fujimori en Perú y de muchos otros gobiernos en el Tercer Mundo, funcionario del Departamento de Estado yanqui y su AID).

La llamada formalización de los trabajadores informales, que en América Latina están en cifras por encima del 80% de la PEA, busca formalizarlos y bancarizarlos para que tengan acceso al crédito, a las hipotecas y puedan ser embargados, para que paguen impuestos y poder bajar los impuestos a la gran empresa imperialista o de la gran burguesía compradora y de los terratenientes; formalización de los “pequeños propietarios agrícolas” mediante la titulación de sus tierras (Presidente Gonzalo: el talismán de la propiedad) y la privatización de la propiedad de las comunidades campesinas y de los pueblos indígenas para que sean sujetos de créditos, para que sus tierras pasen a garantizar estos créditos; para endeudarlos y luego arrebatarles el pedazo de tierra para la nueva concentración de la propiedad (ciclos de la misma en el camino terrateniente o prusiano de desarrollo de la semifeudalidad al capitalismo en los países atrasados donde no ha habido una revolución burguesa).

Estas son conclusiones que corresponden pues a la sujeción de los Bancos Centrales conforme a la división establecida por Lenin de los dos tipos de países: opresores o imperialistas y oprimidos (coloniales y semicoloniales).

El crecimiento de la exportación de capitales en el mundo y del comercio mundial de exportación e importación se hace, en gran medida a nivel internacional, como parte de la organización vertical de la producción (que denominan fragmentación internacional de la producción) como contrato de servicios manufactureros, pero no pueden ocultar el hecho que las firmas de las diferentes localidades y países (tanto en China como en los países de capitalismo burocrático), en la mayoría de casos, actúan sólo como agentes del capital financiero imperialista.

De esta manera el capital financiero domina la producción industrial no sólo en el propio país sino en los países de ultramar y en las semicolonias.

Un caso extremo se presenta con las empresas del comercio mayorista en los EE.UU. Las empresas productoras de mercancías sin factorías o fábricas (las FGPFs por sus siglas en inglés), “una forma considerada extrema de la fragmentación de la producción”, un ejemplo es Apple Inc. Apple hace el diseño, la ingeniería, el desarrollo y la venta a los consumidores de productos electrónicos, software, y computadoras, para la vasta mayoría de sus productos, incluyendo iPhones, iPads, and MacBooks, Apple no hace nada de la producción y la actual fabricación es hecha en China y otros lugares por otros fabricantes (ver Measuring the multinational economy, Factoryless Goods Producing Firms, By Andrew B. Bernard and Teresa C. Fort, American Economic Review, 2015, 105(5), págs. 518 a 52).

En el sector de distribución o comercio mayorista estas empresas representan el 12%, pero entre las empresas de venta de fármacos y de ropa hacen el 24 y 23 por ciento respectivamente, es decir están sobre representadas. No confundir con las empresas monopolistas de la industria que importan y exportan partes como las de la electrónica, maquinarias, autos, etc., esta dominan en sus sectores y en el total (Measuring the multinational economy, Factoryless Goods Producing Firms, By Andrew B. Bernard and Teresa C. Fort, American Economic Review, 2015, 105(5), págs. 518 a 523).

 

Lenin señaló de dónde provenía esta propensión al riesgo de los inversionistas de los países imperialistas:

“(…) el desarrollo del capitalismo ha llegado a un punto tal, que, aunque la producción de mercancías sigue “reinando” como antes y siendo considerada como la base de toda la economía, en realidad se halla ya quebrantada, y las ganancias principales van a parar a los “genios” de las maquinaciones financieras. En la base de estas maquinaciones y de estos chanchullos se halla la socialización de la producción; pero el inmenso progreso logrado por la humanidad, que ha llegado a dicha socialización, beneficia a los especuladores”.

Por lo mismo nos dice: “es una estupidez querer separar el capital aplicado a la producción del llamado capital especulativo (el que se emplea en la compra de obligaciones y valores) (…)   El aumento del riesgo es consecuencia, al fin y al cabo, del aumento gigantesco de capital, el cual, por decirlo así, desborda el vaso y se vierte hacia el extranjero, etc. Y junto con esto progresos extremadamente rápidos de la técnica traen aparejados consigo cada vez más elementos de desproporción entre las distintas partes de la economía nacional, de caos, de crisis”.

En los países capitalistas, “los monopolios de Estado y los privados se entretejen formando un todo y cómo, tanto los unos como los otros, no son, en realidad, más que distintos eslabones de la lucha imperialista entre los más grandes monopolistas por el reparto del mundo”.

Una última referencia al Informe de The Economist, en cuanto se duele de los inmensos desequilibrios de la economía mundial y de la amenaza de crisis aún peores si no se actúa “responsablemente” por parte de los imperialistas yanquis, y a su propuesta de que “para asumir su responsabilidad como con un banco de reserva que actúe como prestamista de última instancia” para los casos de los bancos de este sistema de dólares offshore que entren en problema de pagos, ya que el FMI no está en condiciones; o su otra propuesta, de que los EE.UU. deben dotar al FMI de un fondo para estos casos y ceder su derecho de veto para que se convierta en una autoridad monetaria mundial independiente. O también la propuesta de los revisionistas chinos de crear una moneda de reserva que suplante al orden del dólar o su famoso banco de desarrollo. Todas ellas, son propuestas de medidas que no van a tener mayor efecto. Se puede decir figuradamente, son propuestas de aplicar dosis homeopáticas que no pueden curar el cáncer imperialista.

Como dijo Lenin, son proyectos de reformas carentes de toda seriedad. Y, además como ya hemos dicho, es política burguesa chovinista opuesta al chovinismo imperialista yanqui, que se pretende un pensamiento reformista, democrático y pacífico pero que es también reaccionario, chovinista, violento, no puede ser de otra manera viniendo de ellos y no importa su procedencia particular.

Todo el desarrollo económico del imperialismo en esta su última etapa muestra ¡El beneficio de los rentistas es cinco veces mayor que el beneficio del comercio exterior del país más “comercial” del mundo!¡He aquí la esencia del imperialismo y del parasitismo imperialista! Junto con la formación de sus ejércitos con los soldados de los pueblos oprimidos como lo estamos viendo en el Medio Oriente Ampliado, donde se usa a los kurdos y árabes, etc., para la guerra de agresión imperialista por partir esos países y por nuevo reparto. Es así como se hundieron los viejos imperios y así se hundirán los imperialismos barridos por la nueva gran ola de la revolución proletaria mundial con Guerra Popular Mundial dirigida por el maoísmo que se está encarnando en PC.

Las relaciones económicas del imperialismo constituyen la base de la situación internacional hoy existente. A lo largo de todo el siglo XX se ha definido por completo esta nueva fase del capitalismo, su fase superior y última”, y de que la distinción entre países opresores y países oprimidos es un rasgo distintivo del imperialismo. Por tanto, para ver la situación actual no podemos partir de la contradicción fundamental del capitalismo, pues, estamos en su fase superior y última, el imperialismo(…).El imperialismo madura las condiciones para la revolución (… )Después del imperialismo sólo cabe el socialismo” (Presidente Gonzalo). Nosotros culminar la revolución de nueva democracia con guerra popular y luego de la toma del Poder en todo el país, pasar interrumpida e inmediatamente al socialismo y la dictadura del proletariado con la instalación de la Republica Popular del Perú.

Octubre de 2016

 

Notas y cuadros que pueden ser consultados complementariamente:

Ver América Latina: el comercio internacional intermonopolios y los flujos ilícitos de capital en las llamadas redes internacionales de valor en América Latina; ver Recuadro III.2 La importancia de las transacciones intrafirma en el comercio de bienes (pág. 133, CEPAL 2016)

 

En los casos de Costa Rica y México, la elevada magnitud de las salidas financieras ilícitas se relaciona con la inserción de estos países en cadenas mundiales de valor —como la producción de semiconductores en el primero y de máquinas eléctricas y vehículos motorizados en el segundo—, donde las transacciones entre partes relacionadas son muy significativas, tal como se analiza en el recuadro III.2. En general, los resultados subrayan la gran importancia de las transacciones intrafirma respecto de las salidas de capital. Los productos que generan las discrepancias más destacadas suelen ser objeto de comercio entre entes de la misma firma. (pág. 133 y ss, transcribir recuadro y gráfico de los principales destinos de este comercio ilícito) lo cual explica también las inversiones que se dan desde los paraísos fiscales como los de Holanda, etc., donde no se consigna país de origen cierto.

Hundimiento del imperialismo en su tercera etapa

Ver también:

Regional GDP shares in US$, 1965-2030 Mikkel Barslund and Daniel Gros; Europe’s Place in the Global Economy – What Does the Last Half; Century Suggest for the Future? Forum Note: EU refers to EU members in a given year. Thus, the country composition is not static.Source: World Development Indicators and model estimations.

Igualmente se puede consultar:

Para una nota sobre la deuda en AL y los países atrasados, como cambia la forma pero la división del mundo entre acreedores y deudores se mantiene.

 

ESTE INFORME SE CENTRA EN LA DEUDA PÚBLICA TOTAL de América Latina y el Caribe, que comprende tanto la deuda internacional como la interna. La diferencia entre ambos tipos de deuda se ha reducido considerablemente en los últimos años, dado que los tenedores de bonos emitidos en mercados nacionales pueden ser inversionistas internacionales y que los inversionistas nacionales pueden tener en su poder bonos emitidos en mercados internacionales (1). Además, pueden utilizarse instrumentos como los derivados de crédito para distribuir el riesgo entre diferentes inversionistas casi instantáneamente y no existe una manera práctica de llevar registro de los resultados de un volumen cada vez mayor de estos instrumentos derivados. Es importante utilizar datos sobre la deuda pública total, que es una medida más completa, dado que algunos observadores, al centrarse exclusivamente en la deuda externa, llegaron a la conclusión (errónea) de que en América Latina está disminuyendo la deuda pública. En realidad, la contracción que está ocurriendo en los cocientes de deuda externa en los países de la región suele compensarse con un incremento de la deuda interna. Considerando todos los aspectos, el nivel promedio actual de la deuda pública de la región es similar al que prevalecía a principios de la década de 1990.

(1) No es fácil encontrar información sobre la deuda total. Las bases de datos como las que se utilizan en las publicaciones Estadísticas Financieras Internacionales del FMI y Global Development Finance del Banco Mundial contienen escasa información sobre el nivel y la composición de la deuda interna. En este informe se introduce una nueva base de datos sobre 24 países de América Latina y el Caribe, que el BID actualiza y publica con regularidad. VIVIR CON DEUDA Cómo contener los riesgos del endeudamiento público 2007 Banco Interamericano de Desarrollo.- Es importante ver aquí historia de la deuda soberana en AL para ver la historia del capitalismo burocrático.

 

 

 

Fuente: Vivir con deuda. Cómo contener los riesgos del endeudamiento público. Informe 2007. BID

 

 

 

 

Ver también: The Network of corporate global control. Stephania Vitali et al.

 

Lutas Ideológicas entre Diferentes Grupos Revolucionários e sua Fusão: A Experiência Indiana de 1950 a 2004 Amit Bhattacharyya

Lutas Ideológicas entre Diferentes Grupos Revolucionários e sua Fusão: A Experiência Indiana de 1950 a 2004

Amit Bhattacharyya

Professor do Departamento de História

Universidade de Jadavpur

Calcutá – India

Permitam-me primeiramente transmitir meus agradecimentos à Dra Nazira C. Camely, do Departamento de Economia da Universidade Federal Fluminense, Niterói, Rio de Janeiro, por me convidar para participar do VI Seminário Internacional sobre o Capitalismo Burocrático a ser realizado de 9 a 14 de outubro de 2016. Sou também grato a outros professores, estudantes e amigos de outras instituições e associações, provenientes de outras partes do Brasil e de outros países, que se dispuseram a estar presentes e a assistir minha palestra. Estou muito feliz de estar aqui novamente entre vocês e de poder estreitar laços entre amigos de diferentes países.

Na longa história do movimento comunista revolucionário indiano, durante mais de 50 anos, tem havido muitas lutas na frente ideológica, tanto entre as forças revolucionárias, por um lado, e as forças revisionistas de outro. Houve questões comuns assim como outras não comuns. Essa história pode ser dividida em fases. Ler mais

Ideological Struggles among different Revolutionary groups and their Merger: The Indian Experience 1950s to 2004

Ideological Struggles among different Revolutionary groups and their Merger: The Indian Experience 1950s to 2004

Amit Bhattacharyya

Professor, Department of History

Jadavpur University

Kolkata, INDIA

Let me at the outset convey my heartfelt gratitude to Dr. Nazira C. Camely of the Department of Economics, Universidade Federal Fluminense, Niteroi, Rio de Janeiro for inviting me to actively take part in the VI International Seminar on Bureaucratic Capitalism to be held during 9-14 October 2016. I am also grateful to other academicians, scholars, students and friends of other institutions and associations spread over different parts of Brasil as also those from other countries who have been kind enough to be present here today to listen to my lecture. I am very happy to be here again in the midst of you all. It is the re-strengthening of the bond among friends of different countries. Ler mais

ANALIZANDO LA SEMIFEUDALIDAD EN ESPAÑA: EL CASO DE LA ISLA DE LA GOMERA PARTE 2. LA SEMIFEUDALIDAD EN EL PRESENTE: RENTA URBANA Y CACIQUISMO Luis M. Jerez Darias

1. Introducción
En la primera parte de la investigación Análisis de la semifeudalidad en España: el caso de La Gomera, nos hemos centrado en explicar cómo se manifestaba la vieja semifeudalidad en dicha isla, esbozando algunos razonamientos sobre el caso español en su conjunto. Nos parecía oportuno aplicar esa metodología de corte inductiva, poniendo La Gomera como paradigma particular de lo ocurrido en multitud de lugares de la geografía española. Con ello evitamos redundar en el análisis de una realidad que ha ocupado miles de páginas en España, no tanto así en Canarias, situación que queremos erosionar con el estudio de la semifeudalidad en La Gomera, un espacio prácticamente desconocido en el marco de las ciencias sociales. Otra cosa distinta es el análisis de la semifeudalidad en el presente. Como apuntamos más arriba, en España gran parte de la intelectualidad dio por finiquitado el problema de la tierra, del atraso de la agricultura, o de la subsistencia de la semifeudalidad, a partir de la década de 1960. Desde entonces se estableció como dogma que España había transitado al capitalismo de forma definitiva. Por tanto, hablar de la subsistencia de la semifeudalidad en la España democrática (1978-…) se percibe como algo extemporáneo y sin base científica sólida. Pero esa andadura a contracorriente no ha sido abandonada por algunos investigadores. En esa línea se encuentra el GISAS, grupo que ha venido estudiando, no sólo las características de la vieja semifeudalidad, sino la forma en que ésta se sigue manifestando en el presente del Estado español. Por esta razón, nos parece conveniente que desarrollemos unos apartados previos dedicados a la forma en que se manifiesta actualmente la semifeudalidad en España, pues las investigaciones al respecto son prácticamente inexistentes. Luego, una vez fijada la base analítica en el contexto nacional, hablaremos sobre el caso concreto de La Gomera. Éste será nuestra célula de análisis detallado del proceso actual de la subsistencia de la semifeudalidad, al tiempo que aportamos una metodología para su estudio.

ANALIZANDO LA SEMIFEUDALIDAD EN ESPAÑA: EL CASO DE LA ISLA DE LA GOMERA PARTE 1. LA SEMIFEUDALIDAD EN LA ETAPA AGRARIA: MEDIANERÍA Y CACIQUISMO Luis M. Jerez Darias

ANALIZANDO LA SEMIFEUDALIDAD EN ESPAÑA: EL CASO DE LA ISLA DE LA GOMERA
PARTE 1. LA SEMIFEUDALIDAD EN LA ETAPA AGRARIA: MEDIANERÍA Y CACIQUISMO
Luis M. Jerez Darias
Universidad de La Laguna
Canarias, España
1. Introducción
El desarrollo de la agricultura comercial o de exportación impulsada por el capital extranjero y la terratenencia semifeudal local en Canarias, llevó aparejado un deterioro de la feudalidad, aunque no su erradicación. Como veremos a lo largo de las siguientes páginas, ésta no fue liquidada del todo, y multitud de relaciones típicas del período feudal continuaron desenvolviéndose bajo los ropajes de la “nueva” sociedad, combinándose con las relaciones de tipo capitalista, a las que frenaron su lógico desarrollo. De esa articulación surgió la semifeudalidad. En ese proceso se entrelazaron ambas relaciones, las semifeudales y las capitalistas, con su elenco de gradaciones como el sistema de pago en trabajo de la segunda clase1. Estas combinaciones eran la muestra palmaria de que la pervivencia de lo viejo impedía el desarrollo normal de lo nuevo. Por tanto, lo que tuvo lugar fue el surgimiento de elementos de capitalismo que se desenvolvieron sobre la matriz feudal preexistente, lo que significó un cambio: pasar de feudal a semifeudal. Y en ese proceso, los fundamentos de la pretérita sociedad permanecieron insertos en la moderna a través de la gran propiedad de la tierra, la semiservidumbre y el caciquismo.

MEMORIA HISTÓRICA EN ESPAÑA. LUANA STUDER VILLAZÁN

MEMORIA HISTÓRICA EN ESPAÑA: LA LOCALIZACIÓN FÍSICA, EL RECONOCIMIENTO Y EL HOMENAJE A LOS DESAPARECIDOS EN LA GUERRA Y POSGUERRA CIVIL EN ESPAÑA.

HISTORICAL MEMORY IN SPAIN: PHYSICAL LOCATION AND THE RECOGNITION AND TRIBUTE TO MISSING IN WAR AND POST-CIVIL WAR IN SPAIN.

LUANA STUDER VILLAZÁN

VI SEMINARIO INTERNACIONAL SOBRE CAPITALISMO BUROCRÁTICO, RÍO DE JANEIRO (BRASIL), DEL 9 AL 13 DE OCTUBRE DE 2016.

RESUMEN

Este artículo de investigación histórica trata sobre el concepto de Memoria Histórica en España, vinculado a la represión fascista sobre los republicanos durante la guerra civil española (1936-1939) y la posterior dictadura de Francisco Franco (1939-1975). En la actualidad, la Memoria Histórica se ha establecido como un movimiento formado por los descendientes de estos republicanos represaliados, que exigen la recuperación de miles de asesinados y enterrados en fosas comunes, pero también el estudio histórico documental de este proceso represivo, así como la dignificación y homenaje a los combatientes muertos contra el fascismo en España.

PALABRAS CLAVE: Memoria Histórica, guerra civil española, dictadura franquista, desaparecidos, represión, fosas comunes.

 

A China Socialista e a Educação Popular – 1949-1976 Amit Bhattacharyya

A China Socialista e a Educação Popular – 1949-1976

Amit Bhattacharyya

Professor de História

Universidade Jadavpur

Calcutá – Índia

Nós nos propomos hoje a enfocar a política de Mao Tsetung quanto à educação. A educação não em um sentido estrito, relativa ao período integral da educação escolar e universitária, aos assuntos a serem ensinados, etc., mas em um sentido lato com o propósito de conectá-la com a tarefa de criação do homem novo, imbuída com o espírito de servir aos outros, um espírito que prepare as bases para a transição para a sociedade comunista avançada. Ler mais

China socialista y la educación del pueblo (1949-76) Amit Bhattacharyya

China socialista y la educación del pueblo (1949-76)

Amit Bhattacharyya

Profesor de Historia

Universidad de Jadavpur

Calcuta, INDIA

Hoy nos hemos propuesto tratar con la política de Mao Tse-tung respecto a la educación. Educación, no en el sentido estrecho del período total de la escuela y la universidad, contenidos a enseñar, etc., sino en un más amplio sentido de ligarla con la tarea de crear nuevos hombres imbuidos con el espíritu socialista de servir a otros – un espíritu que prepararía el terreno para la transición a la sociedad comunista avanzada. Ler mais